Menú

Ribó y la izquierda estallan contra Juan Roig por incluir a España en el nombre de su pabellón: "Es soberanamente feo"

"Hay quien continúa ofrendando glorias a España, muy triste", dice la edil valenciana de Igualdad.

0

Locura antiespañola entre la izquierda valenciana. El alcalde de Valencia, Joan Ribó (Compromís) y la vicealcaldesa, Sandra Gómez (PSPV), han criticado que el macropabellón que va a construir el presidente de Mercadona, Juan Roig, lleve el nombre de España y no el de la ciudad.

Roig ha bautizado este proyecto como Casal España Arena y ayer lunes inició las obras. Los concejales de la coalición han considerado esta denominación como un "menosprecio" del empresario valenciano. Que haya decidido homenajear a España, país donde estará ubicado un pabellón que paga con el dinero de su propio bolsillo, con este nombre ha escocido soberanamente a la izquierda valenciana.

El espacio multiusos tendrá una capacidad máxima de 15.600 espectadores en modo basket y de 18.600 para conciertos. Estará ubicado en el barrio de Quatre Carreres, junto a L'Alqueria del Basket y el Pavelló Font de San Lluís, con inauguración prevista para 2023. Ribó y Roig firmaron la semana pasada la cesión del suelo municipal por 50 años.

En Twitter, el primer edil ha celebrado que arranquen las obras de un proyecto importante para Valencia, aunque ha remarcado que le "gustaría que el nombre de la ciudad esté vinculado al recinto para no perder la oportunidad de promoción. Somos una ciudad única en el mundo y tenemos que sentirnos orgullosos", se ha quejado Ribó en un tuit compartido por la vicepresidenta de la Generalidad y coportavoz de Compromís, Mónica Oltra.

Por parte del PSPV, socio de gobierno, la vicealcaldesa ha hecho hincapié en que "no hay que dejar pasar la oportunidad" de que la capital del Túria esté en el nombre del arena, aunque cree que hay que huir de polémicas y llegar a un acuerdo con la empresa "en positivo: Valencia puede dar la vuelta al mundo", ha dicho. Gómez ha asegurado en declaraciones a Europa Press que ha mantenido conversaciones informales con la empresa y ve posibilidad de llegar a un acuerdo, ante la importancia del pabellón para la creación de empleo y la promoción internacional.

"Soberanamente feo"

Por otro lado, la gran mayoría de los ediles de Compromís han cargado contra la elección de Casal España Arena. "El nombre de las cosas es importante y este es soberanamente feo; más cuando desaparece el nombre de la ciudad y había unanimidad con València Arena", ha dicho Carlos Galiana.

El concejal de Comercio también ha afeado al Valencia Basket que anuncie la denominación en la red social con un enlace tras la pregunta "¿por qué este nombre?". Es, a su juicio, una excusatio non petita, acussatio manifesta "de manual".

"Este es el nombre del proyecto desde el principio hasta el final del procedimiento de concesión de un terreno municipal para la construcción de un fantástico pabellón. Señor Roig, València no entenderá que invisibilice y menosprecie así a nuestra ciudad", ha llegado a decir la concejala de Vivienda, Isa Lozano.

Ataques a España

Una "lástima" para la edil de Igualdad, Lucía Beamud, al verlo como "un proyecto que sin duda no se volverá a repetir en la ciudad y que debería llevar su nombre bien lejos". Y un "gran error" a juicio del concejal de Cementerios, Alejandro Ramon, al ser un proyecto en suelo municipal pensado para proyectar la ciudad. "Hay quien continúa ofrendando glorias a España, muy triste", ha remachado.

Por parte de Podem, su portavoz autonómica, Naiara Davó, ha coincidido en que Casal España Arena supone "un nombre para seguir dañando la autoestima" del pueblo valenciano. "No somos menos que nadie y este cambio no solo invisibiliza Valencia, sino que acentúa complejos, convirtiendo fortalezas en debilidades", ha denunciado en un tuit.

En Libre Mercado

    Servicios