Menú

Bosaho, nueva directora de Diversidad Racial: anticapitalista y en contra de "los privilegios de los blancos"

La podemita es sobrina de Enrique Gori Molubela, el que fuera procurador en las Cortes Españolas durante el franquismo.

0
La podemita es sobrina de Enrique Gori Molubela, el que fuera procurador en las Cortes Españolas durante el franquismo.
Rita Bosaho, nueva directora de Diversidad Étnico Racial | EFE

Rita Bosaho nació en Guinea Ecuatorial en 1965. Vino a España con 4 años y toda su vida ha residido en Alicante. Tras militar en Podemos, consiguió ser diputada electa para la XI legislatura en el Congreso de los Diputados. Su pasión por la política la ha heredado de su familia, vinculada con la etapa del franquismo.

Es sobrina de Enrique Gori Molubela, el que fuera procurador en las Cortes Españolas de Francisco Franco por la antigua provincia española de Fernando Poo. Ideológicamente, se ha mostrado contraria a las afirmaciones de su tío que veía con buenos ojos la entrada del capitalismo como fuente de desarrollo y prosperidad para los países. Bosaho desaprueba la tesis que defendía su familiar y, en distintas declaraciones, ha admitido que su propósito es luchar contra el malvado neoliberalismo.

La recién nombrada directora de Diversidad Étnico Racial estrenará otro nuevo cargo público (con el correspondiente coste a los contribuyentes aún por desvelar), creado por los creativos de la formación de extrema-izquierda de Pablo Iglesias. Un invento más que ni Orwell hubiera imaginado en su obra 1984.

Su ascenso de diputada a alto cargo dentro del Ministerio de Igualdad, no ha estado exento de polémica. Rita Bosaho pide a los blancos que desprendan de sus privilegios y, como en un obra teatral leninista guionizada por Irene Montero, la que había sido nombrada en un principio, Alba González, ha renunciado a "sus privilegios". La dimisión, que se ha producido 48 horas después de anunciarse el cargo, da respuesta a la filosofía que define a Rita Bosaho. Gónzalez, es blanca, y por lo tanto, culpable.

Persona 'racializada'

La política izquierdista se define como una persona racializada. Una teoría procedente de activistas afroamericanas en Estados Unidos que describen dicho concepto como "una persona que, más allá de sus rasgos físicos, sufre la violencia racista que puede partir de las instituciones y los Estados, así como de la sociedad como tal y la forma de relacionarnos. Todo ello hará que un cuerpo racializado esté en distinta posición que el de un cuerpo blanco", reza uno de los manifiestos explicativos.

Al hilo de estos postulados, la podemita, tras licenciarse en Historia por la Universidad de Alicante, realizó un máster en Identidades e Integración en la Europa Contemporánea, y presentó una tesis doctoral sobre el impacto de la colonización europea en África. Sus ideas, a este respecto, son reflejadas diariamente en su cuenta oficial de Twitter.

Bosaho habla de "supremacismo blanco", pero en su perfil se define como "representante de la comunidad afro", excluyendo, por ejemplo, a asiáticos o indios. Si se trata de liderar la Diversidad Étnico Racial, ¿dónde quedan reflejados los ciudadanos originarios de otros continentes?

Por el cierre de los CIES

En cuanto a inmigración, la postura de Rita Bosaho es muy clara. La alicantina rescata lemas reivindicados durante la época de José María Aznar: "Ninguna persona es ilegal".


Su apuesta es cerrar todos los Centros de Internamientos para Extranjeros (Cies), y legalizar a todos los inmigrantes que lleguen a España. En sus más de veinte años de experiencia laboral en la sanidad pública, ha sido voluntaria en organizaciones sociales que critican la actuación de Europa con respecto a las muertes de inmigrantes en patera.

A Bosaho no le gusta tampoco la historia de los españoles. Compra en su totalidad la Leyenda Negra y, suele hacerse eco de artículos publicados en el blog Afroféminas. Algunos de los párrafos que retuitea la podemita dicen lo siguiente:

"Nada sobre la historia de lo que vuestros antepasados han hecho a las personas negras y otras personas racializadas nos sorprende como mujeres negras. Sabemos que los españoles esclavizaron, vendieron, compraron, encadenaron, colgaron, quemaron vivos, y desmembraron a cientos de miles de hombres y mujeres negros, hombres y mujeres indígenas, durante trescientos años. Sabemos que se hizo con impunidad. Sabemos que se hizo públicamente. Sabemos que el rostro negro y otras imitaciones raciales eran formas de entretenimiento para vuestros antepasados que formaban parte de un proceso deshumanizante más amplio que hacía posible la esclavitud y la postración. Sabemos que estas imitaciones nunca fueron para honrarnos u homenajearnos. NUNCA. Desafortunadamente, muchos de vosotros no sabéis estas cosas".

Por último, la nueva directora de Diversidad Étnico Racial, y en base a lo citado anteriormente, también tiene intención de eliminar "los pajes negros" o "al rey Baltasar" de las cabalgatas navideñas porque considera una ofensa que un blanco se pinte la cara de negro.

En Libre Mercado

    Servicios