Menú

España creó 402.300 empleos en 2019, la cifra más baja desde 2014

El paro baja en 112.400 personas en 2019, su menor descenso desde 2013, según la EPA del cuarto trimestre.

0
El paro baja en 112.400 personas en 2019, su menor descenso desde 2013, según la EPA del cuarto trimestre.
Malas cifras de desempleo | Europa Press

El paro bajó en 112.400 personas en 2019, lo que supone un 3,4% menos que en 2018, registrando su séptimo descenso anual consecutivo. No obstante, este retroceso es inferior a los experimentados en los cinco años anteriores, aunque superior al de 2013, cuando el desempleo bajó en 85.400 personas. En comparación con 2018, el paro bajó en 2019 cuatro veces menos.

La tasa de paro se situó al finalizar 2019 en el 13,78%, porcentaje seis décimas inferior al de 2018 y su nivel más bajo en once años, y el número total de desempleados cerró el ejercicio en 3.191.900 personas, según datos de la Encuesta de Población Activa (EPA) publicada este martes por el Instituto Nacional de Estadística (INE).

Por su parte, el empleo creció en 2019 en 402.300 personas, un 2,06% respecto a 2018, logrando su sexto aumento anual consecutivo. No obstante, al igual que ocurre con el paro, el incremento de la ocupación registrado en 2019 es el menor desde 2014. En 2018, nuestro país terminó el año con 566.200 ocupados más; en 2017, esa cifra fue de 490.300: en 2016, de 413.900; en 2015, de 525.100 y ya en 2014, de 433.900. El año anterior, 2013, aún se destruía empleo (204.200).

En los seis años en los que la economía española lleva creando empleo se han generado en total algo más de 2,8 millones de puestos de trabajo.

crecimiento-ocupacion.jpg

De esta forma, 2019 finalizó con 19.966.900 ocupados, la cifra más alta desde los últimos once años y con 3.191.900 desempleados, el menor dato en un cierre de año desde 2007.

Buen dato del cuarto trimestre

A estas cifras se llegó después de que en el cuarto trimestre de 2019 el paro bajara en 22.500 personas (-0,7%) y la ocupación aumentara en 92.600 personas (+0,47%), su mayor alza en un cuarto trimestre desde el año 2006. Todos los empleos creados entre octubre y diciembre del año pasado fueron indefinidos y casi tres de cada cuatro correspondieron al sector privado.

tasa-ocupacion.jpg

Con el descenso del paro logrado en 2019, se encadenan siete años consecutivos de bajadas después de seis años de incrementos. En 2015, el paro registró la mayor caída de la serie histórica, con 678.200 desempleados menos.

Eso sí, los mayores incrementos de empleo este trimestre se dieron en Comunidad de Madrid (78.400 ocupados más), Canarias (49.100) y Andalucía (35.200). Los mayores descensos se observan en Baleares (–49.600), Extremadura (–19.900) y Galicia (–9.700). En el último año casi todas las comunidades incrementan su ocupación. Comunidad de Madrid (138.900 más), Cataluña (87.000) y Andalucía (45.800) presentan los mayores aumentos.

epa-ccaa.jpg

Menor ritmo en la creación de empleo

En 2019, España creó empleo por sexto año consecutivo tras seis años destruyéndolo. Así, el año pasado se generaron 402.300 puestos de trabajo, con un ritmo de crecimiento anual del 2,06%, inferior al de un año antes (2,98%).

La mayor parte de los empleos creados el ejercicio pasado se concentraron en el sector privado, con 360.000 nuevos puestos de trabajo (+2,2%), frente a 42.300 empleos creados en el sector público (+1,3%). De este modo, 2019 cerró con 16,71 millones de ocupados en el sector privado y 3.253.300 trabajadores en el sector público, su mayor cifra en ocho años.

Algo más de la mitad de los empleos que se crearon en 2019 (el 54,7%) los ocuparon españoles, con 220.100 nuevos puestos de trabajo (+1,2%), frente a 182.200 nuevos empleos para extranjeros (+7,9%).

Por su parte, el número de activos aumentó en 290.000 personas en 2019, un 1,3% respecto a 2018, con lo que la población activa en España quedó constituida por 23.158.800 personas, de las que 19,96 millones estaban ocupadas y 3,19 millones en paro.

En el último trimestre del año pasado, el volumen de activos aumentó en 70.100 personas (+0,3%), situándose la tasa de actividad en el 58,74%, una décima más que en 2018.

La agricultura destruye empleo

Por sectores, el desempleo bajó en cuatro de ellos durante 2019. Donde más se redujo el paro fue en el colectivo de parados de larga duración (más de un año en desempleo), con 108.000 parados menos que en 2018 (-8,1%), seguido del colectivo de los que buscan su primer empleo, con 20.900 parados menos (-6,3%).

A continuación se situó la industria, con 9.900 parados menos que en 2018 (-5,8%) y por último, los servicios, que sólo redujeron su volumen de parados en 900 personas (-0,07%). Por contra, el paro subió en 2019 en la construcción, con 16.400 desempleados más (+12,7%), y en la agricultura, que sumó 10.900 parados más (+6,3%).

La creación de empleo en 2019 afectó a todos los sectores menos a la agricultura, que destruyó 31.700 puestos de trabajo (-3,8%). El mayor aumento de la ocupación se lo anotaron los servicios, que ganaron 374.600 empleos el año pasado (+2,5%), mientras que la industria creó 55.400 ocupaciones (+2%) y la construcción generó 4.000 puestos de trabajo (+0,3%).

Por tipos de contratos, en 2019, el número de asalariados se incrementó en 392.500 personas (+2,4%) tras aumentar los que tenían contrato indefinido en 414.200 (+3,4%) y disminuir los asalariados temporales en 21.600 (-0,5%).

En el último trimestre del año pasado, los asalariados fijos aumentaron en 134.700, un 1,1% más respecto al trimestre anterior, en tanto que los temporales descendieron en 78.600 (-1,7%), situándose la tasa de temporalidad en el 26,11%, siete décimas menos que en 2018.

La mayor parte del empleo creado el pasado año fue a tiempo completo (+352.300), un 2,1% más, frente a la creación de 50.100 empleos a tiempo parcial (+1,7%). Por su parte, los trabajadores por cuenta propia se incrementaron el pasado año en 7.500 personas (+0,2%), lo que situó el número total de autónomos en 3.112.000 personas.

En Libre Mercado

    Servicios