Menú

De los países nórdicos a Argentina: los datos que desmontan el discurso de Podemos

Los países nórdicos, a los que parte de la izquierda pone como ejemplo, están entre los más capitalistas del mundo.

0
Los países nórdicos, a los que parte de la izquierda pone como ejemplo, están entre los más capitalistas del mundo.
Pablo Iglesias puso en 2016 como ejemplo a seguir por España, a los paises nórdicos | Cordon Press

Los socialistas suelen referirse a los países nórdicos como su modelo a seguir. De hecho, hasta Pablo Iglesias declaraba en el año 2016 que "los ejemplos nórdicos, el bienestar en Dinamarca o Suecia, deben ser los ejemplos en España". Aunque ahora Podemos parece más centrado en que España se parezca a Argentina, poner a los países nórdicos como ejemplo de país ideal viene siendo habitual entre los políticos de izquierdas. Sin embargo, estos mismos políticos tienden a obviar los datos: los nórdicos están entre los países más capitalistas del mundo.

Los datos

Para medir el grado de capitalismo en un país basta con mirar dos índices: el indicador de libertad económica y el indicador de respeto a la propiedad privada. En el primero de ellos, se mide la burocracia, el tamaño del Gobierno y el grado de libre mercado de los países. Mientras que en el segundo barómetro lo que se puntúa es la protección legal que tiene la propiedad privada en ese territorio.

En el índice elaborado por Heritage para calificar la libertad económica, Dinamarca aparece en el octavo lugar, Finlandia en el vigésimo, Suecia en el vigésimo segundo y Noruega en el vigésimo octavo. Todos ellos entre los 30 primeros países más libres del mundo. España, por su parte, ocupa el puesto número 58 apareciendo por detrás de Kosovo, Azerbaiyán, Colombia o Rumania, entre otros.

En cuanto al respeto a la propiedad privada, los nórdicos son todavía más tajantes. Finlandia es el país que más protege este derecho de todo el mundo, Suecia ocupa el séptimo lugar, Noruega el octavo y Dinamarca el décimo tercero. España, sin embargo, cae al puesto número 36, 3 posiciones por debajo de lo puntuado en 2018.

Pero esto no es todo, para comprobar si una mayor libertad económica y un mayor respeto a la propiedad privada son positivos para el conjunto de la sociedad, basta con observar el estudio anual de Naciones Unidas para medir el desarrollo humano de los países, en el que se tienen en cuenta aspectos como la igualdad de género, la igualdad económica, el respeto al medioambiente, la riqueza, el acceso a las tecnologías, etc. En el informe de 2019, Noruega aparece en el primer lugar y, por tanto, se convierte en el país con mayor desarrollo humano del mundo. Suecia es el octavo, Dinamarca el undécimo y Finlandia el décimo segundo. España, por su parte, está en el puesto número 25.

Con todos estos datos, queda demostrado dos cosas: los países nórdicos no son, ni mucho menos, paraísos socialistas y un mayor grado de libertad económica y de respeto a la propiedad privada se traduce en un mayor desarrollo humano.

Podemos mira a Argentina

Sin embargo, Irene Montero, ministra de Igualdad, ha asegurado recientemente en el programa La Pizarra que el modelo para salir de la crisis es Argentina. "Hay que mantener la esperanza porque como nos demuestra el ejemplo de Argentina, se pueden construir esas alternativas y esas formas de organización social que no dejan a nadie detrás, que cuando llega un momento difícil ven a un Gobierno valiente poniéndose al lado de la gente", declaraba Montero.

Tomando estos mismos indicadores, se puede comprobar que Argentina está entre los países con menos libertad económica del mundo, ya que ocupa el puesto 149 sobre 180. Pero no solo eso, el país latinoamericano aparece en el lugar 82 de 129 sobre el respeto a la propiedad privada. Todo ello se traduce en que, en el índice de desarrollo humano, Argentina ocupa el puesto 48 por detrás de Qatar o Arabia Saudí.

En Libre Mercado

    Servicios