Menú

Las estufas exteriores, las nuevas víctimas del ecologismo

La alternativa a las estufas de gas serían las de pellets que cuestan hasta 3.000 euros, mientras que las de gas cuestan máximo 260 euros.

0
La alternativa a las estufas de gas serían las de pellets que cuestan hasta 3.000 euros, mientras que las de gas cuestan máximo 260 euros.
Los jóvenes ecologistas | Pixabay/CC/lahnsteiner

La ciudad francesa de Rennes se ha convertido en la primera urbe europea en prohibir el uso de las estufas exteriores, típicamente usadas en las terrazas de los bares. La causa, según la compañía gala Carbone 4, se debe a que estas estufas emiten 14 Kg de CO2 por cada 24 horas encendidas, lo que equivaldría a recorrer 90 kilómetros con un coche de emisión media de 150g CO2/km. Esto supone que 100 estufas exteriores emitirían 1.400 kilos de CO 2 por cada 24 horas de uso. El teniente de alcalde de la ciudad, Marc Hervé, ha asegurado que la medida se ha tomado para tomar conciencia ecológica en los espacios públicos.

La normativa municipal puede encontrarse con algunos problemas. Hace 10 años un distrito de París trató de aplicar esta misma medida, pero el Tribunal de Justicia francés dio la razón a los restauradores parisinos, que interpusieron un recurso contra la norma. Por tanto, habrá que esperar a los hosteleros de Rennes y a lo que dictaminaría la justicia en caso de que estos interpongan un recurso.

La medida que, seguro que encantará a los ecologistas, puede causar serios problemas económicos a los empresarios de Rennes, ya que afecta a 500 comercios que contaban con terrazas acondicionadas. De hecho, la norma municipal ha generado una gran división de opiniones en la ciudad y en todo el país. Pero, según la estimación de la consultora Carbone 4, una terraza con cuatro estufas funcionando todo el día contamina tanto como un coche medio haciendo 350 Km.

¿Alternativas?

Una estufa exterior de gas, que son las que se quieren prohibir, cuesta entre 130 euros y 260 euros, aunque las hay más caras. Esto supone que las terrazas de Rennes han hecho una inversión en este tipo de objetos para poder utilizar estos espacios. La normativa municipal ha prohibido las estufas exteriores que funciona con gas, pero no las alternativas. Por ejemplo, invitan a sustituir estas estufas por las de pellets, que son mucho más caras. Una estufa que utiliza el pellet como combustible cuesta entre 1.500 y 3.000 euros, diez veces más de lo que cuesta una estufa de gas. La diferencia es que emiten medio kilo de CO2 al día, una cantidad inferior a la que emite el gas.

En Libre Mercado

    Servicios

    • Inversión
    • Seminario web
    • Radarbot
    • Historia