Menú

Escrivá reconoce que "un tercio" de los beneficiarios de la renta mínima "no son empleables"

A día de hoy, hay unos 280.000 beneficiarios del IMV no empleables por problemas de "drogadicción", "psicológicos" o con "formación precaria".

0
A día de hoy, hay unos 280.000 beneficiarios del IMV no empleables por problemas de "drogadicción", "psicológicos" o con "formación precaria".
Cola para recoger donaciones de alimentos | Europa Press

El Ingreso Mínimo Vital ya es una realidad. El Congreso aprobó ayer miércoles la polémica renta mínima por mayoría absoluta, con los votos del PP y con la abstención de Vox. Este mismo mes, unas 250.000 personas empezarán a cobrar un subsidio que llegará a 850.000 hogares españoles en los que viven más de 2,3 millones de personas, según los cálculos del Gobierno.

Que esta prestación pueda invitar a trabajar en negro a sus perceptores o que suponga un desincentivo a la búsqueda de empleo han sido los escenarios que más dudas han generado sobre su implantación. Respecto a la economía sumergida, aunque obligarán a los beneficiarios a realizar la declaración de la renta, no va a haber campaña específica para detectarla, ni han calculado cuántos de los potenciales beneficiarios actuales podrían estar trabajando sin declarar sus ingresos a día de hoy. En este sentido, la novedad es que han creado la figura del cooperador necesario, por ejemplo, si descubren que un empleador contrata en negro a un beneficiario del IMV, este tendrá responsabilidades. En Libre Mercado ya hemos publicado algunas de las obligaciones y sanciones.

Respecto a la búsqueda de empleo, desde el Ministerio de Seguridad Social obligarán a los hogares que no trabajen a inscribirse como demandantes de empleo y a seguir "itinerarios de búsqueda" de trabajo de los que todavía se conocen pocos detalles, ya que tendrán que fijarlos con las CCAA. Por ejemplo, la participación de los beneficiarios en entrevistas de trabajo o el envío de currículums no será imprescindible para recibir el subsidio. Para no caer en "la trampa de la pobreza", argumentan, permitirán que se pueda compatibilizar la ayuda con un empleo.

280.000 personas no son empleables

Pero, en este sentido, el ministro de Seguridad Social, José Luis Escrivá, ha dado este jueves un dato demoledor: "Un tercio" de los perceptores de la renta mínima "no son empleables" a día de hoy. Esto significa que no tienen las capacidades que exige el mercado laboral para encontrar cualquier empleo. Escrivá ha puesto como ejemplo a personas que cobrarán la ayuda y tienen problemas de "drogadicción", "psicológicos" o a las que, debido al "abandono escolar", tienen una "formación precaria". Estos perceptores, más de 280.000 personas, no encontrarían un trabajo aunque quisieran. Para ellos, el Ministerio que dirige el expresidente de la Airef elaborará "itinerarios más amplios de inclusión", porque, según el ministro, no se trata de obligarles a "aceptar el primer trabajo que llega". ¿Cuánto tardarán estas personas en incorporarse al trabajo? Es una incógnita.

En un encuentro virtual con el Consejo General de Economistas, Escrivá ha calificado de "planteamiento miope" no aprobar el IMV por el fraude que genere. "No vamos a dejar de hacerlo porque haya unos pocos defraudadores. Lo que haremos será luchar contra ellos", ha dicho.

Debido al cruce de datos que está llevando a cabo la Agencia Tributaria (AEAT) y la Seguridad Social, esta semana el Gobierno ha detectado a 76.000 hogares beneficiarios del subsidio. "A finales de esta semana se comunicará a estos hogares que van a tener una nómina mensual que complementen sus rentas", ha informado. Con un exhaustivo sistema de rastreo han evaluado a más de 16 millones de hogares en España. A partir del 15 de junio, se podrá solicitar está prestación que complementa un mínimo de ingresos de 462 euros al mes, para las personas que viven solas, hasta los 1.015 euros mensuales dependiendo del tipo de hogar.

Preguntado por el clamor de los empresarios y autónomos para que el Gobierno alargue los ERTE y las prestaciones por cese de actividad más allá del estado de alarma, Escrivá ha dicho que están evaluando su extensión según el sector.

En Libre Mercado

    Servicios