Menú

Así estafaron a McDonald's 22 millones de euros con el juego del Monopoly

HBO va a dar a conocer una de las estafas más escandalosas en una docuserie que han bautizado como McMillions.

Libre Mercado
0
HBO va a dar a conocer una de las estafas más escandalosas en una docuserie que han bautizado como McMillions.
Establecimiento de McDonald's | Europa Press

Para muchos es la estafa del siglo, pero hasta ahora, el escándalo no había trascendido. Todo comenzó en el año 1987, cuando McDonald's decidió lanzar el famoso concurso del Monopoly en EEUU, que después, también introduciría en España en innumerables ocasiones. Este concurso consiste en que, al pedir un menú en el restaurante, las patatas y/o el refresco traen adheridas unas pegatinas para rellenar tu propio Monopoly. Levantando esas pegatinas, a los clientes les podían tocar premios directos, como unas patatas gratis o una hamburguesa, que era lo más habitual, pero además, existía la posibilidad de que, si reunían varias pegatinas del mismo color para rellenar una calle, los premios fueran mucho más suculentos. Iban desde una bicicleta hasta un coche, pasando por dinero contante y sonante.

En Estados Unidos había un premio de hasta 1 millón de dólares en el Monopoly, y esto le hizo la boca agua a Jerome Jacobson, que era un expolicía y el responsable de seguridad de Simon Marketing, la empresa que se encargaba de imprimir y distribuir las pegatinas del Monopoly de McDonald's. El tío Jerry, como le apodaban, consiguió hacerse con varias de estas pegatinas y, como no las podía cobrar él, las empezó a distribuir entre sus amigos y conocidos a cambio de suculentas cantidades de dinero. Por ejemplo, repartía una pegatina con un premio de 10.000 dólares y cambio de quedarse con 2.000 dólares, o se embolsaba 45.000 dólares a cambio del premio de 200.000.

Desde 1989 hasta 2001, Jacobson fue aumentando su estafa a través de una red en la que participaron mafiosos del país. Entre todos estafaron a la compañía la friolera de 24 millones de dólares, unos 22 millones de euros.

Y como ya había tantas personas implicadas, alguien dio el chivatazo al FBI, y se pusieron a investigarlo. Los agentes del FBI hasta se hicieron pasar por un equipo de la compañía que quería entrevistarse con los ganadores y, enseguida, se dieron cuenta de que había relación entre ellos, de que habían dado información personal falsa y de que había un hilo conductor que les llevaba a Jacobson y a su engaño.

Esta historia no salió a la luz en su momento porque el juicio comenzó un día antes de los atentados del 11-S. Ahora, HBO va a dar a conocer el caso en una docuserie, que acaba de estrenar en febrero. La han bautizado como McMillions.

En los restaurantes de España el último Monopoly se lanzó de julio a agosto de 2019. Entonces, se distribuyeron mas de 26 millones de pegatinas y, casualmente, no había ningún premio en metálico. Solo coches, un viaje a Laponia, televisiones... ni rastro de efectivo. ¿Será casualidad?

En Libre Mercado

    Servicios