Menú

Hong Kong lleva el confinamiento un paso más allá e impone una pulsera localizadora

La pulsera localizadora estará conectada al teléfono móvil del ciudadano e informará a las autoridades cuando detecte un movimiento.

0
La pulsera localizadora estará conectada al teléfono móvil del ciudadano e informará a las autoridades cuando detecte un movimiento.
La pulsera localizadora | EFE

Desde el pasado jueves 19 de marzo, cualquier persona que llegue a Hong Kong debe pasar una cuarentena de dos semanas para asegurarse de que no esta infectado por coronavirus. Esta medida ya se ha puesto en marcha en otros países, la diferencia es que el estado asiático obligará a portar una pulsera localizadora a tiempo real para saber si los ciudadanos se están saltando o no la cuarentena.

Una medida avanzada y sorprendente ya que Hong Kong, pese a estar al lado de China, solo tiene 256 casos confirmados, con 4 muertos y 98 recuperados. Es decir, se puede asegurar que la pandemia no está siendo muy agresiva en este país. Sin embargo, quieren prevenir haciendo uso de las últimas tecnologías. Según anunciaron las autoridades hongkonesas el pasado 16 de marzo, la mayoría de los casos se daban en personas que llegaban de zonas de riesgo y por eso han decidido aplicar esta novedosa medida.

La pulsera localizadora estará conectada al teléfono móvil del ciudadano y solamente informará a las autoridades cuando detecte un movimiento. Es decir, si la persona sale del domicilio, la policía recibe automáticamente un mensaje de alerta sobre este hecho y puede proceder a aplicar una multa de hasta 600 euros y 6 meses de cárcel.

Aunque son muchos los que han criticado esta medida porque puede suponer una violación a la intimidad, desde Hong Kong explican en un comunicado que este dispositivo no rastreará la ubicación, solo el movimiento. Es decir, que no informa a las autoridades el lugar exacto donde esta el ciudadano, solo informa de si ha salido de su domicilio y se está saltando la cuarentena. Por el momento, ya hay 5.000 pulseras en activo y otras 55.000 preparadas para ser instaladas y activadas en los próximos días.

Lo cierto es que en Hong Kong la tecnología ha jugado un papel fundamental para que las autoridades controlasen los movimientos de los ciudadanos. De hecho, la policía del país ha realizado cientos de videollamadas a ciudadanos obligados a estar en cuarentena para saber su localización. De igual manera, solicitaron a WeChat y WhatsApp datos sobre la ubicación para conocer si están cumpliendo con el confinamiento.

En Libre Mercado

    Servicios