Menú

El hijo del dueño de los supermercados Dia vive en un apartamento por 455 euros y va en metro a trabajar

A sus 19 años, Alexander Fridman "come, vive, duerme y se viste con lo que gane" y no "recibe ni un céntimo de su padre".

0
A sus 19 años, Alexander Fridman "come, vive, duerme y se viste con lo que gane" y no "recibe ni un céntimo de su padre".
Una tienda de la cadena | Alamy

Alexander Fridman es el hijo de Mikjail Fridman, máximo accionista de la cadena de supermercados Dia. Se trata de una de las personas con más dinero en el mundo. En concreto, es el undécimo empresario más rico de Rusia. Pero su hijo vive como uno más. Fridman paga un alquiler en un apartamento de dos habitaciones en las afueras de Moscú por 455 euros al mes y tampoco tiene coche, usa el metro para ir a trabajar y se mezcla diariamente con el resto de los mortales, según informa Bloomberg.

A sus 19 años, "come, vive, duerme y se viste con lo que gane" y no "recibe ni un céntimo de su padre". Vale, céntimos no, pero ayuda y contactos, los tiene todos. No en vano su padre ha amasado una fortuna de 13.700 millones de dólares y se codea con las altas esferas del país que favorecerán la posición de su hijo.

Fridman volvió recientemente a Moscú. El año pasado, después de graduarse de una escuela secundaria cerca de Londres, puso en marcha SF Development, un distribuidor con cinco empleados y 405.000 dólares de ingresos. También ha dispuesto un negocio basado en la distribución de productos a restaurantes de Moscú. Del mismo modo, ha puesto en marcha una agencia de marketing, BloggerPass, que comenzará a funcionar en breve.

Fruto de las influencias de su padre, Alexander obtuvo un éxito repentino de su empresa distribuidora. SF Development tiene firmado acuerdos con las tiendas minoristas de su padre. Friedman, sin embargo, niega que el auge empresarial sea por las conexiones de su padre y habla del esfuerzo personal que vuelca con entusiasmo en sus proyectos.

Pero lo que es evidente es que ganas de triunfar no le faltan. El empresario sigue los pasos de su progenitor quien le está enseñando a manejarse con los peces gordos rusos: "Mi padre me dijo que en nuestro país los negocios y la política están profundamente entrelazados", admite Fridman. Además, el joven revela que vive mentalizado con que no va a heredar ninguna fortuna porque su padre siempre le dice que lo donará todo a la beneficencia. ¿Será verdad?

En Libre Mercado

    Servicios

    • Inversión
    • Seminario web
    • Podimo
    • Tienda LD