Menú

La propietaria acosada por Irene Montero lleva a juicio a a los okupas y al Sindicato de Inquilinos

Los okupas, defendidos por Podemos, todavía siguen viviendo gratis en casa de esta mujer.

Libre Mercado
0
Los okupas, defendidos por Podemos, todavía siguen viviendo gratis en casa de esta mujer.
Irene Montero | LD

A mediados de octubre, Irene Montero, la portavoz de Unidas Podemos, desataba el escándalo revelando el nombre y apellidos de una propietaria que después de doce años había decidido subir el alquiler a sus inquilinos. Otros diputados de Podemos, como Ione Belarra o Rafa Mayoral, se unían rápidamente al señalamiento público contra la propietaria.

El nombre de Esther Argerich dio la vuelta a España quebrantando diferentes derechos, tal y como señalaron los expertos consultados por Libre Mercado. Según el testimonio de la portavoz de Podemos, los inquilinos llevaban 12 años pagando 1.000 euros al mes de renta, sin haber sufrido subidas, y cuando la dueña del piso decidió encarecer la mensualidad hasta la "abusiva" cantidad de 1.300 euros dijeron que no podían pagar, pero también que se negaban a irse. Podemos exigía a Argerich que desistiera de la osadía de subir el alquiler a una familia en la que el marido "cobraba 2.500 euros al mes y cuyos dos hijos trabajan", según la dueña.

El testimonio de Argerich, que salió a la luz días después de que Irene Montero la identificase, revelaba el calvario que ha sufrido esta mujer sólo por el hecho de haber puesto su piso en alquiler. La propietaria aseguraba que los Sindicatos de Inquilinos llevaban acosándola desde antes de que la portavoz de Podemos diera su nombre y que habían llegado a hacer escraches en la puerta de su trabajo para presionarla y que no subiera la renta a sus alquilados.

Pide justicia

Ahora, según informa Idealista News, la propietaria ha decidido reclamar justicia y demandar a Juan y Lívia (inquilinos del piso) así como a Pablo Ruíz de la Oficina de Vivienda Popular de Gràcia y a Jaime Palomera, del Sindicat de Llogaters, por acoso, coacción y amenazas.

La denuncia, interpuesta en primavera por Argerich, se ha materializado esta mañana, con la citación de los cuatros acusados. Frente a la Ciudad de la Justicia de Barcelona han estado algunos de los simpatizantes del sindicato. Lo más escandaloso del asunto es que los okupas todavía siguen viviendo en casa de esta mujer.

En Libre Mercado

    Lo más popular

    Servicios