Menú
José María Rotellar

Bruselas pide a España un ajuste de 10.000 millones y Sánchez calla

El elemento más vulnerable de la economía española es su nivel de endeudamiento, que roza el 100% del PIB. Bruselas no ha dudado en llamar la atención a nuestro país por este riesgo.

José María Rotellar
0
El elemento más vulnerable de la economía española es su nivel de endeudamiento, que roza el 100% del PIB. Bruselas no ha dudado en llamar la atención a nuestro país por este riesgo.
Pedro Sánchez con unas simpatizantes tras votar en la consulta del PSOE | EFE

Como ya hemos comentado en anteriores ocasiones, quizás el elemento más vulnerable de la economía española es su alto nivel de endeudamiento público, que roza el 100% del PIB. Sin embargo, este hecho no parece preocupar mucho ni a Pedro Sánchez ni a la izquierda en general, pues sus propuestas, acuerdo de Gobierno incluido, se basan siempre en un importante incremento de gasto público, que termina desembocando en más déficit y más deuda.

Prueba de ello es que nada más llegar al Gobierno modificaron el objetivo de déficit para 2019, que pasaron del 1,3% al 1,8% para elevarlo después al 2,1%, aunque actualmente han ajustado la estimación al 2%, pero todas las previsiones nacionales e internacionales estiman que puede estar por encima de dicho 2%.

rotellar-1.png

De hecho, Banco de España estima un 2,5% de déficit para el presente ejercicio. Es decir, que la desviación se elevará 1,2 puntos del PIB, equivalente a 14.500 millones de euros.

rotellar-2.png

Con esa política de incremento de gasto público continuaron cuando acordaron con Podemos el fallido proyecto de Presupuestos. En el mismo, elevaba el techo de gasto no financiero en más de 5.000 millones de euros y el gasto consolidado en 23.000 millones de euros.

Entre medias, Sánchez adoptó medidas de incremento de gasto a través de lo que llamó "viernes sociales" y que la oposición consideró que, realmente, eran "viernes electorales". Con independencia del nombre, sí que adoptó una serie de acuerdos que comprometieron el gasto público, con importantes aumentos a futuro, hasta sumar 9.025 millones de euros, tal y como muestra el siguiente detalle:

  • Igualdad: 1.000 millones.

  • Estiba: 225 millones.

  • Flexibilización del gasto de corporaciones locales: 6.200 millones (la suma del superávit de las corporaciones locales, que ahora, con la flexibilización, permitirá gastar).

  • Ayuda a mayores de 52 años de paro de larga duración: 1.600 millones.

¿Y qué ha producido todo eso? Una mayor tensión de gasto y una elevación permanente del endeudamiento. Desde que gobierna Sánchez, la deuda se ha incrementado en 49.960 millones de euros.

rotellar-3.png

Sólo en el último mes disponible septiembre– la deuda aumentó en 7.021 millones de euros. Es cierto que durante el año hay oscilaciones en el volumen de deuda por el ritmo de emisiones y de amortizaciones, pero la tendencia es claramente creciente. De esa manera, desde que gobierna Sánchez la deuda se incrementa en 102,03 millones al día, pero en el último mes ese incremento es de 234 millones de euros diarios.

rotellar-4.png

Ante esto, Bruselas ha contestado al plan presupuestario remitido por el Gobierno hace unas semanas. En él viene a decir que el contenido de dicho plan es endeble, que considera que el gasto va a ser mayor y que no se va a poder recaudar lo estimado por el Gobierno y que, por tanto, existe riesgo de incumplimiento de los objetivos de déficit y deuda.

De esa forma, Bruselas considera que en lugar de un déficit del 2% en 2019, se elevará tres décimas más, hasta el 2,3%, y que en 2020 será del 2,2% en lugar del 1,7% que estima el Gobierno. Por ello, considera que el Gobierno no está siendo lo suficientemente consciente del nivel de endeudamiento sobre el PIB que tiene España, que ha interrumpido su bajada desde que gobierna Sánchez.

rotellar-5.png

Eso llevará a que la deuda no cerrará en el 94,6% del PIB en 2020, sino en el 96,6%, según estima Bruselas.

rotellar-6.png

Por ello, Bruselas le pide al Gobierno un ajuste del déficit estructural de 8 décimas del PIB, alrededor de 10.000 millones de euros, que el Gobierno deberá detallar. Sin embargo, su preacuerdo con Podemos para formar gobierno van en sentido contrario, puesto que apuesta por el incremento de gasto a la luz de las medidas que propone en su decálogo y del acuerdo que, en su día, firmaron sobre los presupuestos.

España tiene que ser consciente del nivel elevado de endeudamiento que tiene, que no puede seguir gastándose más de lo que se ingresa, que la solución no es subir impuestos, sino bajarlos y destinar el gasto a los servicios esenciales, y procurar el impulso de reformas profundas que agilicen la economía y generen, así, actividad económica y empleo. Es todo lo contrario de lo que parece que será el gobierno entre PSOE y Podemos, a la vista de sus programas electorales, especialmente el de los comunistas, que contiene medidas populistas de incremento de gasto que, de aplicarse, provocarán un importante daño a la economía y al empleo.

En Libre Mercado

    Lo más popular

    Servicios