Menú

'Dormir con los 33.847 Caídos': "La Hospedería está a rebosar. Tememos que Sánchez acabe con esto'"

Convenciones, excursiones de grupos de parroquias, turistas, jornadas de multinacionales, el hotel del Valle de los Caídos se reactiva como nunca.

0
Convenciones, excursiones de grupos de parroquias, turistas, jornadas de multinacionales, el hotel del Valle de los Caídos se reactiva como nunca.
Alex Navajas, director de la Hospedería del Valle de los Caídos (Valle de los Caídos) | Libertad Digital

Silencio y una inconmensurable paz se siente al entrar en la Hospedería de la Santa Cruz en el Valle de los Caídos. Pocos conocen que allí se puede pasar la noche, a pocos metros de las 33.847 víctimas de ambos bandos de la Guerra Civil española.

A estas alturas resulta imposible reservar. El hotel de 120 habitaciones ubicado dentro del Valle está completo. Al presidente socialista en funciones no parece haberle salido la jugada como esperaba. "El efecto Sánchez nos ha beneficiado. No dejan de venir turistas de todas las partes interesados en dormir dentro del monumento funerario de reconciliación", apunta Alex Navajas, director de la impresionante Hospedería.

entrada-hospederia.jpg
Entrada Hospedería Santa Cruz dentro del Valle de los Caídos

La exhumación de Franco ha disparado el interés por el Valle, olvidado y casi abandonado a su suerte en las últimas décadas por los sucesivos gobiernos. La economía del impresionante conjunto monumental funerario ha crecido con fuerza. Los intentos socialistas de demonizar el lugar sacrosanto y condenarlo, han resultado en vano. El Valle se ha fortalecido y los huéspedes en Booking y TripAdvisor hacen cola para conseguir una de las 120 habitaciones con 240 camas disponibles.

La Hospedería era cosa de los monjes benedictinos desde que abriera en el año 1959. Pero los frailes no sabían cómo llevarla. Los últimos 15 años anteriores a 2017 solo tenía pérdidas. Hasta que hace tres años comenzó su modernización con Alex Navajas, actual director. "Ellos no sabían llevar una empresa. Son monjes, intelectuales y muy cultos pero este maravilloso lugar necesitaba a darse a conocer y no sabían hacerlo", nos cuenta Alex rodeado de cuadros históricos.

Al fondo hay un restaurante, el paraje es espectacular. La colosal Cruz preside el complejo hotelero. Navajas la mira, "es una pena que se esté derruyendo toda la base. Ya no se puede subir. ¿Sabías que es la Cruz más grande del mundo? Es cinco veces mayor que el famoso Cristo Redentor de Río de Janeiro y tres veces más grande que la Estatua de la Libertad", comenta con orgullo.

cruz-valle.jpg

"El Valle se conoce mucho en el mundo. Una vez, recuerdo que vino un grupo de turistas americanos y me dijeron al observar la Cruz: "los españoles no tenéis ni idea de lo que tenéis aquí. Es increíble", cuenta apasionadamente mientras recorremos las estancias. "Y ahora mírala (a la cruz), cerrada, no se puede subir. Ningún gobierno ha querido restaurarla y se está cayendo. Las izquierdas quieren acabar con todo esto y Rajoy en su momento se hizo el loco, no se atrevió a repararla".

15 empleados se encargan de que todo reluzca. Las mesas del restaurante se empiezan a llenar. "Esto es un lugar de retiro espiritual para muchos grupos de parroquias que vienen hasta aquí. También pernoctan conocidas multinacionales (se ríe y no quiere decir cuáles) y realizan convenciones y jornadas de convivencia entre los empleados. Se hacen charlas, conferencias y talleres de meditación. También reservan parejas jóvenes y familias para pasar el fin de semana. Es una experiencia dormir en un lugar sagrado como este".

Albañiles y fontaneros van de una habitación a otra. "Estamos de reformas con lo que podemos y los beneficios que vamos obteniendo. Hemos aumentado un 33% las visitas desde julio de 2018 cuando empezó el discurso del PSOE sobre la exhumación. En los últimos tres meses hemos vuelto a crecer en reservas en otro 17%. Hemos aprovechado para invertir en la optimización del lugar. Cuando llegué en 2017, aquí había colchones de Barcelona 92", resalta sonriente.

suite-valle-caidos.jpg
Suite en el Valle de los Caídos

La Biblioteca secreta

Proseguimos la visita. Navajas nos conduce a una de las salas secretas recién abierta a los huéspedes y visitantes. Se trata de la Biblioteca del Valle, fue cerrada en 1981 por el gobierno del PSOE.

25.000 libros reposan en las estanterías de nogal. "Estos ejemplares fueron recogidos tras la Guerra Civil. De aquí emanaban leyes. Hasta la biblioteca venían a estudiar dirigentes de los años 50 y 60 para conocer cómo llevar la economía de España al crecimiento y prosperidad. También, se pretendía culturizar a los españoles para que no se volviera a caer en una Guerra Civil. Yo no soy franquista ni antifranquista, en el Valle se cuenta la historia como fue no como la manipula la izquierda. Los monjes aquí rezan por los dos bandos y por la unidad de España, ¡y a diario!", asiente el hotelero.

biblioteca-valle-de-los-caidos.jpg
Biblioteca centenaria recién abierta al turismo: "De aquí emanaban leyes", cuenta el responsable

Entre los títulos que reposan en las vitrinas de cristal se puede leer: Igualdad de los trabajadores en la empresa, Síntesis de la moral social y económica, La concentración urbana en España, sus problemas demográficos y culturales, Manual para llevar una empresa, El turismo emergente en España. Hoteles y expansión… Navajas confiesa que muchos al entrar en la biblioteca se sorprenden. "Si abres las páginas se aprecia el interés que había en la época por aplicar la igualdad de los trabajadores en las fábricas y empresas", relata el director.

Mientras tanto, los camareros en el otro ala sirven botellas de vino. "Una copa por todos los caídos", brinda un comensal. Una mujer que viene de visitar la Basílica más abajo se dispone a pedir el menú en la mesa de al lado. "Esto no es un lugar de culto al fascismo, nunca lo fue como puedes ver. Sánchez ha vendido que esto estaba militarizado. Como si aquí hubieran miles de personas levantando el brazo y haciendo el saludo fascista. Sin embargo, cuando los periodistas entran no dan crédito a la belleza de este lugar. Lo mismo le ocurrió a Gabriel Rufián. Quería acabar con el Valle y cuando vino me dijo que se había quedado sin palabras", advierte el responsable de la Hospedería.

restaurante-valle-caidos.jpg
Restaurante de la Hospedería del Valle

Huele a estofado. "Ya empieza esto a llenarse. Las cocineras no paran. ¿Sabías que la chef fue concejal de Izquierda Unida? Como ves, aquí cada cuál tiene su ideología y no pasa absolutamente nada. ¿Qué va a pasar?". Queremos ir a conocer a la cocinera expolítica pero el director se ríe y nos adelanta que "ella no quiere salir".

Subimos a la segunda planta. "Esta es la suite Junior. La más solicitada, cuesta 104 euros la noche". El resto de habitaciones tienen un precio de 29 euros la individual y 56 euros la doble, pero la suite es la más solicitada", cuenta el responsable.

gimnasio-valle-de-los-caidos.jpg
En el Valle tienen hasta su gimnasio: "Los empresarios son los que más lo utilizan"

Miedo en el Valle

Pese a las alegrías que ha supuesto la reactivación económica del Valle, empleados y frailes tienen miedo. "Tememos que Sánchez acabe con esto. Lo próximo será dejar caer todo, los benedictinos y el prior, Santiago Cantera, están muy afectados", lamenta Navajas.

Una señora que se acaba de apear de su vehículo en la entrada del hotel critica lo que está sucediendo. "Quieren desahuciar a los monjes. Es triste. Ellos lo único que han hecho es cuidar de su casa. Jamás se han decantado por ningún bando. Los españoles y su memoria no merecen esto. Yo rezo y pido porque Carmen Calvo y Pedro Sánchez cambien de parecer", afirma la mujer con contundencia. "Está usted pidiendo un milagro", contestamos. "¡Lo sé!", responde, y se aleja riéndose a recoger sus maletas junto a sus hijos. Navajas se despide, vienen más autobuses. Se acumula el trabajo, en el Valle hay mucha vida.

En Libre Mercado

    Lo más popular

    Servicios