Menú

El nefasto resultado de la congelación del alquiler en Berlín defendida por Podemos

Las restricciones aprobadas por las autoridades locales han hecho que uno de cada cuatro propietarios retire su piso del mercado.

0
Las restricciones aprobadas por las autoridades locales han hecho que uno de cada cuatro propietarios retire su piso del mercado.
Puerta de Brandemburgo, Berlín | EFE

La congelación de precios y los controles impuestos al mercado del alquiler en la capital de Alemania han tenido un impacto nefasto desde su implantación. De acuerdo con el portal inmobiliario Immoscout24, las restricciones aprobadas por las autoridades locales han hecho que uno de cada cuatro propietarios retire su piso del mercado, ante la imposibilidad de exigir un precio libre a sus potenciales inquilinos.

La congelación de los arriendos empezó a aplicarse hace ahora un año y, desde entonces, el portal Immoscout24 ha comprobado que la oferta de alquiler se ha reducido de manera significativa, hasta el punto de que hay un 25% menos de pisos disponibles para el arriendo. Ante semejante caída, la situación del alquiler no solo no ha mejorado sino que se ha empeorado.

Si se desglosan los datos ofrecidos por Immoscout24 al semanario económico Wirtschaftswoche, encontramos que la oferta de viviendas construidas antes de 2014 sufre un desplome del 50%, mientras que el mercado correspondiente a los domicilios desarrollados después de 2014 experimentan un repunte del 25%. Esta evolución tan divergente se explica porque la norma berlinesa afecta a los primeros inmuebles (alrededor de un millón y medio de pisos), pero no a los segundos. Así, la oferta se desploma en la parte del mercado afectada por las restricciones, y viceversa.

La tendencia, además, puede agravarse en los próximos meses, puesto que el número de pisos construidos antes de 2014 que han pasado del mercado del alquiler al de la compra-venta ha vivido un fuerte crecimiento que ronda el 40%. Y es que, además de la congelación aplicada de 2019 a 2022, la normativa indica que, una vez concluya dicho periodo, el arriendo solo podrá aumentar a una tasa anual máxima del 1,3%, lo que reduce los incentivos para invertir en la mejora del parque inmobiliario y así obtener una mayor rentabilidad del alquiler, motivos por los cuales hay cada vez más propietarios de viviendas alquiladas que prefieren liquidar estos activos a través de una compra-venta.

Immoscout24 también ha comprobado que la evolución del mercado de la vivienda en Berlín se aleja de forma clara de las tendencias observadas en las principales ciudades del país. Tras analizar la evolución del inmobiliario en Colonia, Düsseldorf, Fránkfurt, Hamburgo y Stuttgart, el portal inmobiliario observa un repunte interanual del 30% en la oferta de viviendas de alquiler, mientras que los pisos dedicados a la compra-venta caen un 6%. Por lo tanto, la oferta de alquiler mejora allí donde no hay restricciones, mientras que en Berlín sucede todo lo contrario y los límites establecidos por las autoridades tienen el efecto de contraer el mercado y dificultar el acceso a un arriendo.

Además de las nefastas consecuencias socioeconómicas de la normativa, también se está analizando la legalidad de imponer la congelación automática de estos precios. De momento, el Alto Tribunal de la Ciudad-Estado de Berlín ha determinado que las disposiciones de la normativa son inconstitucionales, lo que ha elevado el caso al Bundesverfassungsgericht, es decir, el Tribunal Constitucional del país teutón.

Temas

En Libre Mercado

    Servicios