Menú

La vida capitalista de Anna Gabriel en Suiza: casa propia, médico privado y extra de "la caja de resistencia"

A la comunista de la CUP le va de maravilla en Ginebra, ciudad que calificaba como "cueva de ladrones y empresarios explotadores".

0
A la comunista de la CUP le va de maravilla en Ginebra, ciudad que calificaba como "cueva de ladrones y empresarios explotadores".
Anna Gabriel y su abogado, defensor de etarras, Olivier Pete | EFE

Casi dos años lleva viviendo en Suiza Anna Gabriel. Huida de la justicia, la separatista de extrema izquierda y líder de la CUP se ha acomodado y tiene vida nueva, por supuesto, contraria a sus teorías marxistas.

La comunista se ha estabilizado en el país más capitalista del mundo, y dicho sea de paso, en Ginebra, la ciudad más cara del planeta. La anticapitalista no eligió para asentarse La Habana, uno de sus lugares de referencia política. Ella prefirió escapar a la malvada "cueva de ladrones del mundo", nombre con el que denominaba a Suiza. Un lugar que describía como hostil y perverso. Hasta que tuvo que afrontar la realidad y, claro, una cosa es apoyar el régimen de Nicolás Maduro y otra vivir en él. Eso ya para los venezolanos. Ella, a Ginebra. Y le va de maravilla.

Las últimas noticias que llegan de Anna Gabriel es que se ha aburguesado como nadie. Aún más sí cabe. Sigue sin su famoso flequillo y trabaja en un despacho de abogados con contrato indefinido, según informó en Radio Cataluña en una entrevista reciente.

Hace poco se dejó ver en lo que parecía una modesta habitación de su apartamento. Pero de modesto, nada. Solo alquilar una habitación en Ginebra cuesta entre 700 y 1.000 euros. En su caso, la anticapitalista podría estar pagando entre 1.700 y 2.500 euros mensuales por su apartamento, que es la renta media de un piso para una o dos personas en Ginebra dependiendo de la zona.

Una docena de huevos: 5 euros

A esta cantidad hay que sumarle los gastos de alimentación que nada tienen que ver los precios del Mercadona en España. Por ejemplo, si Anna Gabriel quiere tener lo básico, una docena de huevos le costará 4,98 euros como mínimo y si está de oferta. Si acompaña los huevos fritos de una cerveza, una lata de 0,33 cl del supermercado le saldrá por 2,13 euros.

En total, el gasto medio estimado de alimentación por persona en Suiza ronda los 400 y 500 euros al mes y sin excesivos caprichos. Pero la ex-CUP no anda escasa. Recientemente, ha comunicado que ha empezado un doctorado en la Universidad de Ginebra.

Doctorado y médico privado

Las tasas de matriculación de un doctorado en una universidad pública en suiza doblan a las españolas. Alrededor de 4.000 euros ha tenido que abonar la separatista para empezar a preparar la tesis. Su deseo es volver a ejercer como profesora de universidad pero para hacerlo, aclaró, "tiene que ser doctorada por el país helvético".

De momento, en la ciudad del refresco a 5 euros y el café a 4, la comunista se mueve con pez en el agua. Ha debido de contratar un seguro médico privado obligatorio en Suiza, con un coste de 150 a 200 euros al mes. Y, la gran pregunta es ¿cómo le llega?

Caja de la resistencia

En el momento en el que huyó de la justicia española, la CUP creó "la caja de la resistencia solidaria para Anna Gabriel". Lo hicieron con la ayuda de los padres de la política extremista, ambos también de ideología comunista. Así, la niña de la CUP, la favorita del partido anticapitalista, enviaba y sigue enviando dinero de la hucha exclusiva.

Al igual que el rapero comunista huido de la justicia española, Valtonyc, en Bélgica, Anna Gabriel no tiene pensamiento de volver a España. Y mucho menos ahora que, quizás, se cumpla el sueño de su paraíso comunista con el recién estrenado preacuerdo PSOE-Podemos. Y del procés ni hablemos. Mejor, Suiza.

En Libre Mercado

    Lo más popular

    Servicios