Menú

¿Cuántos contagiados por COVID-19 hay realmente en España? Datos para el debate

Test, fallecimientos, bajas laborales, estimaciones epidemiológicas, encuestas... ¿Qué fuente nos permite conocer mejor la situación real?

0
Test, fallecimientos, bajas laborales, estimaciones epidemiológicas, encuestas... ¿Qué fuente nos permite conocer mejor la situación real?
Un técnico sanitario traslada a un paciente al Hospital. | EFE

El 63% de los españoles cree que el gobierno está ocultando información sobre el coronavirus y un 56% considera que el presidente Pedro Sánchez no transmite confianza. Además, un 81% de los ciudadanos critica la forma en que se ha gestionado la compra de material sanitario y un 76% considera que la cifra de contagiados es mucho mayor de la oficial.

Así se desprende del último barómetro elaborado por GAD3 sobre la gestión de la crisis sanitaria del coronavirus. En base a estos datos, parece lógico preguntarse hasta qué punto el gobierno de España está ofreciendo información fehaciente sobre la situación sanitaria que atraviesa nuestro país a raíz de la pandemia. Incluso hay quienes plantean que España tiene 7 millones de infectados. Pero, ¿son fundadas estas sospechas o simplemente se trata de una teoría de la conspiración?

Empecemos repasando la información que nos brindan los sondeos:

- La Fundación IO, especializada en asuntos sanitarios, calculaba el pasado 29 de marzo que el número real de positivos en País Vasco sería entre 5 y 10 veces superior de la cifra oficial de contagiados.

- Un sondeo realizado por Sociométrica en toda España apuntaba el mismo día 29 de marzo que habría aproximadamente 850.000 españoles que reportan síntomas propios del COVID-19, aproximadamente 10 veces por encima de los datos que comparte el ministerio de Sanidad.

Vayamos ahora a los datos que manejan los gobiernos de las dos regiones más afectadas, Madrid y Cataluña:

- En Madrid, la consejería de Sanidad que dirige Enrique Ruiz Escudero señaló el 26 de marzo que los diagnósticos realizados en casa entre aquellas personas que declaran tener síntomas compatibles con el coronavirus elevarían el número de casos activos desde 17.000 a 50.000, de modo que la incidencia real de la pandemia sería 3 veces más alta de lo que reflejaban las estadísticas oficiales en esa misma fecha.

- En Cataluña, la Generalidad repasó en un informe del 24 de marzo las cifras de bajas laborales relacionadas con el coronavirus y ha constatado que se habían tramitado 40.000 expedientes de este tipo en un momento en que había 8.000 positivos. El desfase sería, en este caso, de un factor de seis.

¿Qué pasa si tomamos esa misma metodología (proyección a partir de las bajas laborales) y realizamos el cálculo realizado por el gobierno catalán, pero con cifras para toda España? encontramos que el número de bajas laborales ligadas a la pandemia se sitúa también por encima de la cifra oficial de contagiados. Así, cuando el dato ofrecido por el gobierno hablaba de 50.000 infectados, el volumen de bajas laborales ligadas al COVID-19 ascendía a 130.000. Teniendo en cuenta que dicha cifra abarca solamente a la población activa, el dato real para esa fecha podría ser de unos 400.000 contagiados.

Los expertos en virología y los conocedores del COVID-19 ven más que razonables estas hipótesis y recuerdan que, de hecho, alrededor del 80% de quienes portan el virus no tienen síntomas graves, de modo que, si la cifra oficial ronda los 100.000 contagios (amén de otros 30.000 recuperados), el número real de afectados podría ser de 500.000, partiendo de que el grueso de los positivos oficiales se corresponde a personas que sí tienen dolencias más hondas y requieren atención médica o incluso hospitalización.

Refinando dicha estimación, el cálculo realizado por los epidemiólogos de la UPV apunta que, en efecto, el pico real de contagiados llegó a ser de 550.000 personas, si bien ese dato ya se habría reducido después de que hayan transcurrido tres semanas de confinamiento. Así, durante Semana Santa, pasaríamos a situarnos por debajo de los 400.000 afectados reales.

1-numero-real-contagiados-coronavirus-es

¿En qué indicadores nos fijamos?

Ante esta ceremonia de la confusión, la única forma de establecer con mayor certidumbre cuántos españoles están afectados por el coronavirus sería adoptar una estrategia de pruebas masivas como la que explicó Libre Mercado hace semanas en un especial sobre la exitosa reacción coreana ante el brote. En comunidades autónomas como Galicia ya se está desplegando este tipo de estrategia. Sin embargo, su aplicación generalizada se ha visto minada por el fiasco del gobierno central, que realizó una compra de 650.000 tests defectuosos.

Pero, si no tenemos una guía clara para hacer un seguimiento de la enfermedad, ¿en qué indicadores podemos fiarnos para saber cómo vamos en la lucha contra la pandemia? Quizá una fuente razonable para hacer este análisis con algo más de certidumbre podría ser el cálculo del número diario de fallecidos.

Si tomamos como referencia los datos de la OMS podemos ver que el dato de nuevas muertes diarias dejó de crecer exponencialmente la pasada semana y empieza a ralentizarse. Esto indicaría que el número total de nuevos infectados ha empezado a moderarse, en línea con los modelos epidemiológicos que presagian un mes complicado hasta la primera quincena de abril y una mejora progresiva desde entonces.

muertes-diarias-covid-19-espana.png

En el caso de Madrid, tanto la curva de fallecidos como el número de ingresados en las UCIs apuntan también a una cierta moderación en el ritmo de crecimiento del COVID-19:

Pero, aunque los datos de fallecidos tienen un desfase menor que el de contagios, tienen también importantes limitaciones. No incluyen a personas que pierden la vida sin haber recibido un diagnóstico y, además, pueden excluir a quienes han fallecido en la soledad de su domicilio, sin haber sido aún detectados por las autoridades competentes. Pese a todo, las muertes son, al fin y al cabo, el aspecto más preocupante de la pandemia y, al menos, en los últimos días parece haberse producido un cambio a mejor en la evolución de estos indicadores.

En este sentido, el Tribunal Superior de Justicia de Castilla-La Mancha anunció el 6 de abril que, durante el mes de marzo, ha tramitado 1.921 licencias de enterramiento asociadas al virus originario de China. Hablamos de una cifra marcadamente inferior a los 775 fallecidos que constaban a fin de mes en los registros oficiales del ministerio de Sanidad.

En Libre Mercado

    Servicios