Menú

Cruceros después del coronavirus: controles exhaustivos, cuestionarios médicos y sin bufet libre

Los cruceros sufrirán un enorme cambio adaptándose a la nueva situación.

0

Las principales navieras del sector ya comienzan a calentar motores para retornar a los mares y recuperar sus operaciones, sus rutas de navegación y volver a ofrecer sus servicios a millones de clientes. Navieras como Costa Cruceros, Norwegian Cruise Line, Pullmantur Cruceros o Carnival fueron las primeras en suspender voluntariamente las operaciones de forma voluntaria desde el 14 de marzo de 2020, a las que siguieron otras como MSC Cruceros, Disney Cruise Line o Royal Caribbean, con el objetivo de ayudar a las autoridades de salud pública y a los gobiernos de todo el mundo a contener el virus.

Las cifras del sector iban viento en popa a principios de 2020 cuando tenía previsión de alcanzar los 32 millones de pasajeros para este año.

Según CLIA España, que es miembro de la Asociación Internacional de Líneas de Crucero (CLIA): "Nos concentramos desde el primer momento en el regreso seguro y sin contratiempos de las personas que se encontraban a bordo y que se vieron afectadas por esta decisión. Devolver todos los barcos a puerto ha sido un proceso muy complejo, pero estamos muy orgullosos de haber desempeñado nuestro papel en un extraordinario esfuerzo global con equipos de personas que trabajan día y noche para coordinar un regreso seguro a puerto, bajo la dirección de los gobiernos y las autoridades sanitarias en cada paso".

Durante más de 50 años, la industria de cruceros ha protegido la salud pública, trabajando bajo la guía de las autoridades sanitarias de todo el mundo, incluidos los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de EEUU, la Organización Mundial de la Salud, entre otros.

Aunque es pronto para asegurar nada, ya hay varias noticias prometedoras en el sector del turismo y los cruceros para pensar en una vuelta a la situación antes del coronavirus, aunque sólo parcialmente. Una de esas noticias, al menos a nivel nacional ha sido la rectificación por parte del Gobierno de España en relación a la cuarentena de 14 días aplicable a los viajeros llegados a España, suprimiendo esta medida y favoreciendo el libre tránsito de viajeros extranjeros a partir del 1 de julio.

Varios días antes de esta noticia la compañía Hurtigruten, una de las más antiguas del mundo, anunciaba su regreso a los océanos, concretamente con las rutas Bergen-Kirkenes-Bergen, el día 16 de junio, fecha marcada en el calendario como el momento en el que se tiene previsto que zarpe el primer barco desde Bergen en Nuruega.

camarotes-de-crucero-naviera.jpg
Decenas de camarotes de un crucero MSC | D.A.

Cómo cambiarán los cruceros en la etapa post covid-19

Una de las primeras medidas para evitar posibles contagios sería reducir la capacidad de los barcos, según explica el diario Business Insider sobre la posibilidad de llevar a cabo esta medida en los barcos de la compañía Carnival.

Por su parte CLIA cree que "cambiarán muchas cosas una vez se empiece a reanudar la actividad", "las líneas de cruceros están trabajando en la elaboración de planes sólidos para que las autoridades los revisen y están centradas en introducir procedimientos de embarque aún más estrictos, protocolos adicionales de salud pública y saneamiento, monitoreo, protocolos en caso de evacuación, cuarentena y atención en tierra para los huéspedes y la tripulación", afirman.

Pero no sólo en el interior de los cruceros se tomarán medidas extraordinarias y que ha vienen siendo habituales como la distancia de seguridad, una buena higiene o incluso camarotes que sirvan específicamente para el aislamiento en caso de que sea necesario. Antes del embarque ya se están valorando protocolos que se implementarán en el corto plazo y que podrían haber llegado para quedarse. En el caso de la compañía noruega se pedirá a cada cliente que entregue un cuestionario médico para así detectar que no ha estado en contacto con nadie que haya dado positivo en covid-19 en los últimos 14 días, que no corre riesgo de enfermar y que no tiene problemas de salud graves. También como medida preventiva se podría tomar la temperatura de los pasajeros antes de subir a bordo.

En cualquier caso, la propagación de este virus es un problema que afecta a todos y se intensificará la limpieza y la desinfección a bordo de los barcos. Por ejemplo, desde Hurtigruten afirman que se tomarán muestras microbiológicas regulares y se enviarán a los laboratorios para su análisis, además de utilizar luz ultravioleta para analizar las superficies de los camarotes, las cocinas y las zonas comunes, entre otros lugares.

Existen infinidad de cosas que hay que tener en cuenta, desde el manejo de maletas, las tiendas, las excursiones en tierra y el transporte, el control de la temperatura, análisis de todas las tecnologías (lo que podría incluir rayos infrarrojos y portales tipo los del aeropuerto que miden la temperatura y la respiración) y el distanciamiento social que será una realidad en los barcos en el futuro previsible.

interior-restaurante-crucero-msc.jpg
El interior de un restaurante de un crucero antes del coronavirus. | D.A.

¿Continuarán existiendo los bufets en la zona de restauración?

Una de las preguntas más recurrentes de los últimos meses ha sido la continuidad de los buffets tal y como los conocíamos, su adaptación o eliminación total. En este sentido compañías como Royal Caribbean ya han anunciado que no tendrán la posibilidad de este tipo de servicios.

Por su parte la compañía Royal Caribbean tiene una fecha marcada en el calendario: el 12 de junio. Ese día es el anunciado para el regreso de las operaciones, pero los primeros cruceros que vuelvan a navegar. En cuanto al bufet, en un principio se habló de la posibilidad de suprimirlos por completo, aunque Richard Fain, presidente y CEO de Royal Caribbean Cruises Limited, dijo después que los bufets no desaparecerán por completo, sino que evolucionarían, según cuenta el portal especializado Travel of Path.

En este sentido según la compañía nórdica Hurtigruten "el número de huéspedes a bordo se reducirá, se eliminarán los bufets y se servirán los platos en la mesa. Se reducirá también el acceso a las áreas públicas y se dispondrán de marcas en el suelo que ayuden al usuario a mantener las distancias de seguridad con el resto de los huéspedes, entre otras medidas", medidas que podrían ser el estándar en el sector a partir de la vuelta a la normalidad después de la pandemia.

Asimismo, se espera que los cruceros se reanuden de forma gradual, ya que el virus se encuentra en diferentes etapas en diferentes partes del mundo. En el caso de la compañía MSC Cruceros permanece la suspensión de todos nuestros cruceros hasta el 10 de julio de 2020, aunque tiene sus barcos repartidos por todo el mundo en sus principales bases preparados para salir y hasta el 31 de julio en el caso de Royal Caribbean. Por ello, va a depender también qué destinos tienen procedimientos establecidos con controles más estrictos y un plan cuidadosamente pensado, y qué destinos están listos para aceptarnos.

En Libre Mercado

    Servicios