Menú

Los mercados turísticos del Mediterráneo capean mucho mejor la covid-19 que España

La adaptación a la pandemia de países más dependientes del turismo que España les permite afrontar mucho mejor el impacto en las cuentas nacionales.

0
La adaptación a la pandemia de países más dependientes del turismo que España les permite afrontar mucho mejor el impacto en las cuentas nacionales.
Playas de Algarve | Turismo de Algarve

España es una potencia turística de primer orden. Sin embargo, eso no significa que seamos el país europeo que debe un mayor porcentaje de su producción económica a dicho sector. Por encima de nosotros aparecen otros socios comunitarios como Malta, Portugal, Croacia o Chipre, donde la importancia relativa del turismo es mayor aún si cabe.

Así, aunque Eurostat estima que el turismo genera en torno al 13% del PIB español, este porcentaje es del 14% en Chipre, del 17% en Croacia, del 17% en Portugal y del 27% en Malta. Por lo tanto, la exposición de estas cuatro economías al desplome del turismo provocado por el covid-19 es aún mayor que la de España.

No obstante, si nos fijamos en los indicadores de empleo y de producción económica, estos cuatro países presentan hoy una situación mucho mejor que la de nuestro país. Por lo tanto, aunque sus economías salen aún más perjudicadas que la nuestra por la fuerte caída que ha experimentado el covid-19, la estrategia de adaptación a la pandemia de sus respectivos gobiernos sí ha permitido una caída mucho menor del trabajo y la actividad.

Empecemos por Malta. Los últimos datos oficiales referidos a su mercado de trabajo salieron a la luz a finales de julio y arrojaron una tasa de paro cercana al 3,5%. En cuanto a la producción económica, la Comisión Europea cree que este curso se cerrará con un descenso del PIB del 6%, pero espera un "rebote" del 6,3% en 2021.

Pasemos ahora a Portugal. Nuestro país vecino ha visto cómo su cifra de desempleados aumenta del 5,9% al 7% entre los meses de mayo y junio. En cuanto al PIB, la Comisión Europea cree que el descenso de la actividad será del 9,8% en 2020, tras lo que se produciría una cierta recuperación en 2021, con un repunte del 6%.

El tercer país estudiado es Croacia. El desempleo, que se movía en torno al 8,3-8,6% en el primer trimestre, ha llegado a subir al 9,5%, aunque el último dato disponible, que se publicó en julio pero corresponde al mes de junio, dejaba esta cifra en el 9,1%. Por otra parte, el PIB del último país que se ha incorporado a la Unión Europea enfrenta una perspectiva de caída del 10,8% en 2020, con una subida del 7,5% en 2021.

Por último, ¿qué hay de Chipre? Su mercado de trabajo ha pasado de registrar un desempleo del 6% a una tasa de paro del 10,2%, pero el último boletín publicado reduce esta tasa hasta el 9,8%. En cuanto a las perspectivas de PIB, la Comisión Europea ha estimado que espera un descenso del 7,7% en 2020 que vendría seguido de un aumento del 5,3% en 2021.

En consecuencia, el promedio para los cuatro países analizados apunta a un paro del 7,4% y un descenso del PIB del 8,6% durante 2020. Por comparación, España tiene hoy un desempleo oficial del 15,3% y una desocupación real del 31% (sumando ERTE y cese de autónomos) y la Comisión Europea anticipa una caída de la economía del 10,9% durante el presente curso. Dicho de otro modo: en comparación con las demás potencias turísticas del Mediterráneo, nuestro paro es mucho más alto y nuestras perspectivas de crecimiento también son mucho peores.

Incluso si incluimos a otras potencias turísticas del Mediterráneo en la comparativa, podemos ver que nuestro país sale mal parado. Italia tiene hoy una tasa de paro del 8,8%, mientras que Francia presenta un desempleo del 7,1% y Grecia lidia con una desocupación del 17%. En cuanto al PIB de estos tres países, la estimación de la Comisión Europea apunta a un descenso del 9,5%, el 8,2% y el 9%, respectivamente.

En Libre Mercado

    Servicios