Menú

Victoria’s Secret, al límite: L Brands se plantea venderla

Una posible razón por la caída de las ventas en el periodo navideño ha sido la cancelación del desfile de los Ángeles de Victoria Secret.

0
Una posible razón por la caída de las ventas en el periodo navideño ha sido la cancelación del desfile de los Ángeles de Victoria Secret.
Continúa cayendo las ventas de Victoria Secret | Cordon Press

El grupo L Brands, propietario de Victoria’s Secret, ha dejado caer que está considerando vender la popular firma de lencería femenina para buscar "alternativas estratégicas". Además, el CEO del grupo, Leslie Wexner, podría dejar su puesto como consejero delegado para dejar pasar a otra persona que consiga enderezar las cuentas de esta compañía. La reacción del mercado ha sido positiva, ya que, en las primeras horas posteriores al anuncio, L Brands se disparó un 13% en bolsa.

Victoria’s Secret tiene, en la actualidad, unos números preocupantes, pero que pueden reconducirse. En 2018, la firma de los ángeles registró una facturación de 7.375 millones de dólares (6.697 millones de euros), esto supone que no consiguió crecer respecto a 2017, pero tampoco bajar. Ese mismo año, sin embargo, sus ventas cayeron un 8%. Para conseguir cuadrar las cuentas, L Brands decidió cerrar el año pasado 53 tiendas repartidas entre Estados Unidos y Latinoamérica. La peor noticia, según Infobae, es que este periodo navideño, las ventas de la compañía han caído un 120%.

Adiós al desfile

Una posible razón por la caída de las ventas en el periodo navideño ha sido, sin duda, la cancelación del desfile. El popular show se emitía en Acción de Gracias y daba el pistoletazo de salida a la Navidad, haciendo de la marca todo un referente. Sin embargo, este es el primer año en el que no se emite el desfile y, por el momento, no habrá más, tal y como confirmó la compañía. En 2018, Victoria’s Secret perdió un 50% de su valor y el desfile pasó de tener 10 millones de espectadores a 3. Aunque, las cifras de visualizaciones en YouTube se han mantenido.

Movimiento #MeToo

El auge de otras marcas de lencería femenina con una idea más adaptada al movimiento #MeToo ha sido el principal desencadenante. "La razón por la que decidí dejar de trabajar con Victoria’s Secret es que no sentía que la imagen que estaba dando fuese quién era yo realmente y el tipo de mensaje que quiero enviar a las jóvenes de todo el mundo sobre lo que significa ser bella tampoco encajaba", destacó una de los ángeles Karlie Kloos, que abandonó la compañía en 2017.

Desde la firma habían asegurado que comenzarán un proceso de cambio en su campaña de marketing para volver a conquistar al público femenino. En los últimos años, muchas feministas han tachado a estos desfiles de "sexistas" y de utilizar a mujeres que no representan los "cánones de belleza reales". Victoria’s Secret ha respondido fichando a la primera modelo transexual de la firma y asegurando que comenzarían a dar mayor cabida a las modelos curvys.

Precisamente, la caída de los ángeles contrasta con la subida de marcas como American Eagle’s Aerie y ThirdLove que potencian el movimiento body positive y utilizan modelos de diferentes medidas adaptándose a los nuevos movimientos del lobby feminista.

En Libre Mercado

    Servicios

    • Inversión
    • Seminario web
    • Podimo
    • Reloj LD