Menú

Seat empieza a hacer test a sus 15.000 empleados para su vuelta al trabajo

Seat retomará la producción el próximo lunes 27 de abril en las plantas de Martorell, Barcelona y Componentes.

0
Seat retomará la producción el próximo lunes 27 de abril en las plantas de Martorell, Barcelona y Componentes.
Interior de un coche Seat | Motor 16

Seat ha empezado esta mañana a realizar test PCR a sus 15.000 empleados para garantizar su salud y evitar contagios de coronavirus de cara a reiniciar de su actividad de manera gradual a partir del próximo 27 de abril.

Además, según ha informado la empresa, estos test suponen una muestra representativa de la sociedad y sus resultados, anónimos y confidenciales, serán la base de un estudio científico.

La automovilística es la primera empresa en España que hace estas pruebas y, en total, se harán más de 3.000 test PCR semanales a los empleados de producción de Seat Martorell, Seat Barcelona, Seat Componentes y CROS, así como al conjunto de profesionales de la compañía y se ampliarán a otras empresas del grupo Volkswagen en España.

En concreto, esta mañana han empezado las pruebas en tres centros de atención en las instalaciones de CARS (Martorell), Seat Barcelona y Seat Componentes.

La compañía decidió reiniciar de manera gradual la actividad el próximo 27 de abril y, entre las medidas de salud y seguridad, acordó con los representantes sindicales realizar test PCR para la detección del SARS-Cov2, que son la prueba diagnóstica más fiable para identificar si las personas evaluadas han contraído el Covid-19.

Un laboratorio homologado por el Ministerio de Sanidad y la Generalitat analizará los test sin repercutir en la actividad de la sanidad pública, que estarán coordinados por el Servicio Médico de Seat, bajo la supervisión del doctor Bonaventura Clotet, director de IrsiCaixa y miembro del Comité Científico de Seat.

El presidente de Seat y vicepresidente de Finanzas e IT, Carsten Isensee, ha explicado que, una vez superada la fase más dura del coronavirus, la compañía afronta la primera etapa de vuelta a la normalidad "sin bajar la guardia".

En este sentido, ha subrayado que "es imprescindible" aplicar medidas exigentes de salud y seguridad para garantizar que la reincorporación al trabajo se produce de forma "totalmente segura".

Isensee ha añadido que, con la decisión de Seat de invertir en el programa de test PCR, la compañía también "ayuda a las autoridades sanitarias a conocer el alcance de la pandemia".

El doctor Bonaventura Clotet ha destacado que "realizar test a todos los empleados es la mejor manera de minimizar el contagio" y ha insistido en que, desde el punto de vista epidemiológico, es una gran oportunidad para aumentar el conocimiento científico que tenemos del Covid-19, ya que la plantilla de la empresa es una muestra "amplia y representativa" de la sociedad y sus resultados, anónimos y confidenciales, serán la base de un estudio científico en el ámbito del Comité Científico SEAT Empresa Saludable.

Seat retomará la producción el próximo lunes 27 de abril en las plantas de Martorell, Barcelona y Componentes y el regreso de la actividad se hará de manera gradual para aplicar las medidas de salud y seguridad necesarias.

Reinicio de la actividad

La compañía ya ha contactado con sus principales proveedores para coordinar el reinicio de la actividad.

Durante las semanas del 27 de abril al 4 de mayo, Seat Martorell trabajará a un turno de producción en cada una de las tres líneas, en las que se fabrican el Seat Ibiza, Seat Arona, Seat León y Audi A1, a aproximadamente un tercio de su capacidad.

La compañía fabricará durante las dos primeras semanas alrededor de 325 coches al día.

A partir del 11 de mayo, trabajarán dos turnos de producción en cada una de las líneas, también a un tercio del volumen habitual, lo que permitirá fabricar unos 650 coches diarios.

Seat espera volver al ritmo de producción previo a la crisis a partir de junio, según la evolución del coronavirus y sus efectos en la actividad comercial.

Además de la realización de test PCR, se adaptarán las líneas de producción para que todos los empleados puedan mantener la distancia de seguridad exigida de dos metros y, si las particularidades del puesto de trabajo lo permiten, se tomarán medidas adicionales que garanticen la salud y la seguridad de la persona.

Todos los trabajadores recibirán máscaras quirúrgicas y tendrán a su disposición geles desinfectantes, mientras que las instalaciones también se someterán a una limpieza profunda antes y después de cada turno de producción.

En Libre Mercado

    Servicios