Menú

¿Capitalismo salvaje? España se queda en un triste puesto 58 del Índice de Libertad Económica

La calificación recibida por nuestro país antes del coronavirus es de apenas 66,9 puntos sobre un total de 100.

0
La calificación recibida por nuestro país antes del coronavirus es de apenas 66,9 puntos sobre un total de 100.
Malos datos para España: puesto 58 en el Índice de Libertad Económica | EFE

Lejos quedan los años en que España era uno de los países punteros de Europa en materia de libertad económica. De acuerdo con la última edición del Índice de la Fundación Heritage, referido a 2019, nuestro país ha quedado relegado al puesto 58 de la tabla, con una nota de apenas 66,9 puntos sobre 100.

El estudio, divulgado este año en España por el Instituto de Estudios Económicos, arroja importantes asimetrías en las distintas mediciones realizadas. Por ejemplo, España obtiene 82 puntos en lo referido a la estabilidad monetaria, 86,4 puntos en el análisis de su grado de apertura comercial y 85 puntos en el estudio de las facilidades para la inversión. Algo más baja es la calificación asignada a la libertad de mercado en el ámbito financiero (70 puntos), la salvaguardia de los derechos de propiedad (74,9 puntos).

El Índice de Libertad Económica de 2019 deja mal colocada a España en otras variables de vital relevancia. La puntuación de efectividad judicial es de apenas 51,8 puntos sobre 100, mientras que la referida a la ausencia de corrupción se queda en 55,1 puntos. La facilidad para hacer negocios recibe una nota algo mejor (66,8 puntos), mientras que en materia de flexibilidad laboral obtenemos una nota superior a la de antaño, pero alejada de los países líderes (57,7 puntos).

El capítulo dedicado a la salud de las cuentas públicas es, quizá, el más alarmante de todos. Solo recibimos 62,1 puntos en la medición de la presión fiscal, 48,3 puntos en el subíndice del gasto y 62,6 puntos en la calificación sobre la contención de la deuda. Estos datos no recogen la desviación presupuestaria que se registró el pasado año y salió a flote a comienzos de 2020, como tampoco incluyen el abultado déficit generado tras la pandemia de la covid-19, de modo que la nota de España puede deteriorarse enormemente cuando conozcamos la nueva edición del índice.

Los modelos a seguir

En clave europea, la calificación que obtiene España nos coloca cerca de Portugal (67 puntos) o Eslovaquia (66,9). Lejos están los 82 puntos de Suiza, los 80,9 de Irlanda o los 79,3 de Reino Unido, convertidos en los tres países europeos con mayor libertad económica en la última medición de la Fundación Heritage.

Otros países europeos que cotizan alto en el informe de 2019 son Dinamarca (78,3 puntos), Estonia (77,7), Países Bajos (77), Lituania (76,7), Luxemburgo (75,8), Finlandia (75,7), Suecia (74,9), República Checa (74,8), Alemania (73,5), Noruega (73,4) o Austria (73,3). La posición de cola, en cambio, es para Grecia, que no obstante mejora su nota en 2,2 puntos, hasta los 59,9, confirmando el cambio de tendencia propiciado por la llegada al gobierno de Kyriakos Mitsotakis.

En clave mundial, los diez primeros puestos de la lista son para Singapur, Hong Kong, Nueva Zelanda, Australia, Suiza, Irlanda, Reino Unido, Dinamarca, Canadá y Estonia. Por el flanco opuesto, las economías más cerradas al capitalismo son Corea del Norte, Venezuela, Cuba, Eritrea, República del Congo, Bolivia y Zimbabue.

En Libre Mercado

    Servicios