Menú

Tsunami regulatorio: el número de normas en vigor se multiplica por cuatro

Las regiones generan el 72% de las nuevas normas, mientras que hace cuarenta años solo eran responsables del 15%.

0
Las regiones generan el 72% de las nuevas normas, mientras que hace cuarenta años solo eran responsables del 15%.
La regulación asfixia el crecimiento de las empresas españolas | Archivo

Las empresas españolas lidian con un auténtico tsunami regulatorio. Año tras año, la suma de leyes, normas, regulaciones, instrucciones, ordenanzas y disposiciones varias acumula más y más páginas, cercenando la libertad de empresa y fragmentando la unidad de mercado. El resultado de este panorama es un país de pequeñas empresas que se lo pone especialmente complicado a aquellas firmas que intentan dar un salto adelante y ampliar su tamaño.

De acuerdo con las cifras que maneja el Banco de España, los legisladores han aprobado casi 424.000 normas entre los años 1950 y 2018. El grueso de esta producción normativa ha sido generado en el periodo democrático, responsable de haber cuadruplicado el volumen total de regulaciones, con más de 364.000 nuevas instancias aprobadas desde 1978.

sobrerregulacion-espana-1.png

En un primer momento, la Administración central llevaba la batuta. Así, en 1979 era responsable del 89% de las nuevas normas generadas, frente al 11% ligado a los gobiernos autonómicos. Sin embargo, en 2018 ocurría todo lo contrario y los poderes estatales generaban apenas el 15% de las nuevas regulaciones, mientras que las autonomías eran responsables del 72%.

Midiendo esta producción normativa según el número de habitantes, las tres regiones que han introducido menos obligaciones y prescripciones son Andalucía, Madrid y Cataluña. También destacan, para bien, Comunidad Valenciana, País Vasco, Canarias, Galicia, Castilla y León o Castlla-La Mancha. Sin embargo, el volumen de producción normativa por habitante es muy acusado en La Rioja y también alcanza cotas superiores al promedio en Navarra, Cantabria, Aragón, Extremadura, Asturias, Baleares y Murcia.

sobrerregulacion-espana-2.png

El estudio del Banco de España, firmado por Juan S. Mora-Sanguinetti y Ricardo Pérez-Valls, encuentra que aumentar un 1% el volumen de regulación reduce un 0,1% el volumen de sociedades limitadas. Por el contrario, un mayor volumen de normativa se traduce en más trabajadores por cuenta propia (suben un 0,06%). Ante la presión regulatoria, baja el tamaño empresarial y sube el número de personas que, en vez de desarrollar una estructura más compleja, optan por desempeñarse profesionalmente como autónomos.

En Libre Mercado

    Servicios