Menú

Parte la última plataforma del primer parque eólico flotante semisumergible del mundo

Con una capacidad instalada total de 25 MW, WindFloat Atlantic es el primer parque eólico flotante de Europa continental.

0
Con una capacidad instalada total de 25 MW, WindFloat Atlantic es el primer parque eólico flotante de Europa continental.
WindFloat Atlantic | Repsol

El proyecto WindFloat Atlantic emprende uno de los últimos pasos para pasar a estar totalmente operativo. La última de las tres plataformas con una turbina ya ensamblada que componen este proyecto ha partido del puerto de Ferrol hacia su destino definitivo, a 20 kilómetros de la costa de Viana do Castelo en Portugal, un viaje de tres días de duración.

Esta operación se completará cuando esta última unidad se acople al sistema de amarre previamente establecido y se conecte al resto del parque eólico marino. La tercera plataforma se instalará junto a las otras dos unidades, que ya están operativas y proveen energía a la red eléctrica de Portugal.

El transporte de cada una de las tres estructuras flotantes WindFloat Atlantic supone un hito en sí mismo, dado que evita la necesidad de contar con un buque de arrastre especializado y facilita que se replique.

La estructura flotante, con una altura de 30 metros y una distancia de 50 metros entre sus columnas, permite albergar los aerogeneradores más grandes del mundo instalados en una superficie flotante, con una capacidad de producción de 8,4 MW cada uno. Una vez instaladas las tres plataformas el parque eólico, con sus 25 MW de capacidad instalada, podrá generar la suficiente energía como para abastecer al equivalente a 60.000 usuarios al año. WindFloat Atlantic podría ahorrar casi 1,1 millones de toneladas de CO2.

Proyecto WindFloat Atlantic

El proyecto pertenece a Windplus, que es propiedad conjunta de EDP Renováveis (54,4%), Engie (25%), Repsol (19,4%) y Principle Power Inc. (1,2%). La instalación cuenta con tres turbinas eólicas montadas sobre plataformas flotantes ancladas con cadenas al lecho marino a una profundidad de 100 metros. La tecnología utilizada en el proyecto WindFloat minimiza el impacto medioambiental y facilita el acceso a recursos eólicos sin explotar en aguas profundas.

Las plataformas se construyen entre los dos países de la península ibérica: dos de ellas en los astilleros de Setúbal (Portugal) y la tercera en los astilleros de Avilés y Fene (España).

Esta iniciativa ha contado con el apoyo de instituciones públicas y privadas, lo que se ha traducido en la participación de empresas líderes en sus mercados y en el apoyo, vía financiación, del Gobierno de Portugal, la Comisión Europea y el Banco Europeo de Inversiones.

Entre las compañías que han hecho posible la realización de este proyecto destacan, junto a Principle Power, la joint-venture Navantia/Windar, el grupo A. Silva Matos, Bourbon, el proveedor de turbinas MHI Vestas y el proveedor de cables dinámicos JDR Cables.

En Libre Mercado

    Servicios