Menú

¿Qué CCAA sufrirán con más y menos fuerza el impacto económico del COVID-19?

Los menores descensos del PIB se darían en Extremadura, Galicia y Asturias.

0
Los menores descensos del PIB se darían en Extremadura, Galicia y Asturias.
El impacto del COVID-19, por CCAA

La declaración del estado de alarma ha impuesto una severa restricción de movimientos para el grueso de la población y ha devenido en el cierre de una gran cantidad de comercios. Esta situación está generando una contención del consumo privado cuyos impactos finales afectarán al crecimiento de la economía española, pero no de forma homogénea.

CEPREDE ha elaborado una estimación de la caída de la producción que experimentarán las distintas regiones de nuestro país y ha encontrado que el territorio más afectado será Baleares, con un descenso del 2,73% en su PIB. Canarias ocuparía el segundo puesto del ranking, con una caída del 2,1% durante el curso 2020.

Al margen de las dos comunidades insulares, donde la importancia del turismo es especialmente elevada, se esperan descensos del PIB superiores al promedio nacional en Cataluña (1,9%), Madrid (1,8%), Comunidad Valenciana (1,8%) y La Rioja (1,8%). Por el contrario, los datos serían un tanto mejores en Extremadura (1,3%), Galicia (1,4%) o Asturias (1,4%).

1-caida-pib-ccaa-coronavirus.png
2-caida-pib-ccaa-coronavirus.png

De acuerdo con CEPREDE, las pérdidas de empleo alcanzarían los 310.598 puestos de trabajo. De esa caída, 60.000 se darían en Cataluña, 52.000 en Madrid y 46.000 en Andalucía. En estas tres regiones, el comercio, la hostelería y los servicios empresariales suponen alrededor del 70% del empleo perdido.

3-perdida-empleo-ccaa-coronavirus.png

Supuesto para un mes de confinamiento

En total, el informe de CEPREDE hace una estimación relativamente optimista, puesto que estima que la economía nacional experimente un retroceso del 1,7%, frente a los niveles del 4-6% que estiman otras entidades. Los técnicos del centro han asumido que el consumo se reduce un 8,2%, ante una caída del gasto equivalente a un mes. A partir de este supuesto, CEPREDE calcula el impacto directo, indirecto e inducido de este descenso de la actividad.

La nota de CEPREDE parte de que el confinamiento se retira a partir de la cuarta semana de aislamiento. Sin embargo, los modelos epidemiológicos muestran que el número total de contagios apenas empezaría a caer en ese punto y, de hecho, apuntan que el regreso a niveles más reducidos de positivos no llegaría hasta dos meses después de la declaración del estado de alerta. Por lo tanto, una prolongación del estado de alerta puede hacer que los datos sean mucho peores de los que anticipan los técnicos de CEPREDE.

En Libre Mercado

    Servicios