Menú

¿Por qué Juanma Moreno se ha convertido en el líder mejor valorado por la gestión del Covid-19?

La rapidez de la Junta, que empezó a mover ficha el 26 de enero, ha permitido reducir el impacto del coronavirus en Andalucía.

0
La rapidez de la Junta, que empezó a mover ficha el 26 de enero, ha permitido reducir el impacto del coronavirus en Andalucía.
Juan Manuel Moreno Bonilla,presidente de la Junta de Andalucía | EFE

La aprobación del gobierno de Pedro Sánchez y Pablo Iglesias se ha desplomado del 64% al 39% a raíz de la crisis del coronavirus, según una encuesta de Metroscopia. Parece evidente que el manejo de la emergencia sanitaria y económica por parte del gobierno de PSOE y Podemos despierta cada vez más desconfianza y desafección entre la ciudadanía.

Sin embargo, en clave autonómica vemos que algunos barones regionales están mejorando sus cifras de aprobación gracias a un buen manejo de la emergencia. El mejor ejemplo es Juanma Moreno. De acuerdo con Metroscopia, el 60% de los andaluces valora positivamente el trabajo de la Junta ante la pandemia, mientras que solo un 37% da el "OK" al Ejecutivo nacional.

¿Cuál es la situación del coronavirus en Andalucía? Según los datos que maneja la Consejería de Salud y Familia, el número de positivos ascendía el domingo 5 de abril a 8.300 personas, lo que convierte al territorio sureño en el quinto con más contagiados, a pesar de que su población es la más grande del país. De hecho, si se ajustan los datos de contagiados al tamaño de la población, vemos que el ratio para Andalucía es de 99 por cada 100.000 habitantes, lo que supone el tercer porcentaje más bajo de todo el país, solo por detrás de Murcia (83 casos por cada 100.000 habitantes) y Canarias (75 casos por cada 100.000 habitantes).

Hay buenas noticias en la evolución de la curva, puesto que las cifras de pacientes curados (670) ya rebasan las de fallecidos (470) y los números diarios de recuperados crecen con fuerza (el 5 de abril, más de 200). También hay un ratio favorable en lo referido a las hospitalizaciones, puesto que solo 360 de los 8.300 positivos están ingresados en la UCI.

La rapidez a la hora de tomar medidas ha sido clave. El pasado 26 de enero, mientras el gobierno de coalición de PSOE-Podemos miraba hacia otro lado ante las alertas de la OMS y la UE, el gabinete andaluz que lideran PP y Cs, con apoyo parlamentario de Vox, puso en marcha un grupo de expertos para hacer frente al coronavirus. Esto permitió hacer compras tempranas de respiradores y otros materiales sanitarios y también hizo posible diseñar planes de contingencia para anticipar todo tipo de escenarios. Por otro lado, el 13 de marzo se anunció un plan de choque que incluía 53 medidas y 12 recomendaciones.

Pese a contar con ventaja gracias a esta actitud de precaución y anticipación, desde San Telmo denuncian que la Junta podría hacerlo mejor si el gobierno de Pedro Sánchez y Pablo Iglesias cumpliese lo que promete. Por ejemplo, los test rápidos de detección anunciados por el ministerio de Sanidad no llegaron hasta la mañana del 6 de abril.

En clave económica, tampoco hay ni rastro de los 100 millones de euros de ayuda anunciada para la región. Mientras tanto, 430.000 andaluces se han visto afectados ya por casi 90.000 ERTEs, a pesar de lo cual el ministerio de Hacienda ha retirado 430 millones de euros de financiación a las "políticas activas de empleo" que esperaba manejar Moreno.

Las medidas de la Junta

Pese a estas circunstancias, el gobierno que encabeza Juanma Moreno se ha puesto manos a la obra y ha volcado todos sus esfuerzos en compensar la mala gestión del gobierno central con medidas efectivas. De entrada, la Junta ha actuado por cuenta propia para hacerse con 50.000 test rápidos y también ha movido ficha para comprar varios lotes de mascarillas (el 91% de las que se están empleando han sido adquiridas por el gabinete de Moreno, mientras que el resto se corresponden principalmente a las donaciones de Inditex y no a las compras del gobierno de Sánchez e Iglesias).

Desde la Junta han planificado dos escenarios: el Plan 9.000 y el Plan 15.000. Se da por descontado que se llegará al primero (9.000 contagiados), de modo que ya se han ordenado distintas medidas orientadas a aumentar la capacidad de atención del sistema sanitario, en línea con estas previsiones. Para anticipar esta situación, se han desplegado hoteles medicalizados para pacientes de mayor edad y se ha lanzado una estrategia de seguimiento para los posibles afectados. Sin embargo, la Junta también quiere estar preparada ante un posible cambio a peor de la situación (15.000 contagiados) de modo que ha trazado un plan de emergencia para desplegar una especie de "hospital de campaña" en la Ciudad Deportiva de Carranque, a la manera de lo que ha hecho la Comunidad de Madrid en IFEMA.

Ahora que España entra en una fase clave para consolidar una mejora de la situación sanitaria, Moreno ha pedido "lealtad" al gobierno de Sánchez e Iglesias y ha pedido que las promesas de ayuda se cumplan. En paralelo, ha recalcado que, "aunque Andalucía tiene el 20% de la población de España, representa el 6% de los contagios totales de España, el 4% de los fallecidos y el 7% de los ingresados en la UCI".

En Libre Mercado

    Servicios