Menú
Hablemos de futuro

Así colabora el sector financiero en la lucha contra el coronavirus

Luchar contra el coronavirus nos implica a todos. El sector financiero está usando sus recursos digitales para facilitar la vida a los ciudadanos.

El estado de alarma decretado en España el pasado 16 de marzo necesita de la responsabilidad de todos: los ciudadanos están llamados a quedarse en casa y a limitar sus movimientos a lo esencial, como comprar alimentos, ir a la farmacia, al médico o sacar dinero. En esta situación, todas las empresas están poniendo su grano de arena para colaborar y facilitar la vida a los españoles en este momento extraordinario de lucha contra el coronavirus.

Uno de los sectores que está haciendo más por colaborar es el sector financiero, en los múltiples planos en los que puede ayudar: desde la concesión de créditos a las empresas en apuros por la caída de la actividad al refuerzo de la digitalización para impulsar que la inmensa mayoría de las operaciones bancarias se puedan realizar desde el domicilio. Entre ellos, destaca Banco Santander, que ha tomado ya decisiones relevantes como la reducción del sueldo de la cúpula del banco -el sueldo de Ana Patricia Botín se reducirá en un 50%- para crear un fondo de 25 millones de euros para frenar el coronavirus; el compromiso de mantener el empleo descartando un ERTE y la donación de cuatro millones de euros para instalar 2.000 camas más en el hospital de campaña de Ifema.

Además, Banco Santander ha tomado medidas en tres ámbitos dirigidos a facilitar la vida a las personas:

Créditos para los que más lo necesitan

Muchos autónomos y pequeñas empresas han visto en peligro su actividad por las medidas para frenar el coronavirus. El cese de actividad decretado para, por ejemplo, la hostelería mientras dure la cuarentena hace que muchas pymes se vean en riesgo de impago y falta de liquidez a pesar de que la medida sea temporal y sus cuentas estuvieran saneadas. Para paliar este impacto colateral de las medidas sanitarias, Banco Santander ha creado una línea de liquidez de créditos preconcedidos por un valor de 20.000 millones de euros y tipos pagaderos a un año. La propuesta ayudará a los pequeños empresarios a afrontar pagos pendientes durante el cierre y a solventar el frenazo en sus ingresos durante el tiempo que dure el estado de alarma. El banco, además, está abierto a las necesidades de otro tipo de empresas que requieran de ayuda financiera urgente como consecuencia de esta situación.

"En estos momentos de incertidumbre, Santander quiere estar cerca de las empresas españolas, especialmente de las pymes, acompañándolas y buscando soluciones a sus posibles problemas. Por algo somos su banco, el banco de las empresas, para estar a su lado ante cualquier circunstancia", ha dicho sobre esta línea de crédito Rami Aboukhair, consejero delegado de Banco Santander.

A ella, se suma la línea ICO de 400 millones que también ha impulsado Banco Santander con un fin muy similar: ayudar a los sectores en los que está impactando más de lleno la lucha contra el coronavirus, como el transporte o el turismo. Esta línea ICO asciende al 50% de la financiación y sus titulares podrán solicitar un importe máximo de 500.000 euros a dos, tres o cuatro años, con un año obligatorio de carencia y un tipo fijo del 1,49% sin comisión de apertura.

Digitalización: opera sin moverte de casa

Si las herramientas digitales ya se habían hecho fundamentales para muchos clientes en su día a día, el confinamiento en casa las ha vuelto imprescindibles. Sin moverte del sofá, y a través de la web del banco o de la app de Santander en el móvil, los clientes pueden consultar posiciones, hacer transferencias, bloquear tarjetas, pagar recibos, pedir moneda extranjera, contratar productos y pagar impuestos, entre otras cosas.

Si necesita dinero en efectivo -aunque la recomendación es utilizar la tarjeta en todas las transacciones- tiene a su disposición toda la red de cajeros de Banco Santander, que continúan plenamente operativos. Los cajeros Santander permiten realizar además todo tipo de operaciones, utilizar aplicaciones como Applepay, Samsung pay, Wallet Santander y Fitbitpay y sacar hasta 2.000 euros siempre que actualice el límite de su tarjeta. Además, Banco Santander ha decidido ampliar su red de cajeros en este periodo excepcional facilitando que se pueda sacar dinero de forma gratuita en los cajeros de Euro Automatic Cash. En total, hay más de 7.000 cajeros en toda España a disposición de los clientes del banco.

En el caso de que necesite atención personal, Banco Santander dispone de oficinas abiertas al público. La entidad ha reducido el número de ellas para minimizar riesgos para clientes y trabajadores y será redirigido a la más cercana en el caso de que la suya esté cerrada. También se ha restringido temporalmente su horario.

Teletrabajo: la salud es lo primero

En consonancia con las recomendaciones sanitarias, Banco Santander ha limitado viajes y reuniones presenciales e impulsado el teletrabajo. En total, más de 50.000 empleados del grupo en todo el mundo están trabajando desde sus casas y celebrando reuniones virtuales, 21.000 de ellos sólo en España.

La entidad disponía ya de herramientas que permiten la flexibilización horaria y el trabajo en remoto para conciliar, como la posibilidad de celebrar reuniones a distancia, videollamadas o chats. Ahora, todas ellas servirán para garantizar la seguridad de los empleados sin que los clientes noten las consecuencias.

Descubre con nosotros más historias que impulsan el futuro.

En Libre Mercado