Menú

Podemos impidió que una propietaria discapacitada recuperara su casa: "Otra vez tenemos un okupa"

La familia sufrió acoso, señalamiento y tiene interpuesta una denuncia al Sindicato de Inquilinos, plataforma que elogia Pablo Iglesias.

0
La familia sufrió acoso, señalamiento y tiene interpuesta una denuncia al Sindicato de Inquilinos, plataforma que elogia Pablo Iglesias.
El diputado de Podemos, Alberto Rodríguez, protesta delante de las viviendas de los Aguado | Europa Press

Pablo Iglesias, vicepresidente segundo y Ministro de Derechos Sociales, ha desatado un profundo malestar e indignación entre los propietarios víctimas de la ocupación. Sus declaraciones en el Congreso de los Diputados en las que señalaba que los afectados no eran particulares, sino entidades bancarias y "fondos buitre", ha dejado perplejos a miles de vecinos en España que están viviendo el drama en sus carnes y en sus domicilios usurpados.

Es el caso de la familia Esteban Aguado. Ellos mismos relatan cómo integrantes de Podemos fueron hasta sus viviendas para paralizar el desahucio de los okupas. La formación morada hizo de la calle Argumosa, ubicada en el madrileño barrio de Lavapiés, el símbolo de la ocupación por derecho. Una de las dos viviendas de los Aguado pertenecía a Fátima Aguado, una mujer incapacitada de por vida que necesitaba el dinero del alquiler de su piso para pagar los tratamientos y cuidados en una clínica. La otra vivienda era de Estrella Esteban, su prima, quien también cuidaba y sigue cuidando a un hermano incapacitado.

"Ellos sabían que no éramos fondos buitre. Somos propietarios particulares. Lo que ha dicho Iglesias es mentira. A nuestras viviendas con okupas fueron representantes políticos y diputados de Podemos para parar el desahucio. Decían que nos íbamos a enriquecer, ¿con dos alquileres y dos hermanos con minusvalía? Lo pasamos muy mal. Ahora Podemos se quejan de que les acosa, a mí no me parece bien que les acosen, pero deberían oponerse también a que acosen a particulares, ¿no? Están vendiendo cosas que no son verdad. Están engañando a la gente, ellos tienen sus intereses y a eso se dedican. A nosotros nos hicieron mucho daño", lamenta Pedro Aguado, hermano y tutor legal de Fátima.

carteles-acoso.jpg
Carteles con la cara de la propietaria Estrella Aguado, Lavapiés

Amenazas, acoso, señalamiento y, lo más grave, carteles con la foto de Estrella Aguado y Pedro, por todas las farolas del barrio, fueron las tácticas de terror y amedrentamiento que emplearon desde el Sindicato de Inquilinos de Madrid, plataforma con la que colaboraron diputados de Podemos en la paralización de los desahucios de Argumosa.

Los hechos ocurrieron febrero de 2019. En la primera línea y contra la policía se encontraba los diputados de Podemos, Rafael Mayoral y Alberto Rodríguez. Hasta allí también se desplazaron los que eran concejales de Ahora Madrid, en el Ayuntamiento de la capital, Montserrat Galcerán y Carlos Sánchez Mato, quienes calificaban el dispositivo policial de "vergüenza".

"Tengo puesta una denuncia por lo penal por lo que nos hicieron al Sindicato de Inquilinos. Estamos a la espera de juicio. Sufrimos dos años, desde 2017 hasta 2019, la okupación, y además, como demostró nuestra abogada eran familias que tenían viviendas en otra localidad. Desde Podemos no se preocuparon en saber la verdad del daño que estaban provocando. Y ahora vienen a engañar a la gente otra vez, después de todo lo que han hecho. El Sindicato de Inquilinos llegó a buscarme hasta mi trabajo en la ciudad de León y me llamaban por teléfono".

rafa-mayoral-desahucio-junto-activistas.jpeg
Rafa Mayoral, diputado de Podemos, frente a las casas de los Esteban Aguado

Gracias a la coordinación de las tres juezas que llevaban las okupaciones en las tres viviendas, la de la tía de Pedro, su hermana Fátima y su prima Estrella, la familia volvió a recuperar las viviendas. No sin que antes Pablo Echenique (en 2019 todavía Secretario General de Podemos) llamara a las movilizaciones para impedir que ocurriera, como se recoge en varios tuits de los que se hizo eco Libre Mercado y que ahora, el político de extrema izquierda y portavoz de la formación morada ha borrado.

carteles-acoso-pedro.jpg
Carteles de acoso en el despacho de Pedro Aguado en la Universidad de León

Los Aguado veían con gran estupor que en mitad de todo el jaleo y siguiendo el desahucio en directo, que dichos representantes políticos se posicionaban a favor de las okupas. "Si nos estaban amenazando con carteles nuestros por el barrio, ¿cómo seguía diciendo Echenique que éramos fondos buitre? Es increíble que haya políticos que participen y empujen a cometer ilegalidades.

"Otra vez tenemos un okupa"

Las consecuencias de la presión sufrida y el foco mediático que se puso en Argumosa 11 siguen trayendo cola para esta familia de propietarios con enfermos de gran vulnerabilidad. De nuevo, el piso de Fátima Aguado, la hermana incapacitada de Pedro, vuelve a estar ocupado. El infierno continúa para ellos mientras Pablo Iglesias niega la mayor en el Congreso.

"Mi hermana tiene un piso ocupado todavía. Fue increíble porque resulta que teníamos un inquilino que no pagaba y con el que se llegó a un acuerdo para que abonara lo que pudiera y fuera devolviendo lo que debía. Aceptó y cuando se fue por la tarde llamó y nos comentó que le habían ocupado el piso. El inquilino tuvo que irse. Esto ya es la ocupación al cuadrado, no lo podíamos creer. Ha tenido que denunciar el inquilino y nosotros hemos puesto también una demanda, es nuestra propiedad y ahora lo está disfrutando otra persona. Y encima tienen enganchada la luz, son perjuicios que nos están causando y al tardar tanto en resolverse judicialmente pues siguen en nuestra vivienda. Así que otra vez tenemos un okupa dentro", se queja Aguado.

Ahora, Pedro lo único que desea es que la legislación cambie, porque para él, al contrario de lo que opina el Vicepresidente del Gobierno, Pablo Iglesias, la pesadilla ha vuelto a comenzar.

Igualmente, Toni Miranda, presidente de la primera asociación contra la ocupación en España y en lucha por una ley antiokupas, comunica a este diario el enfado entre los propietarios al escuchar las declaraciones de Iglesias. "Nosotros nos acabamos de conformar y ya hay 1.000 víctimas de los usurpadores", destaca el coordinador.

Asimismo, la empresa Desokupa ha confirmado a este diario que en cuatro años han recuperado más de 4.000 viviendas y todas han sido ya devueltas a sus dueños.

"Yo lo único que pido en nombre de mi familia a los sindicatos y movimientos de okupación y políticos es que consideren el daño que provocan. Tenemos derecho a nuestras casas, es la herencia de mi familia, y a estar en paz. La ocupación es un delito. Que se pueda asaltar la vivienda ajena con impunidad nos está llevando a un verdadero caos y sufrimiento en España", sentencia Pedro Aguado.

En Libre Mercado

    Servicios