Menú

El 'efecto Laffer' de Andalucía continúa: recauda 101 millones más tras bajar los impuestos

El acuerdo entre PP, Cs y Vox redujo el IRPF, el Impuesto de Sucesiones y Donaciones o el ITP/AJD.

0
El acuerdo entre PP, Cs y Vox redujo el IRPF, el Impuesto de Sucesiones y Donaciones o el ITP/AJD.
Juan Manuel Moreno | EFE

A finales de 2018, el popular Juanma Moreno recorrió Andalucía prometiendo una "bajada masiva de impuestos". Ciudadanos y Vox no se quedaron atrás y también plantearon diversas rebajas fiscales a los ciudadanos. Sin embargo, las encuestas no invitaban al optimismo: como de costumbre, los sondeos apuntaban a la reelección de Susana Díaz y el PSOE al frente de la Junta.

Es por eso que pocos andaluces olvidarán el recuento de la noche electoral del 2 de diciembre. Contra pronóstico, la suma de PP, Cs y Vox alcanzó la mayoría absoluta y, en cuestión de semanas, la alianza de dichas fuerzas desalojó del poder a los socialistas y acabó con cuarenta años de hegemonía de la izquierda.

Siendo las rebajas fiscales un mensaje central de la campaña electoral, las miradas estaban puestas en el paquete de medidas impositivas anunciadas para el mes de abril. Entonces, el gobierno andaluz anunció una bonificación del 99% del Impuesto de Sucesiones y Donaciones, así como distintas rebajas en todos los tramos del IRPF y descuentos en el Impuesto de Transmisiones Patrimoniales y Actos Jurídicos Documentados. En paralelo, se introdujo una nueva tarifa reducida para autónomos, de 30 euros mensuales y dos años de duración para los nuevos trabajadores por cuenta propia que cumpliesen ciertos requisitos (jóvenes, zonas rurales, etc.).

Como de costumbre, la izquierda política y mediática criticó esta estrategia, afirmando que mermaría los ingresos de la Hacienda autonómica, reduciendo así el margen para atender necesidades básicas. Sin embargo, el balance recaudatorio casi definitivo para el año 2019 muestra que, pese a la rebaja de impuestos, la Junta no solo no ha visto reducidos sus ingresos fiscales, sino que ha experimentado un crecimiento en dicho epígrafe.

Aumento de la recaudación

Para ser precisos, el saldo desde enero hasta noviembre apunta que se ha producido un aumento de 101 millones de euros en los ingresos tributarios que maneja la Junta. Para ser precisos, el mismo periodo del año 2018 había generado 14.818 millones de euros, mientras que los once primeros meses de 2019 dejaron en la caja regional unos 14.919 millones.

La reducción de tipos aplicada en el IRPF no ha impedido que los ingresos mejoren en 397 millones de euros. La bonificación al 99% de Sucesiones y Donaciones ha hecho que la recaudación generada por dicho gravamen descienda en 47 millones, por encima de las estimaciones que barajaba la Junta en abril (cuando se planteaba una caída de unos 38 millones). La principal desviación se produce en el Impuesto de Transmisiones Patrimoniales y Actos Jurídicos Documentados, que pierde 70 millones, frente a una previsión que solo anticipaba un descenso de 2 millones. El resto de figuras recaudatorias experimenta subidas o bajadas, siendo 101 millones el saldo positivo neto del periodo estudiado.

En Libre Mercado

    Servicios