Menú

Muere Alberto Alesina, el mayor experto del mundo en políticas de austeridad

El catedrático de Harvard demostró que bajar gasto es mucho menos dañino para la economía que subir impuestos.

0
El catedrático de Harvard demostró que bajar gasto es mucho menos dañino para la economía que subir impuestos.
Fallece Alberto Alesina, experto en austeridad

El catedrático de la universidad de Harvard, Alberto Alesina, falleció a lo largo de la jornada de ayer tras sufrir un infarto mientras disfrutaba de un paseo por las montañas acompañado de su mujer, Susan. La mala noticia ha sido confirmada por David Cutler, compañero del italiano en la universidad de Massachusetts, y divulgada por David Wessel, analista de la Brookings Institution.

Conocí a Alesina a través de Veronique de Rugy, economista francesa afincada en Estados Unidos y especializada en estudios fiscales y regulatorios. En plena Gran Recesión, ambos firmaron un interesante documento de trabajo que exploraba los resultados divergentes que arrojan las políticas de austeridad, diferenciando entre las de tipo público (es decir, menos gasto) y las de corte privado (basadas en subir impuestos).

La conclusión que arrojaba aquel trabajo era que el primer tipo de austeridad, basado en recortes de gasto, tiene menos impacto en el consumo, la inversión y el crecimiento que la segunda fórmula de estabilización presupuestaria, basada en subidas fiscales, cuya incidencia en la economía es mucho más negativa y prolongada. Aquellas conclusiones eran de un enorme valor en plena crisis, de modo que llegué a contactar con ambos para saber un poco más sobre aquel trabajo.

Fue así como descubrí la larga trayectoria de Alesina, quien lleva años estudiando las políticas de austeridad de la mano de un gran equipo en el que también figuran colaboradores como Silvia Ardagna, que ha completado una fulgurante carrera en el servicio de estudios de Goldman Sachs, Carlo Favero, un destacado profesor universitario que ha pasado por todo tipo de organismos internacionales, o Francesco Giavazzi, otro importante académico que ha combinado su papel como docente con su rol de divulgador y editorialista.

De la mano de estos y otros colaboradores, Alesina ha construido una monumental base de datos que estudia los planes de austeridad de decenas de economías de la OCDE, cubriendo una larga muestra que arranca en los años 70 y llega hasta nuestros días. Toda una vida de trabajo muestra que, más allá de las falacias y de la demagogia con la que se suelen abordar los planes de ajuste fiscal, la única forma de activar una recuperación rápida y evitar una crisis prolongada de deuda es reducir el peso del Estado, detectando ineficiencias e introduciendo ajustes y racionalizaciones.

Igualmente interesante es la conclusión que alcanzaron Alesina y sus colegas cuando analizaron la incidencia de la austeridad en los resultados electorales. Lejos de la creencia popular, que asocia recortes a malos resultados electorales, su hallazgo es que hay de todo: algunos gobiernos aplican medidas de austeridad y salen reelegidos, mientras que otros no corren la misma suerte. Todo gira, pues, en torno a la capacidad de explicar esos programas de ajuste.

austeridad000.png

El fallecimiento de Alesina llega a las puertas de una nueva crisis fiscal y escasos meses después de la publicación en España de Austeridad (Deusto, 2020), un magnífico libro que tuve el honor de traducir al castellano y que me brindó la oportunidad de volver a escribirle.

Estaba previsto que Alesina visitase España en su próximo paso por Europa. La crisis de la covid-19 retrasó esos planes y su fallecimiento ha echado al traste tal oportunidad. Sin embargo, el profesor italiano nos deja como herencia y legado su monumental obra de investigación. Lamento profundamente su fallecimiento, envío mis condolencias a su familia y amigos y espero que sus enseñanzas no vuelvan a caer en saco roto.

En Libre Mercado

    Servicios