Menú

El Gobierno pone límites a las promociones en los supermercados

"Que se vendan dos cajas de detergente y se regale una botella de aceite con ellas va a quedar prohibido", ha explicado Luis Planas.

Libre Mercado
0
"Que se vendan dos cajas de detergente y se regale una botella de aceite con ellas va a quedar prohibido", ha explicado Luis Planas.
El ministro de Agricultura, Luis Planas | Cordon Press

Golpe del Gobierno a las promociones en el supermercado. El Ejecutivo de Pedro Sánchez ha aprobado en Consejo de Ministros un real decreto ley de medidas urgentes en materia de agricultura, que va a poner coto a determinadas rebajas de alimentos en las tiendas.

Con la excusa de favorecer a los agricultores, que llevan varias semanas de protestas en las calles, los socialistas van a regular aún más a un sector hiperregulado y van a obligar al consumidor final a rascarse el bolsillo para ello. "Que se vendan dos cajas de detergente y se regale una botella de aceite con ellas va a quedar prohibido porque es una devaluación de nuestro aceite" ha asegurado el ministro de Agricultura, Luis Planas. La limitación de las promociones comerciales va a ser uno de los cuatro pilares de la nueva norma, que pasa por modificar la Ley de la Cadena Alimentaria.

Prohibición de la venta a pérdidas

Entre las principales medidas aprobadas figuran la prohibición de la venta a pérdidas. "Se prohíbe la destrucción de valor en cada elemento de la cadena, ni la industria ni la distribución podrá vender por debajo del precio que haya costado producirlo, con la excepción de productos perecederos para evitar el despilfarro alimentario", ha afirmado Planas.

La nueva norma también obliga a que cada operador abone al inmediatamente anterior un precio igual o superior al coste de producción del producto. Asimismo, se previene que el operador que realice la venta final del producto al consumidor pueda repercutir a ninguno de los operadores anteriores su riesgo empresarial derivado de su política comercial en materia de precios ofertados al público.

También se prevé como novedad destacada la inclusión del coste de producción en el precio como elemento mínimo de los contratos. En la Ley originaria se tiene en cuenta en la composición del precio, el conjunto de factores objetivos, verificables, no manipulables que deben ser expresamente establecidos en el contrato, si bien no incluye expresamente un factor que se considera esencial para determinación como es el coste de producción.

Con el fin de asegurar el cumplimiento de esas premisas, la norma incorpora una lista ejemplificativa de elementos a considerar para las explotaciones agrarias -tales como semillas, fertilizantes, pesticidas, energía o maquinaria- e índices que, entre otros, puedan emplearse para asegurar esa objetividad en su determinación, como los publicados por el Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación.

Asimismo, la norma recoge una fiscalidad más fraccionada en los pagos de los jóvenes agricultores por las ayudas de la Política Agrícola Común (PAC), que ahora podrán abonar en cuatro años. En consecuencia, se adapta la normativa del IRPF para permitir en este supuesto al igual que ya sucede en otros análogos, tributar en varios ejercicios.

Menos peonadas en el campo

Por otro lado, el Gobierno también ha aprobado reducir a 20 el número de peonadas exigidas en Andalucía y Extremadura para el subsidio por desempleo, una bonificación de los contratos indefinidos en el campo y medidas para facilitar el acceso de la Inspección de Trabajo a los alojamientos de los temporeros.

La rebaja de las peonadas y la bonificación de los contratos indefinidos se han incluido en el Real Decreto Ley de Medidas Urgentes para la Agricultura, Pesca y Alimentación.

Aparte, el Gobierno ha aprobado facilitar el acceso de la Inspección de Trabajo a viviendas y locales de descanso puestos a disposición de los trabajadores, para "dar respuesta" a la denuncia del relator de Naciones Unidas sobre la situación de "extrema pobreza" que viven los eventuales del campo, según la misma fuente.

Para ello, se permitirá a la Inspección entrar y revisar las condiciones de estas viviendas, aunque se encuentren fuera del lugar laboral.

El cambio normativo, "totalmente respetuoso con la inviolabilidad del domicilio, puesto que no altera la necesidad de consentimiento expreso de las personas que habiten en el mismo o la autorización judicial", va en la línea de garantizar unas condiciones laborales dignas y reforzar la idea del trabajo decente, según Trabajo.

La autorización no solo se limita a albergues para los temporeros agrícolas, sino que se amplía al ámbito de actuación de la Inspección de Trabajo y Seguridad Social.

En el caso de la reducción de las peonadas para acceder al subsidio por desempleo y para la renta agraria en Andalucía y Extremadura, bajarán de 35 a 20.

En Libre Mercado

    Servicios