Menú

Portugal, ¿un refugio para huir si Podemos llega al Gobierno?

Portugal ofrece atractivas ventajas fiscales a los extranjeros que quieran trasladarse a su territorio.

0
Portugal ofrece atractivas ventajas fiscales a los extranjeros que quieran trasladarse a su territorio.
Sánchez e Iglesias | EFE

Desde que Pedro Sánchez y Pablo Iglesias firmaran el preacuerdo exprés entre PSOE y Podemos para formar gobierno, la inquietud se ha extendido entre buena parte de los contribuyentes. Y no es para menos, porque las propuestas de estos dos partidos amenazan al ahorro y vaticinan una batería de subidas fiscales que puede suponer la mayor de la historia reciente.

Para salvaguardar su patrimonio, algunos ciudadanos ya se están planteando elaborar un Plan B, y Portugal ha despertado el interés de muchos de ellos. La cercanía del país luso con España, sus semejanzas culturales, la estabilidad política, la buena marcha de su economía y, sobre todo, las ventajas fiscales que ofrece a los extranjeros son las razones que explican que este destino se esté postulando como el refugio ideal para huir de los planes de Sánchez e Iglesias.

En el despacho Belzuz Abogados aseguran que las consultas de españoles para trasladarse a Portugal han aumentado desde las pasadas elecciones del 10 de noviembre. "Evidentemente. La inestabilidad política y económica de España y la elevada carga fiscal está haciendo que muchos españoles se planteen el cambio de residencia a Portugal", declara a Libre Mercado la directora de este despacho en Portugal, Luisa Cinca. Al que fuera director de la Agencia Tributaria (AEAT) entre 1998 y 2001, y actual socio de Ruiz-Jarabo Asociados, Ignacio Ruiz-Jarabo, no le sorprende esta situación. "Es de una lógica aplastante porque Portugal lleva tiempo apostando por una fiscalidad inteligente y amigable. Está lanzando el mensaje de 'venid, que aquí os tratamos bien', mientras que en España nos enfrentamos a la agresividad de Hacienda", asegura.

Fue en el año 2009 cuando Portugal implementó el régimen de Residentes no Habituales (Residentes Não Habituais) que otorgaba una serie de incentivos a los extranjeros que quisieran mudarse a su territorio. El objetivo de esta medida era dinamizar una economía portuguesa en plena recesión, atraer inversión y aumentar su tejido empresarial. Desde entonces, los diferentes líderes del Ejecutivo luso, tanto socialistas como conservadores, no han hecho más que aumentar las ventajas para los foráneos. Según los datos del INE, en 2019, hay 13.375 españoles viviendo en el país vecino, 739 más que en 2018 y un 46% más que en 2009, el año en el que se puso en marcha el programa y sólo residían 9.136 españoles.

Los requisitos

Eso sí, este atractivo régimen tiene como objetivo conquistar a profesionales cualificados que aporten un gran valor añadido al país, a altos cargos directivos y, también, a todo tipo de jubilados extranjeros, por lo que, para poder beneficiarse de las ventajas del país luso, hay que estar dentro de alguna de estas categorías. No cualquier ciudadano de a pie puede acogerse.

"En el caso de las profesiones cualificadas, el régimen se aplica a médicos, arquitectos, ingenieros, músicos, artistas plásticos, auditores, profesionales liberales, investigadores o gestores", explica el abogado de N-Advogados y socio de Circulo Legal, Paulo Ribeiro. La lista completa de los profesionales que sí podrán buscar cobijo en Portugal está en el siguiente enlace.

Además de formar parte de alguna de estas categorías laborales o ser jubilado, hay otros dos requisitos imprescindibles para conseguir esta especie de sueño portugués:

  • No haber tenido domicilio fiscal en Portugal en los 5 años anteriores a la solicitud.
  • Residir en territorio portugués durante más de 183 días al año, seguidos o interpolados, y tener una vivienda, ya sea en propiedad o alquiler.

Ventajas y matices

Uno de los grandes beneficios que convierte a Portugal en el paraíso para los extranjeros es que aplica un tipo fijo del 20% para todos los rendimientos de trabajo de los residentes no habituales, ya sean autónomos o asalariados y "siempre que se considere que esos rendimientos resultan del trabajo cualificado indicado en la lista anterior", apunta Paulo Ribeiro. El resto de profesiones tributarían como cualquier ciudadano portugués.

Jarabo matiza que los perfiles de contribuyentes a los que les puede interesar hacer las maletas son los de "los grandes patrimonios, los autónomos, los profesionales que pueden teletrabajar y los de empresas determinadas, como las tecnológicas". Por ejemplo, si un trabajador estándar por cuenta ajena pretende marchase a Portugal, aunque esté dentro de las categorías consideradas liberales, no le quedará más remedio que dejar su trabajo en España y probar suerte en el país luso para empezar a beneficiarse de ese tipo fijo del 20%. "Tengo un cliente que se llevó a Cascais su empresa de software y está entusiasmado, porque encima, la vida es la mitad de barata que aquí, pero claro, no todo el mundo puede hacerlo", señala el experto.

Sin embargo, para los pensionistas extranjeros, Portugal se convierte en un auténtico retiro dorado, ya que "los rendimientos de las pensiones que no estén siendo obtenidas en Portugal no tributarán. Están exentos", señala Ribeiro, lo que significa que los jubilados gozan de una auténtica barra libre fiscal en el país.

Otra ventaja de la oferta portuguesa es que tiene exentos "todos los rendimientos que obtenga el nuevo residente en Portugal provenientes de España", como los rendimientos de capital o los pisos que tenga en alquiler en España, "pero tiene que tributarlos en el país de origen", aclara el experto.

John Malkovich, Michael Fassbender, Madonna o la propia Carmen Martínez Bordiú son algunos de los rostros conocidos que han caído rendidos ante estas condiciones y no han dudado en trasladarse a Portugal.

Además, los nuevos contribuyentes portugueses podrán beneficiarse de estas ventajas durante los 10 años siguientes de su inscripción en territorio luso, sin que sea obligatorio permanecer en el país por ese periodo. Pueden volver a España o a sus países de origen cuando quieran con la única penalización de dejar de tributar con unas condiciones tan beneficiosas.

¿Cómo cambio de residencia?

El primer paso para mudarse a Portugal es solicitar a la Hacienda lusa el número de contribuyente y, posteriormente, registrar en Hacienda la dirección portuguesa de la vivienda en propiedad o en alquiler en la que se va a residir. "Hay que demostrar que se tiene habitación en Portugal y la intención de establecer allí su residencia habitual y permanente. Es posible que también les puedan solicitar una prueba de la actividad cualificada que pretenden llevar a cabo, como un contrato de trabajo o contrato de prestación se servicios", explica Ribeiro.

Una vez cumplidos estos trámites, se pasa a solicitar el régimen especial del residente no habitual, que "en principio, cumplidos todos los requisitos, será aprobado en dos días", añade Luisa Cinca. Eso sí, "la Agencia Tributaria española deberá ser informada del cambio de residencia fiscal a Portugal", avisa la experta.

Para darles todas las facilidades a sus nuevos ciudadanos, la solicitud del régimen del residente no habitual se puede hacer online en la web de la Administración Tributaria Portuguesa.

Las atractivas ventajas fiscales de Portugal junto a estas facilidades han puesto en pie de guerra a la Hacienda española, que ha acelerado las inspecciones para evitar que el dinero se le escape. El fisco se está empeñando en demostrar que se está produciendo una "simulación de residencia fiscal", lo que querría decir que estos nuevos residentes portugueses, o residen en el país luso menos de los 183 días que afirman o tienen un mayor vínculo económico con España que el que quieren hacer creer a nuestras autoridades. Con ánimo de demostrarlo, la Agencia Tributaria está preguntando a los vecinos y comprueba, por ejemplo, si siguen acudiendo al médico de cabecera o al especialista en nuestro país y hasta investiga sus redes sociales, según publicó Expansión hace unos meses. "El cambio tiene que ser real porque Hacienda les puede pedir facturas, un registro de la tarjeta de crédito o analizar el consumo de luz, y les pilla", avisa Jarabo.

En Libre Mercado

    Servicios