Menú

Las exigencias de Teruel Existe: una "fiscalidad diferenciada" y disparar el gasto público

En el pasado, el tipo de iniciativas de este partido aragonés, que ha logrado un escaño, se han traducido en grandes fiascos.

0
En el pasado, el tipo de iniciativas de este partido aragonés, que ha logrado un escaño, se han traducido en grandes fiascos.
El diputado electo de Teruel Existe, Tomás Guitarte (i), junto al número dos de la candidatura, Manuel Gimeno | EFE

La agrupación de electores Teruel Existe dio la sorpresa en los comicios del pasado 10-N. Tal y como pronosticaron algunos sondeos, la formación provincial aragonesa ha logrado un escaño en un muy fragmentado Congreso de los Diputados que, durante la próxima legislatura, agrupará a más de una quincena de partidos.

El líder de la candidatura de Teruel Existe es Tomás Guitarte. La hemeroteca muestra que su participación política se remonta a finales de los años 90, cuando saltó a la palestra su propuesta de alterar el trazado del AVE Madrid-Valencia para incluir una parada en la capital turolense. La idea no fue a más, pero este arquitecto de 48 años empezó a moverse en círculos políticos regionales y acabó militando en la Chunta Aragonesista (CHA), formación por la que optó a varios cargos públicos, sin éxito.

Guitarte dejó CHA y ahora llegará al Congreso como representante de Teruel Existe, una agrupación de electores que hereda el nombre de una plataforma ciudadana creada en 1999, al calor de distintos movimientos locales que reivindicaban una mayor atención a la provincia por parte de la Administración nacional.

El salto a la política nacional llega casi por sorpresa y se produce tras haber obtenido 19.696 votos, que equivalen al 26,7% de los sufragios provinciales y, de hecho, hacen que la candidatura de Teruel Existe sea la lista más votada de la demarcación, por delante del 25,5% que cosechó el PSOE o del 23,7% que logró el PP.

Cuatro ejes

Más que un manifiesto ideológico o un plan de acción, el programa electoral de Teruel Existe está conformado por un catálogo de reclamos que, en esencia, exigen un fuerte aumento del gasto público consignado por la Administración Central a la provincia. El eje del discurso es la despoblación, en línea con el discurso sobre la "España Vaciada" que tanto vuelo ha cogido en los medios de comunicación durante los últimos años.

Las peticiones de Teruel Existe pueden resumirse en cuatro puntos: El primero se refiere a la despoblación, que se pretende revertir con las siguientes medidas:

  • Mecanismo estable de financiación para la repoblación y el reequilibrio territorial.
  • Fiscalidad diferenciada en las zonas despobladas.
  • Descentralización de las sedes de organismos públicos.
  • Rehabilitación del parque de vivienda del medio rural para su puesta en alquiler.
  • Asignación de fondos de la UE para las zonas despobladas.
  • Apoyo a todos los sectores económicos del medio rural y el teletrabajo.

En segundo lugar, el programa incluye varios puntos referidos al medio rural:

  • Apoyo a la agricultura y ganadería profesional.
  • Aumento del número de guardias civiles presentes en el medio rural.
  • Mantener y potenciar el Patrimonio material e inmaterial de Teruel.

La tercera línea de trabajo de la agrupación de electores es una relación de infraestructuras que, en opinión de Teruel Existe, deben impulsarse:

  • A-68. Redacción de proyectos y ejecución de cinco nuevos tramos de la autovía.
  • Corredor ferroviario. Desarrollo del tramo Zaragoza-Teruel-Sagunto.
  • N-330/420. Obras de mejora en la carretera que conecta el Rincón de Ademuz con Teruel.
  • A-40. Conexión con la Autovía de Castilla-La Mancha.
  • A-25. Desarrollo de una nueva autovía que conecte Teruel con Madrid.
  • Variantes. Construcción de diez nuevas variantes en las carreteras regionales.

El cuarto punto, dedicado a las telecomunicaciones, incluye solamente dos medidas:

  • En el marco del Programa Conecta Europa, todas las poblaciones deben tener nodos de fibra óptica a menos de 20 kilómetros. Por otro lado, es preciso cumplir la Orden Ministerial que obliga a los grandes operadores a garantizar el acceso a internet en las zonas rurales con un mínimo de 30 Mbps.
  • Cobertura 5G. Implantación, en 2020, de cobertura 5G en la provincia de Teruel como territorio piloto para desplegar esta nueva tecnología y así acabar con la brecha digital.

El quinto y último punto pide una "transición justa" en la comarca de Andorra:

  • Reindustrialización e inversión económica antes del cierre de la central térmica de Andorra.
  • Reconversión de la vía de tren que suministra carbón a la central.
  • Elevación de aguas del Ebro a la zona de Andorra, sin limitación de usos.

El programa de Teruel Existe para las elecciones del 10-N no viene acompañado de una memoria económica ni de una estimación de los costes que tendrían las distintas medidas propuestas. Por otro lado, su breve extensión (un folio) hace que la aportación de detalles adicionales sea casi testimonial. Por lo tanto, hablamos más bien de una mera declaración de intenciones que de un manual riguroso y listo para ser llevado a la acción de gobierno.

El denominador común, en cualquier caso, que desprenden los cinco puntos de Teruel Existe es un aumento del gasto público en la provincia, con la expectativa última de que dicha política pueda generar una mayor riqueza en el territorio aragonés. Aunque la dinámica económica penaliza a las zonas rurales e impulsa las grandes capitales económicas, desde la agrupación de electores creen que esta tendencia puede invertirse a golpe de intervenciones varias. En esencia, son políticas "de demanda" y no "de oferta", de modo que se pueden inscribir en una concepción keynesiana del crecimiento económico.

No queda claro, por otra parte, que la financiación autonómica de Aragón presente grandes anomalías. El cálculo carga-beneficio de las balanzas fiscales muestra que la región tiene un saldo razonablemente equilibrado con la Administración Central (aporta fondos equivalentes al 1% de su PIB). Por lo tanto, hay dudas razonables sobre el relato de Teruel Existe.

Por otra parte, hay que tener en cuenta que, en el pasado, este tipo de iniciativas se han traducido en grandes fiascos. Por ejemplo, de 1993 a 2016 se desarrolló el llamado Fondo de Inversiones de Teruel, un proyecto valorado en 934 millones de euros que terminó financiando "elefantes blancos" como la Ciudad del Motor, que acumuló 40 millones de pérdidas entre los años 2010 y 2015.

En Libre Mercado

    Servicios