Menú

La confianza del consumidor cae en septiembre y se sitúa en niveles de 2009 y 2012

La valoración que hacen los consumidores sobre el mercado de trabajo se sitúa en mínimos de la serie histórica.

0
La valoración que hacen los consumidores sobre el mercado de trabajo se sitúa en mínimos de la serie histórica.
La confianza del consumidor se debilita en septiembre. | Alamy

La confianza del consumidor bajó cuatro décimas en septiembre en relación al mes anterior, hasta situarse en 49,5 puntos, un valor muy similar al de finales de 2012 y también al registrado en 2008 y principios de 2009, que son hasta el momento los valores mínimos de la serie, ha informado este lunes el Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS).

Este descenso de la confianza, que deja el indicador por debajo de los 50 puntos por segundo mes consecutivo, se debe al retroceso en medio punto de la valoración que hacen los ciudadanos de la situación actual y a la disminución en cuatro décimas de sus expectativas, todo ello en el marco de la crisis provocada por la pandemia del coronavirus.

En concreto, el indicador de situación actual se situó en septiembre en 29,2 puntos, cinco décimas menos que en agosto, mientras que el indicador de expectativas retrocedió hasta los 69,7 puntos.

Desde el mes de febrero, la confianza de los consumidores se ha reducido un 42,3%, con pérdidas del 61,5% para el índice de situación actual y del 26,9% para el de expectativas.

El ICC recoge mensualmente la evaluación de la evolución reciente y las expectativas de los consumidores españoles relacionadas con la economía familiar y el empleo, con el objetivo de anticipar sus decisiones de consumo. El indicador recoge valores de entre 0 y 200, considerándose que por encima de 100 la percepción es positiva y por debajo, negativa.

Peor valoración sobre la economía y el empleo

Según el CIS, el descenso del indicador de situación actual hasta los 29,2 puntos se debe a la caída en siete décimas de la valoración que hacen los consumidores de la evolución económica actual, así como al retroceso en 1,5 puntos de su valoración sobre el mercado de trabajo, dejando a ambos componentes en sus peores datos de la serie, junto a los obtenidos a finales de 2008 y principios de 2009. En cambio, la valoración sobre la situación de los hogares aumentó siete décimas en septiembre.

En cuanto a los componentes del indicador de expectativas, los mayores descensos se producen de nuevo en las valoraciones sobre la evolución de la economía en el futuro inmediato, con 2,7 puntos menos, y en el mercado de trabajo (-1,9 puntos), en contraste con el repunte de las expectativas sobre la situación de los hogares en 3,4 puntos.

La confianza se desploma 31 puntos en un año

El CIS observa en septiembre un descenso de las expectativas de consumo de 4,1 puntos respecto al mes de agosto, frente a un retroceso menor, de sólo dos décimas, en las expectativas de ahorro.

Por su parte, los temores de inflación se incrementan 1,2 puntos, en tanto que las expectativas sobre un futuro aumento de los tipos de interés escalan 4,7 puntos en el noveno mes del año.

En términos interanuales, es decir, respecto a septiembre de 2019, la evolución de la confianza del consumidor también es negativa, pues se ha reducido en 31,2 puntos, con pérdidas de 47,5 puntos para el indicador de situación actual y de 14,9 puntos en el de expectativas.

En Libre Mercado

    Servicios