Menú

Acuerdo en la UE: España contará con 72.700 millones a fondo perdido pero tendrá que hacer reformas

Para que el dinero contante y sonante llegue a los países beneficiarios, sus gobernantes no van a tener un camino fácil.

0

Después de cuatro días de reuniones frenéticas en Bruselas -juntos, por separado, a dos bandas, a tres… — y de varias noches casi sin pegar ojo, los socios europeos han logrado un acuerdo en una de las cumbres europeas más largas de la historia. En la tarde de ayer lunes los jefes de Estado y de Gobierno de la Unión Europea (UE) volvieron a reunirse para determinar la lluvia de millones con la que pretenden contribuir a la recuperación económica de los países más golpeados por el coronavirus. Debido a los encuentros desde por la mañana, tuvieron que posponer la cita varias veces. El tiempo jugaba en su contra.

Desde hace varios meses, el plenario de los 27 ha estado dividido en dos equipos: los países que están a favor de más presupuesto y menos condiciones -como Italia o España apoyados por Francia o Alemania- y los que se decantan por reducir y controlar las aportaciones que van a salir de sus bolsillos -como Holanda, Austria, Dinamarca o Suecia, los llamados frugales-.

Entre los primeros, ayer, reinaba el optimismo. Merkel, Macron y hasta Sánchez arrancaban las negociaciones con las pilas cargadas de buenos augurios. A pesar de las "tensiones" que se habían vivido entre los líderes, tal y como reconocía el propio Macron antes de la reunión, las posibilidades de ponerse de acuerdo nunca habían estado tan cerca.

Los detalles

Y es que ni siquiera en la cuantía del llamado de Fondo de Recuperación lograban entenderse los mandatarios europeos. Entre los 750.000 millones de euros y los 700.000 millones ha estado el tira y afloja. Finalmente, se van a repartir 750.000 millones financiados con una emisión de deuda sin precedentes, lo que podría entenderse como una pequeña victoria de los países que más dinero reclaman.

Esta emisión de deuda conjunta por parte de la Comisión Europea tendrá una duración de tres años y se sumará a un presupuesto comunitario para el periodo 2021-2027 de 1,074 billones de euros.

A cambio habrá menos transferencias a fondo perdido, otro punto donde se ha gestado la más dura de las batallas. España e Italia querían que la mayoría del dinero se diera sin condiciones, aunque los frugales solo estaban dispuestos a ceder hasta el 50%. La propuesta inicial partió de 500.000 millones en ayudas directas, que después ha ido bajando hasta los 400.000 millones aceptados por Francia e Italia. La última propuesta del presidente del Consejo europeo, Charles Michel, fue de 390.000 millones ayer. Al final, todos han aceptado la cifra del belga. El resto del dinero -360.000 millones- se otorgaría en créditos, de los que falta por conocer los detalles.

Habrá condiciones

Pero para que el dinero contante y sonante llegue a los países beneficiarios -se activará en 2021 y por tramos-, sus gobernantes no van a tener un camino fácil. Cada receptor tendrá que presentar planes de reformas serios a la Comisión Europea, que determinará si cumplen sus recomendaciones en materia laboral o de pensiones o trabajan por equilibrar sus cuentas.

Además la Comisión Europea pedirá opinión y voto -por mayoría cualificada- a los Estados miembros, que podrán aplicar el freno de emergencia si no le cuadran los números que ha presentado el país que están evaluando.

Además, los frugales no sólo han ganado mayor control en las ayudas, también han conseguido reducir sus aportaciones anuales al presupuesto comunitario, los llamados cheques europeos. Así, Países Bajos, Dinamarca, Suecia, Austria y Alemania aportarán 53.000 millones menos al presupuesto europeo.

140.000 millones para España

En total, España recibirá unos 140.000 millones de euros del dinero europeo, de los que 72.700 millones se darán en ayudas directas, según ha anunciado a primera hora de la mañana el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez.

"Es un gran acuerdo para Europa y para España; no les quepa duda de que hoy se ha escrito una de las páginas más brillantes de la historia de la Unión Europea", ha dicho Sánchez en rueda de prensa en Bruselas poco después de lograrse por fin el consenso. Lo ha definido también como "un auténtico 'Plan Marshall'" para dar respuesta a la crisis de la covid-19, "inédito" y ha dicho estar "satisfecho al 95%".

Preguntado la relación que mantiene con el primer ministro holandés, Mark Rutte, uno de los halcones que menos credibilidad ha dado a países como España, Sánchez ha asegurado que mantiene una relación "extraordinaria" con él.

"¡Lo hicimos! ¡Acuerdo!", anunciaba en Twitter el presidente del Consejo europeo, Charles Michel, poco después de las 5:30 horas de este martes. Después de este mensaje, no ha cesado la festividad en las declaraciones políticas de todo tipo de mandatarios. Curiosamente, después de más de 90 horas negociando, todos se ven como vencedores.

En Libre Mercado

    Servicios