Menú

De derribar a Colón a atacar a los Conguitos: los "antirracistas" quieren acabar con el mítico chocolate español

Miles de usuarios se han rebelado contra la campaña que exige la retirada de la imagen y el nombre de los Conguitos.

0
Miles de usuarios se han rebelado contra la campaña que exige la retirada de la imagen y el nombre de los Conguitos.
Bolsa de Conguitos, las populares bolitas de chocolate rellenas de cacahué | Conguitos

El movimiento Black Lives Matter (BLM) no descansa. Primero arrasa con Colón, Cervantes, Fray Junípero, los Reyes Católicos, Lincoln...llevando a cabo un estatuacidio propio de los bárbaros que asediaron el Imperio Romano; para, ahora, señalar a unas bolitas de chocolate que saben requetebién. Sí, los míticos Conguitos, de la marca española Lacasa, son ahora pasto de la fauces de los movimientos "antirracistas", de la izquierda radical. Están dispuestos a hacer desaparecer la imagen y el nombre de la marca "por denigrar a los negros y, en especial, a los congoleños".

bolsas-conguitos.png
Hay Conguitos blancos, pero sobre ellos nadie ha dicho nada

Al presidente del Congo le encantó

Jamás, a Juan Tudela Férez, el creador de los míticos dibujos y anuncios de los Conguitos, que tanto éxito tuvieron, se le pasó por la cabeza elaborar una campaña xenófoba con los cacahuetes de chocolate de la fábrica de dulces Fedimar. Lejos de la paranoia del BLM, que azuza el odio entre razas y busca acabar con la concordia social, el publicista respondía a las acusaciones sobre si era racista su ilustración, en una entrevista en El Periódico de Aragón. Fue en el año 2003 y, sí, la dictadura de lo políticamente correcto ya estaba floreciendo, pero el mismo Tudela deja fuera de juego a los que intentaban tacharlo de "mala persona":

"Fue en 1961. Federico Díaz, de la fábrica de dulces Fedimar, nos enseñó unos cacahuetes cubiertos de chocolate y nos pidió que buscáramos un nombre y diseñáramos una mascota, las cajas y las bolsas. Eran unos años en los que se les daba un toque exótico a algunos productos. En esa época se produjo la independencia del Congo belga y se puso de moda una canción sobre el país en cuestión. Para dibujar la cabeza me basé en el producto. En España no había inmigrantes africanos. Ni siquiera los podíamos ver por televisión, porque no teníamos. La única inmigración era la de los propios españoles", comentaba el creativo en la entrevista.

Pero lo que sin duda es de especial relevancia, es que el mismo presidente congoleño de entonces quedó maravillado con el dulce español de chocolate. "José Luis Izaguerri, el comercial que bautizó el Conguito, me explicó incluso que en los 60 el presidente del Congo, Moshe Tshombe, vio los Conguitos en Bilbao. Le hizo mucha gracia y pidió varias cajas de cacahuetes", respondió Tudela Ferez. Y añadió, "nunca pensé en algo así hasta que hace días lo escuché en La Ventana , de la Cadena SER", puntualizaba sorprendido.

De hecho, el artista termina afirmando que con los códigos actuales no hubiera hecho un dibujo así, dejando entrever que la presión social de los movimientos totalitarios no dejan margen a la creatividad sin malicia.

De hecho, los anuncios televisivos de los Conguitos, en las décadas de los 70, 80 y 90, alcanzaron un gran éxito. Su popularidad aumentaba por momentos. En los spots aparecían Tina Turner, Stevie Wonder y Michael Jackson, en su versión dibujos animados. Ninguna de estas grandes celebridades tildó a los comerciales de racistas, es más, contaban con su consentimiento.

Avalancha de apoyo

Los izquierdistas llevan más de 3.000 firmas llevan recogidas en Change.org y continúan con su objetivo. Sin embargo, con lo contaban era con la avalancha de apoyo en redes sociales que han recibido el popular chocolate relleno de cacahué. Miles de usuarios han lanzado una contracampaña bajo el nombre de ConguitosLivesMatter, riéndose así con ironía de los ofendidos antirracistas que ven racismo hasta en una bolsa de dulces.

Una multitud de memes y avatares con la cara de los Conguitos ha sido Trending Topic, con la indignación correspondiente de la extrema izquierda, que ha estallado en una guerra de insultos contra los pro-Conguitos.

La empresa aragonesa Chocolates Lacasa, que adquirió Conguitos en 1987, recuerda en su página web que África es uno de los destinos a los que se exportan los Conguitos.

Ante esta polémica, no sería la primera vez que publicistas y marcas claudiquen al señalamiento neoinquisitorial de las izquierdas. Recientemente, Cola Cao retiró de su canción pegadiza, que había sonado durante décadas en radio y televisión, el popular fragmento "yo soy aquel negrito del África tropical, que cultivando cantaba la canción del Cola Cao", para tristeza de muchos fans de la bebida de polvo de chocolate.¿Peligrarán ahora los Conguitos?

En Libre Mercado

    Servicios