Menú

Presupuestos con "impacto de género" y sectores productivos con "perspectiva de clima": las cuentas del Gobierno

El Gobierno mezcla la economía con el género hasta en los Presupuestos Generales del Estado para este año.

Libre Mercado
0
El Gobierno mezcla la economía con el género hasta en los Presupuestos Generales del Estado para este año.
Ribera, Montero y Darias, este martes | Europa Press

Hacienda ha puesto en marcha la elaboración de los Presupuestos Generales del Estado (PGE) para 2020. El departamento que dirige María Jesús Montero lo ha hecho con la publicación en el BOE este martes de la orden para dar luz verde a las cuentas del país de este año en las que se incluye por primera vez un término que nada tiene que ver con la responsabilidad fiscal o la ortodoxia presupuestaria: el impacto de género.

Montero se ha centrado en el carácter "inclusivo" y "transversal" de los Presupuestos, tal y como ha destacado en la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros, términos de moda entre la izquierda. En este sentido, la responsable de la cartera de Hacienda ha asegurado que las cuentas incluirán por primera vez un informe con el diagnóstico de la realidad de género, del que no ha dado muchos, pero con el que pretende hacer un análisis del "impacto de género de los programas ministeriales", por lo que se puede entender que todos los ministerios van a tener que hacer su propio informe de género y mandárselo al Gobierno.

En el texto de 41 folios publicado en el BOE sobre los PGE hay un apartado titulado Informe de impacto de género. Según explican, este informe estará constituido por tres capítulos principales referidos a: la Realidad, Representación y Recursos–Resultados. Así los desglosa el Gobierno:

  • Realidad: el apartado de Realidad se realizará en colaboración con el Instituto Nacional de Estadística, trabajando en los indicadores más relevantes con el propósito de realizar un diagnóstico de la realidad de género en la sociedad española.
  • Representación: analizará la situación y representación de mujeres y hombres en la Administración General del Estado.
  • Recursos–Resultados: estará constituido por los informes que los departamentos ministeriales remitan a la Secretaría de Estado de Presupuestos y Gastos antes del 20 de febrero de 2020 analizando el impacto de género de sus programas de gasto, en los términos que se establezcan al efecto por la citada Secretaría de Estado.

"Para la elaboración del Informe de Impacto de Género se constituirá un grupo de trabajo integrado por representantes del Ministerio de Igualdad, de la Secretaría de Estado de Presupuestos y Gastos, de la Dirección General de Presupuestos y de la Dirección General de Costes de Personal para conformar la redacción final del Informe del Impacto de Género, que acompañará al anteproyecto de Ley de Presupuestos Generales del Estado", añaden.

María Jesús Montero señala que las nuevas cuentas del Gobierno deben incorporar una "nueva visión transversal y estratégica", para dar respuesta a los retos presentes y futuros de la sociedad española, tras citar los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS), la meta de consolidar un modelo de crecimiento económico "equilibrado, inclusivo y duradero", que sea compatible con los compromisos en materia de estabilidad financiera y el "necesario reequilibrio" del Estado de bienestar. En materia fiscal, remarca el desarrollo y aplicación de una "política tributaria justa y progresiva estableciendo mecanismos de redistribución de la riqueza, reforzando la lucha contra el fraude fiscal y llevando a cabo procedimientos de evaluación y control del gasto público que permitan un uso eficiente de los recursos públicos", entre otros.

Empresas "climáticas"

Por otro lado, el Consejo de Ministros ha aprobado la Declaración de Emergencia Climática y Ambiental de España, con la que el Gobierno se compromete a adoptar 30 líneas de acción prioritarias y cinco de ellas en los primeros cien días de Gobierno, para luchar contra el cambio climático. Estas son las principales, según la referencia del Consejo de Ministros:

  1. Llevar a las Cortes un proyecto de ley que garantice alcanzar las emisiones netas cero no más tarde de 2050, impulsado para ello un sistema eléctrico 100% renovable, un parque de turismos y de vehículos comerciales con emisiones de 0 gramos de CO2 por kilómetro, un sistema agrario neutro en emisiones de CO2 equivalente, y un sistema fiscal, presupuestario y financiero compatibles con la necesaria descarbonización de la economía y de la sociedad.
  2. Definir la senda de descarbonización a largo plazo de nuestro país, que asegure el objetivo de neutralidad climática a más tardar en el año 2050.
  3. Invertir en un país más seguro y menos vulnerable frente a los impactos y riesgos del cambio climático. En esta línea, se presentará el segundo Plan Nacional de Adaptación al Cambio Climático incluyendo el sistema nacional de observación del clima y la elaboración de un menú de indicadores de impacto.
  4. Reforzar los mecanismos de participación ya existentes con una Asamblea Ciudadana del Cambio Climático, cuya composición contará con el mismo número de mujeres que de hombres e incluirá la participación de los jóvenes.
  5. Impulsar la transformación de nuestro modelo industrial y del sector servicios a través de Convenios de Transición Justa y de medidas de acompañamiento.

El tremendismo de Moncloa con el clima no tiene límites y llegan a justificar que esta idea supone una "respuesta" al consenso generalizado de la comunidad científica que reclama "acción urgente" para salvaguardar el medio ambiente, la salud y la seguridad de la ciudadanía. Pero además del medio ambiente, la ministra para la Transición Ecológica, Teresa Ribera, también pretende interceder en el día a día de las empresas imponiendo la "perspectiva de clima en todos los sectores productivos".

En Libre Mercado

    Servicios