Menú

Un millonario se compra una isla por 5,5 millones negociando la operación por WhatsApp

Horse Island cuenta con una casa principal de 400 metros cuadrados y hasta seis casas para invitados de diferentes tamaños.

0

El sector inmobiliario se ha visto totalmente afectado por la llegada de la Covid-19, las visitas a las propiedades en venta se vieron suspendidas y los compradores han tenido que recurrir a las nuevas tecnologías para poder ver sus potenciales adquisiciones. Esto es lo que ha ocurrido con una lujosa isla irlandesa que ha sido vendida por 5,5 millones de euros después de que un interesado desconocido la viera a través de un vídeo del portal que la había puesto a la venta.

Se la conoce como Horse Island (la isla del caballo) y se encuentra muy próxima a la costa de Schull, cerca del área de West Cork. Su tamaño se extiende por 63,5 hectáreas y cuenta con todo tipo de comodidades. Es decir, no es un terreno deshabitado, sino que está completamente equipado y preparado para poder vivir aquí. El islote dispone de conexión eléctrica autónoma, agua corriente, sistema de alcantarillado y hasta carreteras. El concepto principal de esta isla es la autosuficiencia, es decir, quiere proporcionar al comprador un territorio en el que no dependa de nada externo para vivir aquí.

Más allá de estos servicios, Horse Island también cuenta con una casa principal de 400 metros cuadrados y hasta seis casas para invitados de diferentes tamaños. Eso sí, todas las propiedades cuentan con impresionantes vistas al mar, ya que el común denominador arquitectónico son los grandes ventanales. De los domicilios no ha transcendido mucha más información, más allá del número total y de las lujosas vistas que tienen todos ellos. Aunque, sí se conoce que la isla cuenta con un muelle privado para barcos, un helipuerto, gimnasio y pista de tenis.

Según cuenta la CNN, el comprador, del que solo se sabe que es europeo, vio Horse Island en un vídeo y decidió negociar las condiciones de la compraventa por WhatsApp con los actuales propietarios. Aunque suene raro, no es de extrañar esta operación, ya que durante la pandemia ha aumentado notablemente la compra de islas privadas.

Horse Island fue una isla industrial en el siglo XIX, ya que aquí se extraía cobre gracias a las minas existentes. De hecho, llegó a contar con 137 habitantes en 1841, pero desde 1960 quedó abandonada tras la clausura de las minas. Posteriormente ha tenido que ser reacondicionada y remodelada para poder ser habitada.

En Libre Mercado

    Servicios