Menú

El Banco de España estima que los pensionistas cobran un 74% más de lo que aportaron

Demoledor informe del organismo regulador a las puertas de la próxima reunión del Pacto de Toledo.

0
Demoledor informe del organismo regulador a las puertas de la próxima reunión del Pacto de Toledo.
El Banco de España pide reformar las pensiones | EFE

Por cada 1.000 euros cotizados a la Seguridad Social durante su vida como trabajadores, los jubilados perciben 1.740 euros de pensión. Ese es el cálculo que ha hecho el Banco de España después de estimar la rentabilidad anual del sistema, que sitúa en un promedio anual del 3,5% tras descontar el efecto de la inflación.

Ya en 2019, Fedea publicó un estudio en el que estimó que los jubilados españoles cobran su pensión durante un promedio de 21 años a pesar de que sus aportaciones al sistema solo permiten financiar con suficiencia el equivalente a 16 años de pensión. El Banco de España ha hecho el mismo cálculo y estima que la brecha es de ocho años, más incluso de lo que calculaba el think tank.

Además, el organismo regulador señala que el ritmo de revalorización de las pensiones ha sido marcadamente superior al crecimiento de la economía, cuya trayectoria durante las últimas cuatro décadas refleja un ascenso medio del 2,3% anual después de la inflación. Tal porcentaje se sitúa un 35% por debajo del 3,5% de rentabilidad real que arroja hoy el sistema.

Este diferencial irá a más si se confirma la desaceleración del crecimiento económico español a medio y largo plazo. El Banco de España cree que, durante las décadas venideras, la capacidad de crecimiento potencial se moverá en torno al 1,3% anual, lo que significa que el ritmo de aumento de las pensiones observado hasta ahora es tres veces mayor a la capacidad de crecimiento que se estima para la economía de nuestro país en los próximos años.

Pablo Hernández de Cos, gobernador del BdE, ha insistido en reiteradas ocasiones en la grave situación de la Seguridad Social y tiene previsto llevar este nuevo informe a la próxima reunión del Pacto de Toledo, prevista para el próximo mes de septiembre. Su mensaje será claro: la situación es muy delicada y la pirámide demográfica solo contribuye a agrandar el agujero del sistema.

Sin embargo, la adopción de reformas corresponde a los partidos políticos y exige ajustes impopulares tales como el retraso de la edad de jubilación o la moderación del aumento de las pensiones, de modo que la transformación del sistema y su giro a la sostenibilidad se antoja complicada.

En Libre Mercado

    Servicios