Menú

Así se adelantan las empresas al Estado en el fomento del teletrabajo

Telefónica, Repsol, BBVA... las grandes empresas cotizadas en España se adelantan a la legislación del Gobierno en materia de teletrabajo.

0
Telefónica, Repsol, BBVA... las grandes empresas cotizadas en España se adelantan a la legislación del Gobierno en materia de teletrabajo.
Telefónica y BBVA son algunas de las compañías que fomentan el teletrabajo | LD

La semana pasada, el Ejecutivo socialista aprobó la nueva regulación sobre el teletrabajo. Pese a que esta normativa llega medio año después de que comenzara la pandemia de coronavirus, lo cierto es que las empresas españolas llevan ya varios meses adaptándose al nuevo entorno sanitario e implementando ambiciosos planes de teletrabajo. Tanto ha sido el esfuerzo realizado, que las cifras de teletrabajo no dejan a nadie indiferente: según datos de Randstad, el número de teletrabajadores ha alcanzado los 3 millones en el 2020, más del triple que el año anterior. Esto supone que el 16,2% de los empleados trabajan desde casa de manera habitual.

evoluciondelosocupados.jpg
Evolución del teletrabajo en España.

Las empresas impulsan el cambio

Fijándonos ahora en casos concretos de las grandes empresas cotizadas en España, observamos que la respuesta a la nueva realidad ha sido rápida y efectiva. En el caso de Telefónica, se estima que alrededor del 95% de sus empleados trabajaron desde casa durante el confinamiento.

Otras empresas, como las entidades bancarias, que requieren de mayor trabajo presencial, también han estado a la altura. En concreto, 112.000 empleados del Banco Santander teletrabajaron en el pico de la pandemia, mientras que mantuvo abiertas más de la mitad de sus oficinas. Además, la entidad cántabra proveyó a sus empleados de las pantallas, teclados o sillas que estos requiriesen. Por parte de BBVA, el número de teletrabajadores ascendió a 86.000, manteniendo en régimen telemático a casi todos de sus empleados de servicios centrales y oficinas en España.

En el caso de AENA, y pese a que ha tenido que mantener su operatividad presencial en aeropuertos para vuelos sanitarios o de mercancías, 3.200 de sus 7.867 empleados se han acogido al teletrabajo. Su programa "Desplegando Recursos", con dotación de dos millones de euros, ha contribuido a facilitar el trabajo desde casa.

En el sector energético, Repsol ha ampliado su plan de teletrabajo, que lleva vigente más de doce años, permitiendo que, solo en España, trabajaran desde casa unos 7.000 empleados. Endesa, por su parte, tuvo teletrabajando al 67% de sus trabajadores, permitiéndoles acudir al centro de trabajo para llevarse los materiales y equipos necesarios. Además, mediante el programa "cuerpo, mente y emociones", ofreció a sus empleados apoyo psicológico y puso a su disposición la red de coaching de la compañía.

En el automovilístico, Seat también ha puesto en marcha una iniciativa de conciliación laboral que permitirá a 5.554 empleados desempeñar sus funciones de forma telemática hasta dos días a la semana desde cualquier lugar, organizándose su propio horario entre las 6:00 y las 20:00 horas.

La vuelta a la oficina

Con el final de las vacaciones y los avances en protocolos sanitarios y monitorización de contagios, la mayoría de las empresas están implementando modelos híbridos de teletrabajo, que combinan el trabajo presencial y el remoto, por ejemplo, mediante turnos de presencialidad. Otras empresas van incluso más allá y apuestan por la completa libertad de elección del empleado, como es el caso de ING, que anunció en junio que permitiría a sus trabajadores elegir si trabajan desde la oficina o desde casa.

Asimismo, el regreso paulatino y flexible a los puestos de trabajo se está realizando, en muchos casos, con ayuda de la tecnología. Este es el caso de C19-Pass, una aplicación móvil lanzada por Minsait, propiedad de Indra, que permite medir el nivel de exposición al virus de cada empleado y brindarle información útil en materia de seguridad sanitaria, todo ello empleando la inteligencia artificial y el machine learning. Esta misma aplicación ya está siendo usada por compañías como Caixabank, si bien otras grandes de lbex también han apostado por este tipo de aplicaciones.

En el caso del Banco Santander, se trata de la app Mi Vuelta, con funcionamiento similar al de la aplicación de Indra. La entidad, además, ha implementado otras medidas tecnológicas, como un sistema de ventilación que renueva todo el aire tres veces a la hora. Por su parte, BBVA ha desarrollado Tracing App, que detecta las interacciones de personas dentro de sus oficinas a través del bluetooth de sus dispositivos, así como la app Selfie & Go, para la reserva de salas y servicios de cafetería, y así evitar las colas. En el caso de Endesa, se pondrá en marcha una aplicación bluetooth para ayudar a mantener la distancia de 1,5 metros, y se han instalado cámaras termográficas en sus instalaciones.

Repsol, que también ha implementado el sistema de cámaras termográficas, además ha restringido los aforos y lanzado proyectos de trabajo en remoto mediante robots mediante su Tech Lab. En el caso de Telefónica, además de las cámaras de temperatura, ha incluido un mecanismo de sensores ópticos para contabilizar el volumen de personas, y está probando un sistema de detección de mascarillas mediante análisis de vídeo.

Teniendo en cuenta todos estos avances desarrollados por las empresas españolas, parece evidente que la nueva regulación del teletrabajo llega muy tarde en comparación con la rápida respuesta ofrecida desde el sector privado. En todo caso, está por ver si estas regulaciones servirán para aportar seguridad jurídica y confianza a compañías y empleados, o si, por el contrario, acabarán frenando las disrupciones en materia laboral que se venían produciendo en los últimos años desde el ámbito de la empresa.

En Libre Mercado

    Servicios