Menú

Barcelona rechaza el proyecto de construir una sede del Museo Hermitage

Barcelona rechaza el proyecto del Hermitage mientras que otras ciudades como Oslo, Berlín y Nueva York apuestan por el turismo cultural.

LD/Agencias
0
Barcelona rechaza el proyecto del Hermitage mientras que otras ciudades como Oslo, Berlín y Nueva York apuestan por el turismo cultural.
Recración digital de la sede del Hermitage propuesta para Barcelona | Archivo

Mientras Barcelona rechaza el proyecto de construir una sede del Museo Hermitage en el barrio de la Barceloneta, que según algunas previsiones hubiera supuesto 850.000 visitantes el primer año, otras ciudades como Oslo, Berlín y Nueva York apuestan por el turismo cultural con nuevos museos, según destacó este domingo el diario Expansión.

Oslo inaugurará esta primavera el museo dedicado al pintor Edvard Munch, el pintor de la angustia, en un espectacular edificio diseñado por el arquitecto español Juan Herreros. El arte de Munch se exhibirá en tres salas principales, lo que permitirá exponer la mayor parte de sus 28.000 obras. Además, dará cabida a exposiciones temporales de los mejores artistas noruegos e internacionales.

Al sur de Oslo, también en primavera, abrirá sus puertas Ramme, una propiedad que perteneció a Munch, y donde pintó sus famosas obras. Rodeado de parques y bosques, se trata de un nuevo destino cultural con exposiciones, conciertos y obras de teatro. Se inaugurará con una gran exposición sobre el artista.

El nuevo museo de Petra (Jordania), inaugurado el pasado mes de diciembre, es un espectacular edificio de 1.800 metros cuadrados con más de 300 objetos y una piscina ornamental. En un recorrido de dos horas, desde la Edad de Piedra, incide en la sofisticada ingeniería que suministraba agua a la antigua ciudad del desierto. Otras galerías exploran la vida y la muerte, desde la famosa Tumba del Tesoro, hasta los recientes descubrimientos arqueológicos, pasando por hermosos frescos y pisos de mosaico encontrados en Petra.

Berlín también estrenó hace unos meses la James-Simon-Galerie, la nueva y espectacular entrada diseñada por David Chipperfield, arquitecto británico que ya reconstruyó el Neues Museum y que llevaba trabajando en este proyecto 20 años.

El edificio está pensado como un puente entre el Museo de Pérgamo y el Neues, uniendo el pasado de sus edificios históricos de piedra caliza, con la flamante construcción blanca y contemporánea de Chipperfield.

El pasado 21 de octubre reabrió sus puertas el Museum of Modern Art de Nueva York (Moma), tras una ampliación, tanto arquitectónica como artística, en la que se han invertido 450 millones de dólares.

En el centro de Manhattan, el icónico Moma da la bienvenida en un luminoso y amplio vestíbulo que da paso a 37.000 metros cuadrados de arte, un 30% más de espacio expositivo, donde se incluyen nuevas galerías de arte en vivo y un innovador Laboratorio de Creatividad con fines educativos que buscan acercar el arte a los tres millones de personas que lo visitan cada año.

La gran novedad es que la extensa colección de obras de artistas como Andy Warhol, Jackson Pollock, Brancusi, Matisse o Picasso, aparecen ahora expuestos junto a las obras que les inspiraron, de diferentes periodos y de muchos países, en una mezcla fascinante.

En Libre Mercado

    Servicios