Menú

Telefónica y Liberty Global fusionan sus negocios en Reino Unido

La joint venture participada al 50% por ambas compañías, da lugar a un operador de servicios fijos y móviles líder en Reino Unido.

0

Telefónica ha anunciado este jueves a primera hora su acuerdo con la británica Liberty Global para fusionar sus negocios en Reino Unido y convertirse así en líder en telefonía fija y móvil en el país.

El acuerdo supone la unión de sus negocios en Reino Unido en una joint venture participada al 50% por ambas compañías. En comunicado, la empresas detallan que esta operación, que unirá a la operadora de banda ancha fija Virgin Media y a la de móvil O2, generará "sustanciales sinergias" valoradas en 6.200 millones de libras (7.079 millones de euros), en términos de valor actual neto y excluyendo los costes de integración.

En concreto, estiman unas sinergias sobre costes, capex e ingresos de 540 millones de libras (618 millones de euros) anuales a partir del quinto ejercicio completo tras el cierre. Para lograrlas, prevén incurrir en unos gastos de integración de unos 700 millones de libras (801 millones de euros), la mayor parte de los cuales deberían registrarse en los primeros cuatro años después del cierre.

"La combinación de ambas compañías dará lugar a un proveedor integrado de servicios fijos y móviles más fuerte en el mercado británico, que impulsará la expansión de la red de alta velocidad de Virgin Media y el despliegue de red 5G de O2, en beneficio de clientes, empresas privadas y el sector público", remarcan.

La operación otorga un valor de empresa a O2 de 12.700 millones de libras (14.500 millones de euros) y a Virgin Media de 18.700 millones de libras (21.353 millones de euros). El negocio de Telefónica se aportará libre de deuda, mientras que Virgin Media se aportará con 11.300 millones de libras (12.902 millones de euros) de deuda neta y similares.

Ambas partes prevén recibir fondos totales netos en metálico al cierre de la operación y tras ejecutar una serie de recapitalizaciones que generarán ingresos por valor de 5.700 millones de libras (6.509 millones de euros) para Telefónica y 1.400 millones de libras (1599 millones de euros) para Liberty Global, tras descontar un pago compensatorio a Telefónica por valor de 2.500 millones de libras (2.855 millones de euros).

Financiación por 4.000 millones de libras

En el marco de la operación, O2 ha asegurado con un sindicato de bancos la suscripción de una financiación por valor de 4.000 millones de libras (4.578 millones de euros) a través de nuevas líneas de crédito no dispuestas en relación con el negocio de O2.

Asimismo, la joint venture ha fijado un objetivo de deuda neta de entre cuatro y cinco veces y los fondos procedentes de la generación de caja libre y financiación a futuro se distribuirán a partes iguales entre Telefónica y Liberty Global. Ni Telefónica, ni Liberty Global consolidarán los resultados de la empresa conjunta en sus respectivas cuentas tras el cierre de la operación.

La joint venture tiene la intención de distribuir, periódicamente, el efectivo disponible a sus socios, así como realizar nuevas recapitalizaciones, también de manera periódica, sujetas a condiciones operativas y de mercado, para mantener su ratio de apalancamiento neto dentro del referido objetivo.

Nueva plataforma convergente

La nueva plataforma convergente crea un proveedor integrado de telecomunicaciones a nivel nacional en Reino Unido con más de 46 millones de suscriptores de vídeo, banda ancha y conectividad móvil y unos ingresos de 11.000 millones de libras (12.588 millones de euros).

La nueva plataforma pondrá al cliente en el centro de su estrategia y contará con la escala necesaria para innovar en un entorno digital cambiante, invirtiendo 10.000 millones de libras (11.421 millones de euros) en el Reino Unido durante los próximos cinco años.

Telefónica y Liberty Global proporcionarán a la joint venture tras el cierre de la operación un conjunto de servicios de Tecnologías de la Información (TI) y tecnología, compras, gestión de marcas y otros servicios de soporte, principalmente. Los gastos anuales en los que incurrirá dependerán, en última instancia, del nivel real de servicios que finalmente requiera.

Dirección ejecutiva

La dirección ejecutiva de la joint venture será nombrada por sus socios con anterioridad al cierre de la operación, mientras que el consejo de administración estará compuesto por ocho miembros, cuatro representantes de cada uno de sus socios.

Mike Fries, presidente ejecutivo de Liberty Global, y José María Álvarez-Pallete, presidente ejecutivo de Telefónica, serán miembros de dicho consejo. El cargo de presidente del consejo de administración rotará cada dos años, entre Liberty Global y Telefónica, empezando por Liberty Global.

El presidente ejecutivo de Telefónica ha subrayado la fusión de ambas empresas supone "un punto de inflexión" en el mercado británico, en un momento en que la demanda de conectividad nunca ha sido tan alta ni tan crítica.

"Estamos creando un competidor fuerte, con una escala significativa y con fuerza financiera para invertir en infraestructuras digitales en Reino Unido, ofrecer más opciones y aportar un mayor valor a millones de consumidores, empresas y clientes del sector público", ha remarcado.

Pallete ha valorado este jueves muy positivamente la operación, que reafirma, según su opinión, el valor de futuro de la compañía. En una entrevista en Onda Cero, Pallete también ha valorado la reacción de la sociedad española ante la terrible crisis del coronavirus y ha dicho que "hay que confiar y volver a la normalidad lo antes posible de forma segura". También ha añadido que "lo importante es lo que tenemos por delante" y en ese sentido ha destacado que para afrontarlo es muy importante la "fortaleza de la sociedad española" y ha aplaudido "cómo ha reaccionado" ante la pandemia. Según Pallete, lo que tenemos por delante, "es terreno inexplorado".

Por su parte, el presidente ejecutivo de Liberty Global, Mike Fries, ha resaltado que con Virgin Media y O2 trabajando juntos, "el futuro de la convergencia está hoy aquí". "Cuando la potencia del 5G se una a la banda ancha fija de 1 giga, los consumidores y empresas del Reino Unido ya no mirarán hacia atrás nunca más. Estamos comprometidos con este mercado y alineados con los objetivos de digitalización y conectividad del propio Gobierno", ha insistido.

Venta de acciones

Cada socio se reserva el derecho de iniciar una oferta pública de venta acciones (OPV) de la empresa conjunta tras el tercer aniversario del cierre de la operación. Además, las partes han acordado distintos mecanismos de restricción a la transmisión de las acciones hasta pasados cinco años desde el cierre de la operación, momento a partir del cual cualquiera de los socios podrá iniciar la venta a un tercero, sujeto a un derecho de adquisición preferente otorgado a favor del otro socio.

Las compañías informan de que el cierre de la operación se espera hacia mediados de 2021, sujeto a las correspondientes aprobaciones regulatorias, a la ejecución de las mencionadas recapitalizaciones, así como a otras condiciones de cierre habituales en este tipo de operaciones.

En Libre Mercado

    Servicios