Menú

La OCDE alerta de la generosidad del paro en España

La caída del empleo, que será la más intensa de toda la OCDE, no se revertirá con rapidez, confirmando la tesis de que vamos a una crisis larga.

0
La caída del empleo, que será la más intensa de toda la OCDE, no se revertirá con rapidez, confirmando la tesis de que vamos a una crisis larga.
Pésimas perspectivas de empleo para España | EFE

El informe de perspectivas del empleo que elabora cada año la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) prefigura un sombrío panorama para el mercado de trabajo de nuestro país. Según ha publicado esta semana el servicio de estudios de la institución multilateral, España liderará la caída del empleo en 2020 y 2021, siendo el país desarrollado en el que más puestos de trabajo se habrán perdido tras la mala gestión de la pandemia de la covid-19.

Aunque el desempleo se ha estabilizado en torno al 14,5% entre los meses de mayo y junio, la OCDE recuerda que casi tres millones de trabajadores están acogidos a un Expediente de Regulación Temporal del Empleo. Contando con estos trabajadores, vemos que el paro técnico llega al 32,5% de la población.

Obviamente, la OCDE parte de que la figura de los ERTE será útil para permitir que parte importante de estos trabajadores recupere su empleo. Sin embargo, sus técnicos creen que, al final de 2020, la tasa de paro habrá crecido al 19,2% por la incapacidad de volver a emplear a cientos de miles de ocupados que, de momento, siguen empleados o están en el compás de espera de los ERTE.

El peso de los ERTE es mayor en otros países que en España. Este tipo de soluciones absorbe de media al 25% de los asalariados de la OCDE, mientras que en nuestro país este porcentaje se reduce al 18%. Hay que tener en cuenta, eso sí, que la tasa de paro media en la OCDE es mucho menor que la española, ya que antes de la pandemia rondaba el 5-6% frente al 14-15% de nuestro país.

Reformar el subsidio de paro

El informe anual de la OCDE también destaca que el sistema español de protección por desempleo debería ser replanteado para ofrecer incentivos que favorezcan la búsqueda y aceptación de empleo. Nuestro país es, junto a Japón, el único que no ofrece la posibilidad de compaginar parte del subsidio de paro con un contrato a tiempo parcial.

Por otra parte, la OCDE carga las tintas contra la generosidad del subsidio de paro. En España, los desempleados perciben una prestación equivalente, de media, al 73% de su antigua nómina. Se trata de uno de los niveles más altos de Europa y de un umbral tan elevado que reduce el atractivo para permanecer empleado y desincentiva la búsqueda de un nuevo empleo.

Además, la OCDE destaca otros aspectos problemáticos de nuestro mercado de trabajo, como la dualidad o las dificultades de los universitarios para encontrar empleo. En este segundo frente, España es el tercer país con peores resultados, puesto que los ocho meses de "parón" que enfrentan los nuevos graduados nos deja solamente por delante de Italia y Grecia.

Crisis larga

Según el escenario que baraja la OCDE, la reducción del paro será muy lenta entre 2020 y 2021, hasta el punto de que apenas se recortará el desempleo del 19,2% al 18,7%. En caso de rebrote fuerte en otoño-invierno, el informe estima que el paro subiría un poco más, hasta el 20,1%, y cerrará 2021 en tasas aún más elevadas, del 21,9%.

Si se mide en porcentaje la caída esperada en el número de ocupados, vemos que la proyección para España es nefasta en comparación con el resto de las economías desarrolladas. De media, se espera que la ocupación baje un 5,3%, frente al 4,9% que se baraja para el conjunto de la OCDE, aunque en caso de una segunda oleada de la pandemia nos iríamos al 6,4%, muy por encima del 5% que se estima para el resto de países integrados en la organización.

La OCDE no ha actualizado durante el último mes sus previsiones de caída del PIB para España, de modo que sigue estimando un descenso de entre el 11,1% y el 14,4%. Desde la entidad destacan que el nivel de paro con el que llegó España a la crisis es mucho mayor al promedio del mundo desarrollado, lo que hace que nuestro país presente un cuadro social mucho más vulnerable ante el impacto de la pandemia.

En Libre Mercado

    Servicios