Menú

Ciudadanos tumba una propuesta de Marcos de Quinto para aflorar la economía sumergida

El Consejo General desautoriza la idea del responsable económico, defendida por Edmundo Bal minutos antes de la reunión.

0
El Consejo General desautoriza la idea del responsable económico, defendida por Edmundo Bal minutos antes de la reunión.
El diputado de Ciudadanos, Marcos de Quinto. | David Alonso Rincón

El Consejo General de Ciudadanos, máximo órgano entre congresos del partido naranja, se reunía este lunes sin convocatoria de prensa para aprobar el programa electoral con el que Albert Rivera concurrirá a las elecciones del 10-N. Para la reunión, que normalmente se suele realizar en algún hotel o salón de actos por razones de espacio, se habilitaba la sala de prensa de la sede central del partido, en la primera planta de Alcalá 253, frente a la Plaza de Toros de Las Ventas, a la vista de los transeúntes.

Mientras los consejeros iban llegando, entre ellos algunos tan distinguidos como los vicepresidentes de Andalucía y Madrid, Juan Marín e Ignacio Aguado, el portavoz adjunto parlamentario, Edmundo Bal, comparecía ante los medios en la calle, frente a la pancarta con el lema "España en marcha", el elegido esta vez para la campaña. Bal confirmaba la propuesta del área económica, adelantada el sábado por la Agencia EFE, para hacer aflorar la economía sumergida a un tipo impositivo del 10% y atribuía a Marcos de Quinto su autoría, algo que a última hora de la noche negaban fuentes del equipo económico naranja. Según los cálculos de ese equipo, si aflorase al menos una tercera parte de esa economía que, por una razón u otra, no declarara su actividad, el Estado podría recaudar más de 4.000 millones de euros. Fuentes de ese equipo justifican la medida asegurando que en muchos sectores se ven impulsados a no declarar su actividad ante los impagos que sufren, por ejemplo, de las administraciones públicas.

Nada que, según Bal, pudiera hacer recordar a la célebre "amnistía fiscal" aprobada en su día por el Gobierno de Mariano Rajoy, no sin polémica. "Somos totalmente enemigos de cualquier sistema de amnistía fiscal" afirmaba el abogado del Estado, especialista en materia fiscal al haber sido el abogado que ha representado a España en los litigios con muchas estrellas de fútbol acusadas de fraude fiscal. Bal defendía que el objetivo era que "al pagar más personas, cada uno de nosotros pueda pagar menos y el dinero se quede en nuestro bolsillo, y lo dediquemos al consumo, a la inversión y al ahorro, que es lo que genera riqueza". Pero sus palabras ya eran viejas nada más ser pronunciadas.

Enmiendas apresuradas

El Consejo General terminaba por tumbar la propuesta del equipo económico, que queda así fuera del programa con el que, por cuarta vez, Albert Rivera solicitará la confianza de los españoles el próximo 10 de noviembre. No sólo eso, sino que el punto 153 del programa, dedicado en principio a garantizar los pagos con tarjeta de crédito y a eximir de las comisiones por los mismos a los medianos y pequeños empresarios, se remedaba de manera apresurada para añadir una crítica expresa a las amnistías fiscales y la propuesta de prohibirlas expresamente por ley para "garantizar la igualdad de trato de todos los contribuyentes".

Según fuentes presentes en la reunión, la propuesta del 10% planteada por el equipo económico llegaba derrotada al plenario, donde sí se admitía introducir en el programa electoral naranja -que esta vez coordina Marina Bravo y no el dimitido Toni Roldán, como ocurrió en abril- algunas medidas para lograr el mismo objetivo: hacer aflorar la economía sumergida.

La propuesta del 10% llegaba lastrada después de que el propio Rivera, preguntado por la misma el domingo en La Sexta, negase que fuera a haber ningún tipo de amnistía fiscal. "Muchos españoles saben la batalla que dimos con la amnistía fiscal que hizo el PP en su día" decía el presidente de Ciudadanos a preguntas del programa El Objetivo.

El programa de Ciudadanos sí incluirá, como ya ocurrió en abril, medidas de choque fiscales para combatir la despoblación. Un alivio en los impuestos que además de en el IRPF esta vez se extiende a los empresarios afincados en las provincias de la llamada España Vacía, mediante una bonificación de hasta el 60% en el Impuesto de Sociedades.

Al final del lunes, horas antes de la participación de Rivera en un programa de gran audiencia televisiva, El Hormiguero de Antena 3, el equipo económico encajaba una derrota, pero Rivera puede continuar intentando remontar las cada vez más adversas encuestas sin el lastre de ser un candidato que propone una nueva amnistía fiscal, fuese esto o no cierto.

En Libre Mercado

    Lo más popular

    Servicios