Menú

Las ventajas de reunificar tus deudas en una sola

Si te has endeudado demasiado y tienes demasiados acreedores, reunificar deudas alivia la carga financiera.

Laura Medina González
0
Si te has endeudado demasiado y tienes demasiados acreedores, reunificar deudas alivia la carga financiera.

La situación del confinamiento está dejado a muchas familias y empresas en estado de alerta, el gobierno ha prometido ayudas económicas para las familias más vulnerables pero ¿será suficiente? Financer España nos propone una alternativa para afrontar los pagos mediante la reunificación de deudas.

¿Qué significa reunificar las deudas?

Seguramente ya sabes lo que significa una reunificación de deudas: se trata de agrupar todos los préstamos e hipotecas que tengamos contraídos en un solo préstamo. La primera consecuencia es patente: en lugar de acumular recibos y plazos de amortización, a final de mes nos encontraremos con una sola cuota que pagar.

La reunificación de deudas trata de una vía de financiación para particulares o empresas que tienen deudas que afectan a su capacidad económica y que pueden acabar afectando incluso a la capacidad de devolución, con el consiguiente riesgo de embargos.

En este sentido, la reunificación de deudas es una opción interesante, por algunas ventajas que te explicamos a continuación.

¿Qué ventajas tiene la reunificación de deudas?

- La principal es, obviamente, la posibilidad de reducir la cuantía de la cuota mensual. La reunificación de deudas agrupa todos los compromisos financieros en una sola entidad o intermediario, y esto permite disfrutar de unas mejores condiciones en cuanto a la cuantía a devolver. El deudor afrontará el pago de una única cuota mensual cuya cuantía será menor a la suma de las diferentes cuotas a las que anteriormente tenía que hacer frente. Eso sí, ten en cuenta que el plazo de amortización probablemente se alargará, y que estas operaciones suelen incluir la constitución de una garantía hipotecaria.

- Más claridad: al cancelarse todos los préstamos y créditos para agruparse en un solo, ganamos en comodidad y podremos saber con más certeza de qué cantidad disponemos para otros gastos, sin necesidad de realizar cálculos cada mes.

- Pago de menos intereses: lo habitual al reunificar deudas es contratar un préstamo hipotecario cuyo interés es, generalmente, bastante inferior a las otras fórmulas de financiación (por ejemplo, préstamos personales o créditos al consumo) que quedan canceladas.

- Una solución de urgencia: a todo ello ha de sumarse que una reunificación de deudas puede suponer una salida inmediata a un mal momento financiero. Si te has endeudado demasiado y tienes demasiados acreedores, reunificar deudas alivia la carga financiera inmediata, es decir, lo que debes pagar en los meses venideros.

¿Cómo se reunifica la deuda?

El proceso no es complicado. Se suele exigir reunificar todas las deudas y préstamos bajo una misma hipoteca, y las entidades piden requisitos similares a los de la concesión de una hipoteca simple. Es decir, que el préstamo no supere un determinado porcentaje del valor total del bien (en torno al 80%), ingresos mensuales estables, no estar incluido en una lista de morosos…

La reunificación de deudas requiere realizar algunos gastos para la cancelación de todos los préstamos anteriores y para la formalización de la nueva hipoteca, además del pago a la agencia mediadora, si recurres a sus servicios.

El portal de préstamos Financer España recalca que la reunificación de la deuda supondrá un importante alivio a corto plazo si tienes muchos préstamos, pero incrementará el coste a la larga. Por eso, y como con cualquier producto financiero, conviene analizar detenidamente todos los costes y el gasto final, y hacerse algunas preguntas: ¿es un bache transitorio? ¿puedo afrontar el pago de todos estos recibos ahora? ¿estoy dispuesto a pagar menos cada mes pero durante más tiempo?

En Libre Mercado

    Servicios