Menú

Las marcas de ropa cambian la temporada de verano por mascarillas y batas

Los tallares de numerosas marcas españolas de ropa más pequeñas se están dedicando a confeccionar mascarillas y batas quirúrgicas.

0
Los tallares de numerosas marcas españolas de ropa más pequeñas se están dedicando a confeccionar mascarillas y batas quirúrgicas.

El desabastecimiento del material sigue siendo uno de los principales problemas de esta crisis sanitaria. A falta de una correcta gestión del Gobierno, la solución la están aportando empresas y particulares.

Junto a grandes grupos como Inditex, El Corte Inglés o Mango; los talleres de numerosas marcas de ropa más pequeñas también han parado la producción de su siguiente temporada para confeccionar mascarillas y batas quirúrgicas.

Modistas Solidarias: De Wolflamb a Vicky Martín Berrocal

Modistas Solidarias es una iniciativa que nació en Zaragoza y a la que se han unido multitud de diseñadores como María Cordero que ha conseguido llevar esta red solidaria a lo más alto.

A través de su firma Wolflamb y con la ayuda de la empresa de representación de influencers, The Lab Talents, Cordero ha conseguido entregar 7.000 mascarillas a 78 hospitales, supermercados, residencias de ancianos y cuarteles de Policía. La diseñadora ha explicado a Libre Mercado que no hacen entrega a particulares porque "se han dado situaciones en la que algunos las piden y luego las venden" y ella defiende que esta iniciativa no se ha creado "para que alguien haga negocio".

taller-vicky-martin-berrocal.jpg

Esta red se ha hecho más conocida por la exposición que ha tenido por redes sociales con la ayuda de otras marcas, celebrities e influencers. Caras conocidas como los diseñadores Vicky Martín Berrocal o Juan Avellaneda ya se han sumado a esta red. Pero, sin lugar a duda, sin el apoyo de los voluntarios no podrían haber alcanzado esas cifras. La ayuda comienza mandando un email a amor@wolflamb.es especificando qué tejidos o materiales pueden aportar. Lo que más reclaman los diseñadores son gomas, bieses, telas impermeables y algodón 100% que se pueda lavar a más de 60º.

Aunque el objetivo de la dueña de Wolflamb es alcanzar las 10.000 mascarillas (que cumplirán esta semana), asegura que "las peticiones siguen llegando. Iremos fabricando hasta donde podamos llegar. Nos encantaría hacer más pero ni tenemos el material ni podemos aguantar esta situación altruista".

Costureras particulares

Modistas Solidarias nació en Zaragoza y precisamente allí, María Pilar Gregorio, confecciona las mascarillas desde su casa. Las fabrica a doble capa y, como las de algodón no son del todo apropiadas para los sanitarios, las entrega a los miembros de su familia y amigos para que en sus labores diarias estén más protegidos.

maquina-de-coser.jpg

A poco más de 100 kilómetros de su casa, se encuentra Aranda de Moncayo, un pequeño municipio con menos de 200 habitantes. Su alcalde, José Javier Jordán, junto a su mujer, Pilar González y otras cuatro costureras se han puesto manos a la obra a crear mascarillas. A falta de un taller, explica a Libre Mercado que utilizan "las máquinas de coser que tienen por casa y las que se usaban antiguamente para hacer zapatos". Cuando tienen un gran paquete, José Javier las entrega al Ayuntamiento de Illueca para que las distribuyan por residencias de mayores de Calatayud y Zaragoza.

En Libre Mercado

    Servicios