Menú

Un archipiélago brasileño solo deja entrar a turistas que hayan superado la covid-19

Estas 21 islas volcánicas, que han sido declaradas Patrimonio de la Humanidad por la Unesco, han abierto las puertas al turismo.

0
Estas 21 islas volcánicas, que han sido declaradas Patrimonio de la Humanidad por la Unesco, han abierto las puertas al turismo.
Fernando de Noroña | Alamy

Fernando de Noroña es un archipiélago brasileño conformado por 21 islas y con poco más de 3.000 habitantes en todas ellas. Sus increíbles paisajes hacen de este pequeño rincón un lugar muy solicitado por los turistas nacionales e internacionales. El problema ahora es que para visitar estas fascinantes islas será necesario haber superado el coronavirus. Este extraño requisito ha sido establecido por las autoridades locales con el argumento de evitar que los contagios se disparen en el territorio.

El archipiélago, que acaba de abrir sus puertas al turismo, requerirá a los turistas hacerse una prueba RT-PCR positivo realizado con más de veinte días o una prueba serológica (IgG) positiva, que indica la presencia de anticuerpos contra la covid-19. Funcionará como un "pasaporte inmunológico" para los turistas señaló a EFE una fuente del Gobierno local.

El administrador del territorio, Guilherme Rocha, ha señalado que, aunque las autoridades locales están deseando impulsar la economía del archipiélago, no quieren recibir a cualquier. Por eso, han decidido mostrarse muy estrictos a la hora de recibir a los turistas, ya sean brasileños o de cualquier otra nacionalidad. "En la primera etapa de la reapertura de nuestras fronteras, solo estarán autorizados los turistas que ya hayan superado la covid-19 y sean inmunes. Es decir, queremos asegurarnos de que no pueden transmitir el virus ni volver a infectarse", comentó Rocha a los medios brasileños.

Estas 21 islas volcánicas, que han sido declaradas Patrimonio de la Humanidad por la Unesco, han abierto las puertas al turismo recientemente para poder poner en marcha la principal actividad económica del lugar. Solo el año pasado recibieron 106.000 turistas, una cifra nada desdeñable teniendo en cuenta que la población local supera por poco los 3.000 habitantes.

Brasil registra casi 4 millones de infectados y más de 120.000 muertos. Una tragedia que ha hecho del país carioca el lugar con más mortalidad de América Latina. Sin embargo, Fernando de Noroña se ha convertido en una suerte de oasis en el desierto, ya que no ha registrado ninguna muerte por coronavirus.

En Libre Mercado

    Servicios

    • Inversión
    • Seminario web
    • Radarbot
    • Tienda LD