Menú

Control medioambiental: clave para asegurar la sostenibilidad

La planta de Ence en Pontevedra lleva a cabo rigurosos controles que avalan su calidad ambiental.

0
La planta de Ence en Pontevedra lleva a cabo rigurosos controles que avalan su calidad ambiental.
Biofábrica de Ence en Pontevedra | Ence

La excelencia medioambiental se ha convertido en un valor exigible a las empresas para legitimar su actividad en un determinado territorio. Minimizar su impacto medioambiental es imprescindible y, para ello, la sostenibilidad debe ser un eje estratégico y estar muy presente en todas las operaciones que se lleven a cabo. Algo que sólo puede medirse a través de un riguroso control medioambiental.

El estricto control de todos los parámetros es, así, esencial para poder adecuarse a la normativa vigente en materia medioambiental.

La calidad del efluente y de las emisiones aéreas; la reducción del consumo de agua; la eficiencia energética; la reutilización y revalorización de los recursos, son los indicadores que evidencian el compromiso de una industria con su entorno y con la sostenibilidad: con el cambio de paradigma que representan la bioeconomía y la economía circular.

Este es el caso de la planta de Ence en Pontevedra, cuyo objetivo no es sólo cumplir con la citada legislación –algo que consigue, holgadamente– sino ir más allá, aportando valor, respetando y cuidando su entorno. Así, distintos y continuos mecanismos de seguridad vigilan y garantizan que la calidad del aire y el agua en los alrededores de esta biofábrica, no solo cumplen con la normativa vigente, sino que se sitúan muy por debajo de estos límites.

De hecho, los resultados de gestión ambiental de este centro de operaciones mejoran hasta un 77% los indicadores BREF, que definen las mejores prácticas en la Unión Europea para la producción de pasta.

Por lo que se refiere a las emisiones atmosféricas, todos los focos de emisión se monitorizan una vez por segundo a través de medidores calibrados por una empresa externa acreditada. Además, en los alrededores de la planta hay diferentes cabinas de inmisión para controlar la calidad del aire de la zona: una cabina de la Xunta de Galicia y dos cabinas propias de Ence, para reforzar el control.

En cuanto al efluente, Ence Pontevedra lleva a cabo un análisis diario, mediante la toma de muestras cada 10 minutos a lo largo de las 24 horas del día. Asimismo, se efectúa una prueba semanal por parte de una empresa acreditada, que se reporta a la Xunta de Galicia, además de un nuevo control de las aguas de la Ría de Pontevedra, según la revisión de la Autorización Ambiental Integrada (AAI).

Anualmente se realizan ocho controles por parte de una Empresa Colaboradora de la Administración Hidráulica (ECAH) de todos los parámetros relevantes de la calidad del agua de la Ría de Pontevedra (sedimentos, moluscos, color, pH, conductividad, mercurio, carbono orgánico, oxígeno…). También se realizan cuatro controles anuales en sedimentos y moluscos tomados en 24 puntos de esta Ría.

Como prueba de la calidad del efluente, merece la pena señalar que en el área de la Ría de Pontevedra próxima a la biofábrica hay siete playas con el distintivo de bandera azul de la UE: Cabeceira, en Poio; Portocelo, Mogor, Aguete, Santo do Mar y Loira, en Marín; y Panadeira, en Sanxenxo. Igualmente, en esta zona se encuentran importantes bancos de marisqueo y las lonjas de pescado y marisco de la Ría de Pontevedra obtuvieron en 2018 la mayor facturación de los últimos 12 años.

Por otro lado, el proyecto "Nuevo ciclo del agua" permitirá reducir en un 40% el volumen de efluente a la Ría y tomar del rio Lérez solo un 60% del caudal consumido en la actualidad.

Desde 2010, y en colaboración con la Universidad d Santiago, se trabaja asimismo en un proyecto destinado a minimizar los olores de la fábrica, y que ha logrado importantes avances, llegándose a reducir en 2019 en un 99,3% las emisiones olorosas de la biofábrica respecto a los niveles de 2010.

ence-proceso-25102019.jpg
Control medioambiental | Ence

Fruto de estos esfuerzos, la planta ha sido distinguida con importantes reconocimientos internacionales, como la Distinción Oro de la Comisión Europea por su mejora medioambiental y la ecoetiqueta Nordic Swan, sello ecológico oficial de los gobiernos escandinavos.

El pasado mes de julio, la planta ha obtenido el Certificado "Residuo Cero" de AENOR. Este reconocimiento es otorgado a aquellas organizaciones que llevan a cabo una gestión más eficiente de sus residuos y que son capaces de valorizarlos.

Transparencia

Ence Pontevedra publica diariamente en su web sus indicadores ambientales, como muestra de su compromiso con la transparencia y con la sostenibilidad.

Con esta iniciativa, única en la industria española, Ence persigue acercar a la ciudadanía, cada día, sus datos de desempeño ambiental de la jornada anterior.

Dichos datos aparecen comparados, además, con los parámetros establecidos en la Autorización Ambiental Integrada que asegura el funcionamiento sostenible de la planta y también con los indicadores BREF de la Unión Europea, que determinan las mejores técnicas disponibles para la industria.

En Libre Mercado

    Servicios