Menú

La 'caza' a los ricos de Sánchez e Iglesias solo aumentará un 0,1% la recaudación tributaria

La intención del Ejecutivo es subir el IRPF a quienes ganan más de 130.000 euros.

0
La intención del Ejecutivo es subir el IRPF a quienes ganan más de 130.000 euros.
Pedro Sánchez y Pablo Iglesias | EFE

El ministerio de Hacienda trabaja ya en un borrador de Presupuestos Generales que, de acuerdo con las líneas de acción política acordadas por PSOE y Podemos, incluirá una subida del Impuesto sobre la Renta centrada en golpear a los contribuyentes de mayores ingresos. La intención del Ejecutivo es añadir dos puntos al tipo marginal aplicable a quienes ganan más de 130.000 euros y elevar en cuatro puntos la retención realizada a quienes perciben más de 300.000 euros.

Para estimar cuánto pueden suponer estas medidas en términos recaudatorios, la dirección de estudios tributarios de Funcas ha realizado un cálculo que parte de un comportamiento estático por parte de los contribuyentes. De dicho ejercicio se deduce que la subida impositiva a las rentas altas dejaría como resultado un aumento de la recaudación valorado en 662 millones de euros.

¿Cuánto supone esta cifra? De momento, no tenemos datos definitivos para 2019, de modo que debemos ceñirnos al curso 2018, año para el que ya se ha publicado el Informe Anual de Recaudación Tributaria. Según dicho documento, los ingresos fiscales obtenidos durante dicho ejercicio se situaron cerca de los 210.000 millones de euros. Por lo tanto, el aumento impositivo planteado para las rentas solo generaría un crecimiento del 0,3% en los ingresos obtenidos por Hacienda.

Por otro lado, ¿qué impacto podría tener dicha cantidad a la hora de consolidar las cuentas públicas? De nuevo, tenemos que irnos a 2018, puesto que aún no disponemos de un dato definitivo de déficit para 2019. Para dicho ejercicio, el descuadre entre ingresos y gastos fue de 30.495 millones de euros, de modo que la subida impositiva solo permitiría "cerrar la brecha" en un monto equivalente al 2,2% de dicho diferencial negativo entre ingresos y gastos.

Sin embargo, los expertos de Funcas, firmados por José Félix Sanz y Desiderio Romero, advierten de que los cálculos estáticos son poco realistas, puesto que no tienen en cuenta el cambio de comportamiento que realizan los contribuyentes ante una subida fiscal. Así, ambos autores proponen una estimación de tipo dinámico que toma en consideración el comportamiento histórico de los contribuyentes españoles ante las subidas de impuestos. Desde este prisma, la subida de impuestos dejaría una recaudación tres veces menor de la esperada por el gobierno, puesto que la subida del IRPF solo aportaría 205 millones de euros a las arcas públicas.

Si ponemos esta cifra en relación con la recaudación anual, vemos que el aumento de los ingresos fiscales sería tan nimio que apenas alcanzaría el 0,1%. Por otro lado, si comparamos esos 205 millones con el déficit fiscal, encontramos que la subida impositiva solo permitiría cerrar el 0,7% del agujero presupuestario.

El fiasco de la subida de ZP

Los datos que expone Funcas no deberían sorprender al PSOE, puesto que la subida impositiva a las rentas altas aprobada en el año 2011 tuvo un impacto escaso en los ingresos derivados del IRPF, cuyo aumento se quedó en apenas un 0,2%, dejando en caja una nimia aportación de 152 millones de euros.

Por otro lado, no hay que olvidar que el Impuesto de Patrimonio, dirigido también al segmento de contribuyentes más acaudalados pero centrado en gravar el stock de riqueza en vez del flujo de ingresos, presenta una situación similar, ya que su recaudación anual ronda los 1.000 millones de euros, un monto que supone apenas el 0,3% de los ingresos fiscales.

En Libre Mercado

    Servicios