Menú

Nuevo baile de cifras de los ERTE sin cobrar: del medio millón de los funcionarios al 1,5% del Gobierno

El CSIF asegura que el SEPE pretende abrir al público con "unos 500.000 ERTE sin resolver", lo que les hace temer por la integridad de la plantilla.

0
El CSIF asegura que el SEPE pretende abrir al público con "unos 500.000 ERTE sin resolver", lo que les hace temer por la integridad de la plantilla.
Dos trabajadoras de la Oficina del Empleador protegida con mascarilla y con una pantalla separador | Europa Press

El Servicio Público de Empleo Estatal (SEPE) prepara la apertura de sus oficinas con una plantilla al borde del colapso. La avalancha de ERTE que se ha producido en España por la crisis del coronavirus ha provocado un enorme atasco en las prestaciones, a pesar del esfuerzo que aseguran que han realizado los empleados del SEPE, "que han estado trabajando sin descansar ni un momento", señalan fuentes del sindicato de funcionarios CSIF a Libre Mercado. "Con sus propios ordenadores han trabajado los fines de semana, en vacaciones de Semana Santa, doblando turnos... y todo por el mismo salario", denuncian.

En el sindicato aseguran que el SEPE pretende abrir al público el próximo lunes con "unos 500.000 ERTE sin resolver", lo que les hace temer por la integridad de la plantilla. "Va a haber una avalancha de gente en las oficinas; se van a formar colas y va a haber gente muy al límite, que no ha cobrado la prestación, y que lo va a pagar con el empleado que esté dando la cara", vaticinan. "En 2008, con la crisis, hubo agresiones a funcionarios" en las oficinas de empleo, recuerdan, "no queremos que pase igual". Este jueves, CSIF, el sindicato más representativo en las administraciones públicas, ha quedado en abordar la desescalada con los responsables del SEPE. "Vamos a reclamarles personal de seguridad", anticipan.

El dato de los ERTE sin cobrar que da CSIF coincide con una nueva encuesta del Consejo General de los Colegios de Gestores Administrativos, que asegura que, entre el 29 de mayo y el 2 de junio, todavía quedaban 480.000 personas sin percibir el famoso subsidio. A mediados de mayo, los datos de los administradores triplicaban a los del Gobierno. Ahora, de nuevo, sus números y los de CSIF chocan con las irrisorias cifras del Ministerio de Trabajo, que durante esos días aseguraba que apenas faltaba por pagar al 2% de los más de 3 millones de afectados por un ERTE en España. Lejos de entonar el mea culpa, el Ejecutivo socialista achaca los impagos a "errores en el DNI o en el número de cuenta" de los perceptores de la ayuda.

Desde CSIF aseguran que se da la circunstancia de que el coeficiente de error de los expedientes de ERTE que recibe el SEPE ha subido los últimos días del 11,6 al 14%. "Esto significa que aunque se van resolviendo de manera paulatina los expedientes pendientes, siguen entrando miles de nuevos ERTE con errores y que por tanto se tienen que paralizar para corregirlos", explican.

Ayer miércoles, los bancos volvieron a adelantar el otro pago de los ERTE, el tercero, y fuentes del departamento de Yolanda Díaz aseguraron a este periódico que sólo queda sin cobrar el 1,5%. ¿Cómo se puede estar produciendo este insólito baile de cifras?

La ineficaz gestión de los ERTE ha dado lugar a dramáticos testimonios de personas desesperadas que han estado más de dos meses sin ingresar un sólo euro. A raíz de todos estos casos, están surgiendo plataformas, como la de Afectados ERTE 2020, que recoge los problemas y la indignación de los damnificados. Hay gente que tampoco cobró ayer.

El SEPE pide el refuerzo de la plantilla

Desde CSIF, creen que ha sido "insuficiente" que el Gobierno reforzara "con sólo 800 interinos la plantilla de los 7.000 empleados que tiene en activo el SEPE, cuando las tramitaciones se han disparado un 500%". Por ello, piden más personal para tramitar los ERTE, la nueva prestación para empleadas del hogar y las prestaciones ordinarias del paro. "Muchos trabajadores saldrán del ERTE para pasar al paro. Esto va a durar mucho", auguran.

Además, en el sindicato de funcionarios se muestran molestos porque la Seguridad Social sí haya decidido reforzar la plantilla del Instituto Nacional de la Seguridad Social (INSS) para tramitar el Ingreso Mínimo Vital (tras la firma de un contrato de más de 100.000 euros con la empresa pública Tragsatec), mientras que a ellos no se les proporcionan más recursos. Según el ministro de Seguridad Social, José Luis Escrivá, se van a incorporar 500 nuevos empleados a su departamento.

Además, para poder cumplir con el pago de la renta mínima, durante los meses de junio a septiembre, el INSS llevará cabo un plan de refuerzo "con funcionarios voluntarios". Estos trabajarán fuera de su horario laboral "en modalidad presencial o en teletrabajo" por una "compensación económica de 21 euros brutos por cada hora completa de trabajo", aseguran en el CSIF, que no entienden esta "discriminación" con los funcionarios del SEPE, que no han cobrado horas extra.

La ministra de Trabajo, Yolanda Díaz, afirmó ayer que "sin lugar a dudas" está abierta a que los ERTE puedan extenderse hasta finales de año en algunos sectores.

En Libre Mercado

    Servicios