Menú

Controles de temperatura y mesas separadas: cómo puede cambiar la hostelería por el Covid-19

El analista e inversor Roger Lipton aseguró a Business Insider que "habrá una nueva normalidad en términos de nuestro estilo de vida".

0

El sector hostelero es uno de los más importante de España aportando el 6,2% del PIB. Solo en 2018, la hostelería consiguió una facturación superior a los 123.000 millones de euros alcanzando los 314.311 establecimientos y los 1,7 millones de empleados. Sin embargo, la crisis sanitaria causada por la expansión del Covid-19 puede suponer un antes y un después para el sector, que tendrá que someterse a una fuerte remodelación.

El analista e inversor Roger Lipton aseguró a Business Insider que "habrá una nueva normalidad en términos de nuestro estilo de vida", lo cual supondrá que la hostelería se enfrente a un nuevo paradigma. De hecho, el experto afirma que se tardarán años en volver a ver llenos algunos de los bares y restaurantes más típicos. "Igual que el 11-S cambió para siempre la industria de las aerolíneas, el coronavirus lo hará con la restauración", concluye.

Daño económico

Según el informe "Impacto de Covid-19 en la Hostelería en España", elaborado conjuntamente por la consultora Bain & Company y la firma de servicios profesionales EY el sector podría perder 55.000 millones de euros en 2020, lo que significa un descenso de la facturación del 40%. Pero no solo eso, la destrucción de puestos de trabajo puede acabar con el empleo de 680.000 trabajadores en el momento más critico y de 207.000 de manera definitiva.

Además, el estudio destaca que el conjunto del sector opera con márgenes de beneficios muy bajos. Por ejemplo, en el caso de la restauración, en torno al 6% frente al 13% de la media de todos los sectores nacionales. Sus niveles de capitalización son bajos, con un patrimonio neto en el caso de la restauración de un 34% frente a un 50% de media a nivel agregado nacional. También se trata de un sector con poca liquidez. En restauración, por ejemplo, el 50% de los negocios podría aguantar únicamente alrededor de un mes de gastos operativos fijos sin recurrir a financiación. Además, señalan que los gastos fijos durante la crisis son de entre 6.000 y 16.000 millones de euros.

El día después

El daño económico va a ser severo, pero la vuelta a la normalidad no va a ser ni mucho menos temprana. De hecho, ya hay varias tendencias que indican cómo será el protocolo de control a la hora de ir a cenar o a comer a un restaurante. En Estados Unidos, McDonald's, Burger King y Popeye's ya toman la temperatura de los trabajadores en la entrada y esto podría extenderse por todo el mundo. Por su parte, desde Profesional Horeca apuntan a un fuerte aumento de las medidas en materia de seguridad alimentaria en los próximos meses y años.

Entre las nuevas normativas, cabe pensar que al menos en los próximos años puede ser habitual el control de temperaturas y el distanciamiento social entre mesas y sillas, lo que significará menos clientes por bar.

En Libre Mercado

    Servicios