Menú

La crueldad de los okupas de Eurovillas: amenazan con quemar los chalets antes del incendio

Un total de 52 viviendas han sido ya usurpadas, un verdadero escándalo que viven con enorme sufrimiento los vecinos de Eurovillas.

0
Un total de 52 viviendas han sido ya usurpadas, un verdadero escándalo que viven con enorme sufrimiento los vecinos de Eurovillas.

Los vecinos de la urbanización de Eurovillas en Nuevo Baztán (Madrid) asisten desesperados a la cacería de chalés que han emprendido numerosos okupas en la zona. Un total de 52 viviendas han sido ya usurpadas, un verdadero escándalo que viven con enorme sufrimiento los afectados.

El desafío es mayúsculo. La legislación española, favorable a los okupas, abandona a su suerte a quienes padecen la epidemia de la okupación. Por eso el vecindario se ha movilizado. Pero ni los golpes en las cacerolas y sartenes, las únicas armas con las que se manifiestan diariamente, han conseguido hasta ahora amedrentar a los delincuentes. Casualmente, tras las protestas, Eurovillas ha ardido ante los propios ojos de las víctimas. Sin piedad.

Gritos, coches ardiendo, gente gritando, llorando... La crispación y la impotencia se apoderó de los residentes. Ahora, varios vecinos de la comunidad denuncian que ha sido una cruel venganza de los okupas y que ha estado a punto de cobrarse la vida de varios de los propietarios.

Uno de ellos relata cómo se encontraba dentro de su coche cuando empezó a ver las llamas en el capó. Tuvo que salir huyendo o "moría dentro". Y agrega, "hemos estado a punto de perder la casa muchos de nosotros. Tuvimos que salir a ayudar. Todavía no podemos creernos que cumplieran sus amenazas. Las habíamos visto por redes sociales, pero no pensamos que fueran a llevarlas a cabo", refleja en Facebook.

Los bomberos pudieron finalmente sofocar las llamas en mitad del pánico vecinal. "¡Quiten los coches de ahí!", "¿dónde están los bomberos?", se escucha en uno de los vídeos recogidos en redes en el momento del incendio. De momento, la investigación sobre su origen sigue abierta, pero muchos propietarios y residentes, todavía con el susto en el cuerpo, tienen muy claro que no ha sido casual.

okupas-fuera.jpg
Pintada de protesta de los vecinos en uno de los chalés okupados | Eurovillas, Madrid

Los ánimos entre los vecinos, que habían visto una solución uniéndose cada tarde contra los okupas, están por los suelos. Se encuentran devastados ante el desamparo legislativo y de un Gobierno que "no hace nada y defiende la okupación", lamenta amargamente uno de los residentes. Él, como tantos otros, ha sido amenazado de muerte. Los okupas se han hecho fuertes y han implantado la ley de la selva, rompiendo la paz y creando el pánico en el que era un tranquilo espacio residencial. Y lo cierto es que nada parece ahuyentarlos.

De hecho, se continúan organizando patrullas vecinales para que la cifra de okupaciones no aumente. La tensión en Eurovillas va in crescendo. Allí nadie logra entender que "los agentes de policía y guardia civil no puedan hacer nada". Aunque, como bien exponía un vecino, "la culpa es de los políticos y las leyes de mierda que han hecho. Tanto político, con tanto sueldo, y no da la talla ninguno". Otro añade: "Son unos sinvergüenzas".

La mayoría de chalés y villas de la zona, explican los vecinos, pertenecen a entidades bancarias, pero otros no. Los okupas, además, se pasean con vehículos de alta gama, se ríen de las revueltas vecinales y aseguran que les van a denunciar ante la policía.

Destrozos, basura y continúas riñas suponen el pan de cada día para las víctimas de este barrio residencial madrileño. No es el único. La usurpación masiva de casas por todo el territorio español se extiende. Ya hay pueblos en las afueras de Madrid en los que prácticamente se ha colgado la bandera okupa. El mismo Daniel Esteve, empresario fundador de Desokupa, admite que están desbordados desocupando inmuebles.

Ante esta tragedia, el Gobierno continúa impasible. Y lo seguirá haciendo. Irene Montero y Pablo Iglesias se han mostrado siempre a favor de la okupación. Las declaraciones de los de extrema izquierda apoyando movimientos, plataformas y asociaciones, llenas de abogados comunistas dispuestos a dar defensa legal y gratuita a los okupas, suponen uno de los ejes vertebrales de su programa e ideología.

El dramático incendio de los chalés, poniéndose en peligro decenas de vidas, tampoco ha conmovido a Pedro Sánchez. Pese a las numerosas quejas y denuncias, los vecinos siguen sin recibir una respuesta. Permanecen atónitos ante la dejadez de las autoridades. Mientras tanto Eurovillas es ya un Euroinfierno.

En Libre Mercado

    Servicios